imagotipo

Solicitan 108 pequeños asistir a delfinoterapias

  • El Sol de Hermosillo
  • en Hermosillo

Por Yoanna Romo y Alberto Maytorena

Hasta el momento, se han registrado 108 personas que están interesadas en recibir delfinoterapias en Guaymas, informó Karina Zárate Félix.

La directora del Sistema de Desarrollo Integral de la Familia (DIF) Sonora declaró que aún no se ha emitido una convocatoria formal, pero ya hay usuarios acudiendo a la dependencia para inscribirse.

Indicó que también se han acercado familias para solicitar información sobre los requisitos necesarios para acceder a las terapias con los delfines.

“La invitación para los interesados sigue en tanto se abre la convocatoria formalmente, pero por lo pronto pueden ir acercándose a DIF Estatal para conocer los requisitos”, expuso.

La funcionaria estatal mencionó que los individuos que provengan de otras entidades también son canalizados a las instancias de DIF, ya que algunos llegan directamente al Delfinario.

Después de las rehabilitaciones y modernización del Delfinario Sonora, el pasado 7 de junio llegaron a las instalaciones que se localizan en Guaymas, los cuatro delfines nariz de botella que formarán parte de las terapias.

Debido a que se requiere de un periodo de adaptación en su nuevo estanque, los mamíferos no han tenido acercamientos con la población, será hasta que las autoridades federales de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) y la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) lo autoricen.

Aumenta lista de adopciones

En otra instancia, Karina Zárate Félix reveló que son 62 personas las que se encuentran en la lista de espera de aumentar su familia y adoptar un niño en el DIF.

La titular de la dependencia señaló que en lo que va del año se han realizado 22 adopciones de niños en la Casa Hogar Unacari.

“Seguimos trabajando en el comité de comisión de adopciones para trabajar en un proyecto colegiado en donde se haga la entrega de estos niños a las nuevas familias”, indicó.

La edad de los niños que se encuentran esperando un hogar ronda entre recién nacidos, con tan sólo unos días de vida, hasta jóvenes de 21 años.

Cabe mencionar que estos últimos jóvenes sufren de discapacidades, lo cual hace el proceso de adopción más difícil para ellos por los cuidados que necesitan.