imagotipo

Francois Fillon sorprende a todos y remonta en la elección francesa

Carlos Siula, Corresponsal

PARÍS, Francia. (OEM-Informex).– En una imprevista recuperación de último momento, el candidato del partido de derecha conservadora Los Republicanos (LR), François Fillon, quedó a un punto de distancia de los dos favoritos de la elección, Marine Le Pen y Emmanuel Macron, y está convencido de que será el próximo presidente de Francia.

Fillon espera repetir la sorpresa que protagonizó en las primarias de su partido, cuando derrotó sorpresivamente a Sarkozy contra todos los pronósticos. Su asombrosa remontada se produjo en 72 horas.

También puedes leer: La sombra de la corrupción ensucia las elecciones presidenciales en Francia

Ahora, cuando faltan solo cinco días para la primera vuelta del domingo próximo, Fillon ocupa el tercer lugar en los sondeos divulgados ayer por Ipsos y Opinion Way con 21 por ciento de intenciones de voto, detrás de Marine Le Pen, del Frente Nacional (FN) de extrema derecha, y del candidato social-liberal Emmanuel Macron, empatados con 22 por ciento. Jean-Luc Melenchon, del movimiento de ultra-izquierda La Francia Insumisa, se mantiene con 18 por ciento en cuarta posición.

Infografía: Notimex

Infografía: Notimex

El súbito ascenso de Fillon, que fue primer ministro de Sarkozy de 2007 a 2012, tomó por sorpresa a los institutos de encuestas y a los analistas políticos, dado que su imagen había resultado severamente salpicada por los escándalos que estallaron en la primera parte de su campaña. Como resultado de las investigaciones sobre los supuestos empleos ficticios que acordó durante 12 años a su esposa Penélope y a dos de sus hijos, perdió 10 puntos en las encuestas y cayó del primero al cuarto puesto.

Su recuperación se produjo en parte gracias a su aplomo para resistir las investigaciones de la justicia, la presión de la prensa, el desaliento de una parte de su electorado e incluso la intimidación de un sector de su partido —encabezado por Sarkozy— para que retirara su candidatura.

Más información: Enorme desconcierto en Francia, a una semana de la elección presidencial

El factor determinante, sin embargo, fue el apoyo incondicional que le aportó el movimiento Sens Commun (Sentido Común). Esa organización informal, que nuclea a los sectores tradicionalistas de la Iglesia Católica, había probado su capacidad de movilización en las manifestaciones contra el proyecto de matrimonio homosexual aprobado por el Gobierno de François Hollande en 2014.

En Francia, 60 por ciento de electores se reconocen como católicos, pero solo 5 por ciento es practicante. Pese a todo, el voto cristiano es significativo, sobre todo teniendo en cuenta que 300 mil votantes representan un punto en los resultados.