/ jueves 14 de octubre de 2021

Abordan desaparición forzada desde tres puntos de vista

En el festival interncional Contarnos, una periodista, una antropóloga y la líder de Madres Buscadoras narraron su experiencia

Este jueves en el tercer festival internacional de periodismo y nuevas narrativas, Contarnos MX, se llevó a cabo la Mesa de diálogo, nombrado El duelo y el porvenir: el viaje de Madres Buscadoras de Sonora.

Lee también: Buscadoras de Guaymas publican lista de personas no identificadas

Al encontrarse reunida la líder y fundadora del colectivo, Patricia Flores, la antropóloga y ensayista, Natalia Mendoza y la periodista Astrid Arellano, se compartieron perspectivas y situaciones que se viven en Sonora a consecuencia de la práctica de desapariciones forzadas.

“En Sonora buscamos a más de 4 mil personas desaparecidas hasta la fecha y, bueno para nosotros, nosotros los periodistas, cubrir las dinámicas de la desaparición, la memoria y la resistencia de las familias tampoco es una tarea sencilla”, expresó Astrid Arellano.

De este modo, la líder de Madres Buscadoras de Sonora señaló que su lucha e iniciativa del colectivo comenzó cuando su hijo desapareció el 4 de mayo de 2019 en Bahía de Kino, al no contar con el apoyo de las autoridades.

“Yo me doy cuenta de que tengo que ser yo la que tiene que salir a buscar a mi hijo, con pico, pala y mano; entonces yo empiezo a hacer esta búsqueda inmediatamente, yo estoy con una cubeta en un monte esperando a que amanezca para adentrarme y buscar a mis hijos desaparecidos”, recordó Patricia Flores.

Por otra parte, aclaró que hasta la fecha han localizado 444 cuerpos sin vida y 425 personas con vida, entregadas a sus familias en distintas partes del país con recursos propios del colectivo; sin embargo, aún no ha logrado obtener paz para ella y su familia.

“No he podido encontrar a mi hijo que es por lo que estoy aquí de pie, lo que me da fuerza para seguir con la esperanza de encontrarlo de volverlo a traer a casa cada día que paso sin él, es como estar muerta en vida”, lamentó.

Asimismo, la antropóloga Natalia Mendoza señaló que al comenzar a investigar sobre el tráfico de drogas y el cambio de las relaciones sociales en Altar, Sonora, indicó que sólo había dos casos de personas desparecidas.

“A partir del 2010, como en el resto de México, suceden una serie de cambios que no puedo resumir aquí, pero digamos que se militariza el combate al tráfico de drogas como las organizaciones criminales mismas, empiezan a surgir sicarios, milicias armadas y se empieza a ver que la desaparición forzada se convierte en práctica común, una práctica que el gobierno le enseñó a los grupos criminales”, explicó.

Al mostrarse los puntos de vista por cada uno de los participantes, Patricia Flores indicó que es necesario que las autoridades hagan su trabajo, ya que cuando eso pase ya no habrá necesidad del colectivo de exponer sus vidas en campos y zonas de peligro.

También se hizo hincapié en la importancia de no re victimizar a las personas desaparecidas, ya que, como se señala por Natalia Mendoza, la culpabilidad e inocencia de los desaparecidos deben dejar de pensarse entre los buenos y malos por la sociedad, ya que las desapariciones forzadas pueden ocurrirle a cualquier persona.

Foto: Cortesía | Madres Buscadoras de Sonora

Este jueves en el tercer festival internacional de periodismo y nuevas narrativas, Contarnos MX, se llevó a cabo la Mesa de diálogo, nombrado El duelo y el porvenir: el viaje de Madres Buscadoras de Sonora.

Lee también: Buscadoras de Guaymas publican lista de personas no identificadas

Al encontrarse reunida la líder y fundadora del colectivo, Patricia Flores, la antropóloga y ensayista, Natalia Mendoza y la periodista Astrid Arellano, se compartieron perspectivas y situaciones que se viven en Sonora a consecuencia de la práctica de desapariciones forzadas.

“En Sonora buscamos a más de 4 mil personas desaparecidas hasta la fecha y, bueno para nosotros, nosotros los periodistas, cubrir las dinámicas de la desaparición, la memoria y la resistencia de las familias tampoco es una tarea sencilla”, expresó Astrid Arellano.

De este modo, la líder de Madres Buscadoras de Sonora señaló que su lucha e iniciativa del colectivo comenzó cuando su hijo desapareció el 4 de mayo de 2019 en Bahía de Kino, al no contar con el apoyo de las autoridades.

“Yo me doy cuenta de que tengo que ser yo la que tiene que salir a buscar a mi hijo, con pico, pala y mano; entonces yo empiezo a hacer esta búsqueda inmediatamente, yo estoy con una cubeta en un monte esperando a que amanezca para adentrarme y buscar a mis hijos desaparecidos”, recordó Patricia Flores.

Por otra parte, aclaró que hasta la fecha han localizado 444 cuerpos sin vida y 425 personas con vida, entregadas a sus familias en distintas partes del país con recursos propios del colectivo; sin embargo, aún no ha logrado obtener paz para ella y su familia.

“No he podido encontrar a mi hijo que es por lo que estoy aquí de pie, lo que me da fuerza para seguir con la esperanza de encontrarlo de volverlo a traer a casa cada día que paso sin él, es como estar muerta en vida”, lamentó.

Asimismo, la antropóloga Natalia Mendoza señaló que al comenzar a investigar sobre el tráfico de drogas y el cambio de las relaciones sociales en Altar, Sonora, indicó que sólo había dos casos de personas desparecidas.

“A partir del 2010, como en el resto de México, suceden una serie de cambios que no puedo resumir aquí, pero digamos que se militariza el combate al tráfico de drogas como las organizaciones criminales mismas, empiezan a surgir sicarios, milicias armadas y se empieza a ver que la desaparición forzada se convierte en práctica común, una práctica que el gobierno le enseñó a los grupos criminales”, explicó.

Al mostrarse los puntos de vista por cada uno de los participantes, Patricia Flores indicó que es necesario que las autoridades hagan su trabajo, ya que cuando eso pase ya no habrá necesidad del colectivo de exponer sus vidas en campos y zonas de peligro.

También se hizo hincapié en la importancia de no re victimizar a las personas desaparecidas, ya que, como se señala por Natalia Mendoza, la culpabilidad e inocencia de los desaparecidos deben dejar de pensarse entre los buenos y malos por la sociedad, ya que las desapariciones forzadas pueden ocurrirle a cualquier persona.

Foto: Cortesía | Madres Buscadoras de Sonora

Local

Urgen recursos para terminar preparatoria en Cananea, está en obra negra

El Sintaceptes urgió a las autoridades la inyección de recursos a la escuela preparatoria del Conalep en Cananea

Policiaca

Rumbo a la Mina incendian un vehículo con una persona al interior

Hasta el momento, se desconocen detalles del hecho ocurrido en el kilómetro 6 de la carretera a Mina Nyco, frente al relleno sanitario de Hermosillo

Local

Regularizan más de 600 autos chocolate por día en Sonora

Los módulos del Registro Público Vehicular trabajan a su máxima capacidad en varios municipios de la entidad

Gossip

El eclecticismo sonoro de Santigold

La artista regresa con Spirituals, un álbum que la ayudó a salir del letargo y que espera que pueda servir de la misma manera a otras personas

Salud

Ventilar sigue siendo esencial en lucha contra el Covid

Médicos y epidemiólogos recuerdan que airear nuestros espacios es uno de los "gestos barrera" más efectivos, aunque en general no se habla mucho del tema en el mundo

Ciencia

Cómo afecta a la salud volar al espacio

Un nuevo estudio dice que debido a la microgravedad del espacio los astronautas experimentan una pérdida de masa ósea

Sociedad

Deprimidos, ocho de cada 100 mexicanos

Es la primera causa de discapacidad entre las mujeres, mientras que en los hombres es la novena, asegura especialista

Finanzas

Salida de empresas de la BMV genera desconfianza

Analistas destacan el entorno económico, aun cuando estas decisiones son "algo natural"

Virales

¿Te imaginas una versión japonesa de ‘La Chona’? Banda lo hace posible

La Chona es una pieza clásica de las fiestas en México, y así es como suena en otro idioma