/ miércoles 31 de julio de 2019

En vacaciones los niños son mas propensos a sufrir accidentes: Especialista

Alejandro González Mares expuso que las principales atenciones médicas en urgencias están relacionadas a traumatismos o lesiones, así como intoxicaciones y quemaduras.

En época de vacaciones los niños son más propensos a tener accidentes en el hogar, informó el pediatra Alejandro González Mares.

El especialista indicó que las principales causas de atención a menores en el área de urgencias de los hospitales son por traumatismos, intoxicación y quemaduras.

“Hay desde golpes leves como caídas, raspaduras o heridas en la piel, hasta otros más severos como fracturas de extremidades, que es lo más común, aunque también pueden registrarse golpes en el cráneo que generan traumatismo craneoencefálico”, subrayó.

No obstante, otras urgencias que se presentan son los casos de intoxicación por consumir, inhalar o untase en la piel, productos cáusticos de limpieza o químicos.

González Mares destacó que estas sustancias pueden provocar quemaduras en la piel por la exposición directa a ellas e incluso, en caso de que sean ingeridas, pueden ocasionar daños a órganos.

Los padres de familia, puntualizó, no pierdan tiempo tratando de hacer que los niños vomiten los líquidos, asimismo deben evitar el uso de remedios caseros como darles a tomar leche, agua o bebidas preparadas, pues esto puede agravar la situación.

En época de vacaciones los niños son más propensos a tener accidentes en el hogar, informó el pediatra Alejandro González Mares.

El especialista indicó que las principales causas de atención a menores en el área de urgencias de los hospitales son por traumatismos, intoxicación y quemaduras.

“Hay desde golpes leves como caídas, raspaduras o heridas en la piel, hasta otros más severos como fracturas de extremidades, que es lo más común, aunque también pueden registrarse golpes en el cráneo que generan traumatismo craneoencefálico”, subrayó.

No obstante, otras urgencias que se presentan son los casos de intoxicación por consumir, inhalar o untase en la piel, productos cáusticos de limpieza o químicos.

González Mares destacó que estas sustancias pueden provocar quemaduras en la piel por la exposición directa a ellas e incluso, en caso de que sean ingeridas, pueden ocasionar daños a órganos.

Los padres de familia, puntualizó, no pierdan tiempo tratando de hacer que los niños vomiten los líquidos, asimismo deben evitar el uso de remedios caseros como darles a tomar leche, agua o bebidas preparadas, pues esto puede agravar la situación.