/ lunes 11 de octubre de 2021

Las monjas fantasmas de la capilla del Carmen y la calle Serdán

¿Cuántas veces has caminado por ahí sin notar que alguien te acompaña? Quizás no conocías la historia, por eso no escuchaste los susurros ni a los bebés

Cuando la noche es más oscura y es poco probable encontrarse múltiples personas en la calle Serdán, en el Centro de Hermosillo, es cuando se escuchan voces, gritos y otros ruidos sin explicación, además de mujeres embarazadas deambulando sin tocar el suelo.

Por generaciones, habitantes de esta zona de la capital sonorense han relatado cómo esta avenida tan transitada de día, se convierte en una ruta del terror por la noche debido a historias y leyendas paranormales generadas por ser la zona con más antigüedad de la ciudad.

Parte de la leyenda cuenta que a mitad del siglo pasado, sobre la Serdán existió un convento de monjas, sitio en el decían que eran ingresadas las mujeres con embarazos no deseados, incluso algunas de ellas nunca más se volvieron a ver.

Al anochecer, esta avenida ubicada en el Centro de la ciudad se ve tétrica / Foto: Carlos Villalba | El Sol de Hermosillo

Los relatos narran que años después, mientras avanzaba la modernización de la ciudad, los edificios de ese sector se fueron derrumbando; mientras ocurría esto, en el que se presume era el convento, se encontró una pared de gran grosor y en su interior los restos de recién nacidos.

Se cuenta que los bebés son los gritos que supuestamente se escuchan en esta conocida calle, aquellos que las monjas trataron de esconder o que fallecieron en el convento.

Se presume en la historia que las mujeres que se ven flotando son las madres de estos niños, que siguen deambulando por el lugar sin consuelo.

Aunado a esto, en la leyenda que se ha difundido en Hermosillo se dice que tanto el convento como la calle Serdán contaban con un túnel que estaba conectado con la Catedral Metropolitana, el cual se dice que aún existe, pero se encuentra bloqueado.

El camino de las acequias

El cronista municipal, Ignacio Lagarda Lagarda, compartió que la capital del Estado cuenta con diversas acequias, canales y acueductos elaborados desde 1772, la mayoría embovedados y ocultos bajo tierra.

Al anochecer, esta avenida ubicada en el Centro de la ciudad se ve tétrica / Foto: Carlos Villalba | El Sol de Hermosillo

En 1845 se presentó un plano de la ciudad mostrando con detalle la distribución de las tierras y canales partiendo de las tomas en el Río Sonora, en las inmediaciones de lo que hoy es la cortina de la Presa Abelardo L. Rodríguez.

La red de repartición de agua estaba conformada por tres canales principales, San Benito (para el riego de la zona norte), Carretera-San Antonio o también llamada Del Común (riego zona centro) y El Torreón (riego zona sur).

La acequia del Común bajaba hacia el sur desde el puente colorado, al oriente de la Alameda (actual Parque Madero), luego viraba hacia el oeste pasando por el costado norte de la Capilla Del Carmen para luego introducirse en la zona urbana por los traspatios de las casas entre las calles Serdán y Chihuahua, entre ellos el Obispado (Seminario Conciliar localizado en Serdán y Yáñez), y salía a la calle Hidalgo (Pino Suárez).

Fue en los años treinta cuando el gobernador Rodolfo Elías Calles (1931-1934) decidió embovedar las acequias del Común y del Alto, dando origen a mitos o leyendas urbanas.

Algunas personas cuentan que las monjas abandonaban a sus bebés en esos caminos ocultos / Foto: Carlos Villalba | El Sol de Hermosillo

Lagarda Lagarda expuso que entre estas se encuentra que el obispo de Sonora (no dice cuál) mandó construir (no dice cuándo) un túnel desde la Capilla del Carmen, que pasaba por debajo del Seminario Conciliar (localizado en Serdán y Yáñez), hasta la Catedral Metropolitana, para que las monjas que vivían en el monasterio de la capilla pudieran ir a visitarlo sin que la población lo supiera.

¡Recibe las noticias directo en tu celular! Suscríbete al WhatsApp de El Sol de Hermosillo

“La leyenda dice también que se han encontrado restos óseos de infantes que fueron enterrados en esos túneles y que eran producto de abortos de las monjas embarazadas”, añadió.

Cuando la noche es más oscura y es poco probable encontrarse múltiples personas en la calle Serdán, en el Centro de Hermosillo, es cuando se escuchan voces, gritos y otros ruidos sin explicación, además de mujeres embarazadas deambulando sin tocar el suelo.

Por generaciones, habitantes de esta zona de la capital sonorense han relatado cómo esta avenida tan transitada de día, se convierte en una ruta del terror por la noche debido a historias y leyendas paranormales generadas por ser la zona con más antigüedad de la ciudad.

Parte de la leyenda cuenta que a mitad del siglo pasado, sobre la Serdán existió un convento de monjas, sitio en el decían que eran ingresadas las mujeres con embarazos no deseados, incluso algunas de ellas nunca más se volvieron a ver.

Al anochecer, esta avenida ubicada en el Centro de la ciudad se ve tétrica / Foto: Carlos Villalba | El Sol de Hermosillo

Los relatos narran que años después, mientras avanzaba la modernización de la ciudad, los edificios de ese sector se fueron derrumbando; mientras ocurría esto, en el que se presume era el convento, se encontró una pared de gran grosor y en su interior los restos de recién nacidos.

Se cuenta que los bebés son los gritos que supuestamente se escuchan en esta conocida calle, aquellos que las monjas trataron de esconder o que fallecieron en el convento.

Se presume en la historia que las mujeres que se ven flotando son las madres de estos niños, que siguen deambulando por el lugar sin consuelo.

Aunado a esto, en la leyenda que se ha difundido en Hermosillo se dice que tanto el convento como la calle Serdán contaban con un túnel que estaba conectado con la Catedral Metropolitana, el cual se dice que aún existe, pero se encuentra bloqueado.

El camino de las acequias

El cronista municipal, Ignacio Lagarda Lagarda, compartió que la capital del Estado cuenta con diversas acequias, canales y acueductos elaborados desde 1772, la mayoría embovedados y ocultos bajo tierra.

Al anochecer, esta avenida ubicada en el Centro de la ciudad se ve tétrica / Foto: Carlos Villalba | El Sol de Hermosillo

En 1845 se presentó un plano de la ciudad mostrando con detalle la distribución de las tierras y canales partiendo de las tomas en el Río Sonora, en las inmediaciones de lo que hoy es la cortina de la Presa Abelardo L. Rodríguez.

La red de repartición de agua estaba conformada por tres canales principales, San Benito (para el riego de la zona norte), Carretera-San Antonio o también llamada Del Común (riego zona centro) y El Torreón (riego zona sur).

La acequia del Común bajaba hacia el sur desde el puente colorado, al oriente de la Alameda (actual Parque Madero), luego viraba hacia el oeste pasando por el costado norte de la Capilla Del Carmen para luego introducirse en la zona urbana por los traspatios de las casas entre las calles Serdán y Chihuahua, entre ellos el Obispado (Seminario Conciliar localizado en Serdán y Yáñez), y salía a la calle Hidalgo (Pino Suárez).

Fue en los años treinta cuando el gobernador Rodolfo Elías Calles (1931-1934) decidió embovedar las acequias del Común y del Alto, dando origen a mitos o leyendas urbanas.

Algunas personas cuentan que las monjas abandonaban a sus bebés en esos caminos ocultos / Foto: Carlos Villalba | El Sol de Hermosillo

Lagarda Lagarda expuso que entre estas se encuentra que el obispo de Sonora (no dice cuál) mandó construir (no dice cuándo) un túnel desde la Capilla del Carmen, que pasaba por debajo del Seminario Conciliar (localizado en Serdán y Yáñez), hasta la Catedral Metropolitana, para que las monjas que vivían en el monasterio de la capilla pudieran ir a visitarlo sin que la población lo supiera.

¡Recibe las noticias directo en tu celular! Suscríbete al WhatsApp de El Sol de Hermosillo

“La leyenda dice también que se han encontrado restos óseos de infantes que fueron enterrados en esos túneles y que eran producto de abortos de las monjas embarazadas”, añadió.

Local

Compras decembrinas traerán recuperación a comerciantes

Empresarios del primer cuadro de la ciudad tienen expectativas de que se eleven sus ventas 80%

Local

¡Ya es oficial! La casa de Santa abrirá sus puertas a partir del 13 de diciembre 

Después de un 2020 sin actividad, este 2021 regresan el gran espectáculo navideño en Hermosillo

Local

Masacre de Bavispe no quedará impune: Alfonso Durazo

El Gobernador de Sonora recordó que habrá justicia para las familias que fueron vulneradas en 2014

Salud

Cuida e hidrata tu piel durante el invierno; te decimos por qué

En el invierno la falta de cuidados de la piel puede ocasionar daños que van desde la resequedad y comezón

Deportes

Ana Óquita Montaño: El futuro del softbol sonorense

La hermosillense con tan sólo 15 años ya es ganadora absoluta del Premio Municipal del Deporte

Gossip

GS Entertainment: 15 años de rock and roll

Guillermo "Memo" Salas, es un promotor de la Ciudad, Obregón, que ha sabido enfrentar las dificultades de traer el rock al Estado

Cultura

México y EU trabajan para frenar delincuencia y tráfico de migrantes: Ken Salazar

El embajador de EU en México aseguró que la delincuencia y la migración son temas de sumo interés en la relación bilateral

Literatura

Reviven a Juan José Arreola a través de recuerdo en la FIL Guadalajara 2021

Es necesario leerlo hoy en día para poder apreciar parte de su poética, coincidieron familiares y lectores del escritor jalisciense

Literatura

"Vietnam", un libro sobre descubrirse a través del punk, la música y el amor

A 16 años de haber publicado la primera edición de su libro, Mariño González aseguró estar conforme con su creación