/ viernes 10 de mayo de 2019

Marchan Guerreras Buscadoras de Sonora

Exigen apoyo de las autoridades gubernamentales para encontrar a sus “tesoros”

Con la desesperación e impotencia reflejada en sus rostros y la esperanza de volver a ver a sus hijos, las integrantes del colectivo Guerreras Buscadoras de Sonora marcharon en este Día de las Madres en la ciudad de Hermosillo.

Alrededor de 65 mujeres se reunieron en la plaza Emiliana de Zubeldía para emprender su camino hacia el Palacio de Gobierno, en donde exigieron el apoyo de las autoridades gubernamentales para encontrar a sus “tesoros”.

María Franca Molina Valenzuela indicó que el pasado 13 de julio de 2018 su hijo, Bernardo Alán Ruíz Molina salió de su domicilio en la colonia Las Lomas para acudir a un establecimiento donde cortan el cabello, sin embargo, nunca volvió.

“Él salió rumbo a una barbería a cortarse el pelo a las 2:00 de la tarde y a las 3:36 él me llamó para preguntarme si ya estaba la comida lista, mi respuesta fue que regresara a la casa porque ocupaba unas verduras, a las 5:00 de la tarde yo le vuelvo a marcar porque no llegaba y ya su teléfono estaba apagado”, relató.

La madre comentó que lo buscaron arduamente durante las próximas horas y se interpuso la denuncia correspondiente, sin embargo, a 10 meses de la desaparición de Bernardo, las autoridades no han encontrado ningún indicio de su paradero.

Por su parte, la señora Cecilia Terán Muñoz, busca a su hijo Hiram Octavio Encinas Terán, quien no se sabe nada de él desde el 11 de mayo de 2018, cuando iba rumbo al municipio de Yécora.

Debido al grave problema de seguridad que se vive en dicha localidad, Cecilia pide el apoyo del Gobierno del Estado que la ayuden a buscarlo.

“Es intransitable debido a los enfrentamientos que ha habido, hay mucho silencio por los aledaños de por ahí, nos recomienda no ir, nos sugieren no ir a buscar, es peligrosos, las autoridades nos sugieren ir allá porque allá sucedieron los hechos, pero cómo voy a ir y a buscar si ni ellos pueden ir”, externó.

Las Guerreras Buscadoras aseguran que este 10 de mayo no hay nada qué celebrar, pues el hecho de no saber el paradero de sus hijos las llena de dolor, incertidumbre e impotencia.

Con la desesperación e impotencia reflejada en sus rostros y la esperanza de volver a ver a sus hijos, las integrantes del colectivo Guerreras Buscadoras de Sonora marcharon en este Día de las Madres en la ciudad de Hermosillo.

Alrededor de 65 mujeres se reunieron en la plaza Emiliana de Zubeldía para emprender su camino hacia el Palacio de Gobierno, en donde exigieron el apoyo de las autoridades gubernamentales para encontrar a sus “tesoros”.

María Franca Molina Valenzuela indicó que el pasado 13 de julio de 2018 su hijo, Bernardo Alán Ruíz Molina salió de su domicilio en la colonia Las Lomas para acudir a un establecimiento donde cortan el cabello, sin embargo, nunca volvió.

“Él salió rumbo a una barbería a cortarse el pelo a las 2:00 de la tarde y a las 3:36 él me llamó para preguntarme si ya estaba la comida lista, mi respuesta fue que regresara a la casa porque ocupaba unas verduras, a las 5:00 de la tarde yo le vuelvo a marcar porque no llegaba y ya su teléfono estaba apagado”, relató.

La madre comentó que lo buscaron arduamente durante las próximas horas y se interpuso la denuncia correspondiente, sin embargo, a 10 meses de la desaparición de Bernardo, las autoridades no han encontrado ningún indicio de su paradero.

Por su parte, la señora Cecilia Terán Muñoz, busca a su hijo Hiram Octavio Encinas Terán, quien no se sabe nada de él desde el 11 de mayo de 2018, cuando iba rumbo al municipio de Yécora.

Debido al grave problema de seguridad que se vive en dicha localidad, Cecilia pide el apoyo del Gobierno del Estado que la ayuden a buscarlo.

“Es intransitable debido a los enfrentamientos que ha habido, hay mucho silencio por los aledaños de por ahí, nos recomienda no ir, nos sugieren no ir a buscar, es peligrosos, las autoridades nos sugieren ir allá porque allá sucedieron los hechos, pero cómo voy a ir y a buscar si ni ellos pueden ir”, externó.

Las Guerreras Buscadoras aseguran que este 10 de mayo no hay nada qué celebrar, pues el hecho de no saber el paradero de sus hijos las llena de dolor, incertidumbre e impotencia.