/ viernes 13 de marzo de 2020

[Video] ¡Ha llegado la cuaresma y su tradicional capirotada!

La elaboración de este platillo de temporada tiene varias recetas, depende del origen de la familia y de su historia; conoce la de Rossy y Adriana

La capirotada es un postre tradicional que se acostumbra comer durante la cuaresma, se conforma por distintos ingredientes entre ellos fruta fresca, pan, queso y piloncillo y se prepara principalmente el día miércoles de ceniza y cada viernes.

RECIBE LAS NOTICIAS DE EL SOL DE HERMOSILLO DIRECTO EN TU WHATSAPP, SUSCRÍBETE AQUÍ

Una explosión de sabor entre lo salado y lo dulce cautiva el paladar de su público, aunque existen distintas formas en su elaboración, la capirotada tradicional y la blanca es reconocida por los comensales, siendo este el postre de Semana Santa.

Rossy Castro y Adriana López cocinan capirotada desde hace años atrás, su sazón y elaboración llevan más que un ingrediente: una historia de vida.

La capirotada sonorense de Rossy Castro

Inició hace dos años con la venta del postre para apoyarse con gastos médicos que tenía debido a que su madre había enfermado.

“Desde que me casé empecé a hacerla, pero éste es mi segundo año consecutivo que la hago para vender, todo empezó porque mi mamá estaba enferma y necesitaba hacerle estudios, entonces empecé a vender para ayudarme y a la gente le gustó mucho y este año la hice de nuevo”, compartió Rossy.

Sus padres eran originarios de la Costa de Hermosillo, al ver a su madre y la tradición y curiosidad que llevaba la elaboración del platillo convenció a Rossy a aprender todo lo referente al postre.

Los ingredientes que utiliza son miel a base de agua con piloncillo, canela, clavo y manzana, pan tostado, mantequilla, plátano, pera, cubierto de biznaga, ciruela, pasas y cacahuates.

En un refractario coloca los panes en forma horizontal y comienza a añadir el material por capas hasta llegar arriba, se baña con la mezcla y se deja reposar de 10 a 15 minutos.

“La gente me ha dicho que está muy buena que les gusta, los mismos clientes me la piden cuando se va acercando la fecha, me deja mucho satisfacción hacerla y lo que le dejo a mis clientes, a mi familia porque a todos nos gusta”, mencionó Rossy.

La inversión que se hace para este platillo varía entre 250 a 300 pesos y por día hace aproximadamente ocho litros, también compartió que en el 2019 elaboró hasta 15 litros en un solo día.

Capirotada blanca sinaloense, de Adriana López

Adriana prepara capirotada blanca desde hace 30 años, aprendió mientras veía a su mamá hacerla. Una tradición que va de generación en generación y que aún se sigue manteniendo como el postre favorito de la familia.

“Esta capirotada es muy común pero en otros estados, mi mamá y mi abuela son de Sinaloa y hasta donde sé por allá la aprendieron, yo siempre he vivido aquí en Sonora y mi mamá siempre la hizo y aquí muy poca gente la prepara, otros utilizan pan de barra, lo hacen distinto a como es la original”, manifestó.

La capirotada auténtica se utilizan el pan picón que se hace al sur del país, en Hermosillo son muy pocos los lugares donde lo encuentras, debido a esto se sustituye por conchitas y los ingredientes que lleva son huevos, Maizena blanca, vainilla, pasas, ciruela pasa, fruta natural, leche condensada, nuez, leche evaporada, canela entera, agua y coco rallado, le lleva un tiempo aproximado de 1 hora y media hacerla e invierte alrededor de 500 pesos.

“Siempre la he hecho para la familia es como seguir la tradición de mi mamá y lo que sea se ha vuelto para mi más bonito es que de los nueve hermanos que somos, solo dos de nosotros la hacemos y me gusta consentir a mi familia haciendo la capirotada blanca”, expresó Adriana.

La capirotada blanca se come fría, en el momento de la elaboración los ingredientes se integran en una olla y se cocinan en el fuego, al terminar de incorporar cada una de las capas en el recipiente se pone en el refrigerador para que cuaje la mezcla y queda la textura ideal.

“Lo más difícil para mí es cuando lo estás preparando tú sola y en el momento que pones la maizena en el agua hirviendo con la canela tienes que batirlo y no dejarlo de hacer, luego tienes que batir al mismo tiempo la clara y dejarla a punto de turrón entonces eso es lo que me hace más difícil durante la preparación”, señaló.

Adriana invitó a la comunidad a degustar y crear su propia capirotada blanca, así como también conocer de la amplia gastronomía que existe en el país.

La capirotada es un postre tradicional que se acostumbra comer durante la cuaresma, se conforma por distintos ingredientes entre ellos fruta fresca, pan, queso y piloncillo y se prepara principalmente el día miércoles de ceniza y cada viernes.

RECIBE LAS NOTICIAS DE EL SOL DE HERMOSILLO DIRECTO EN TU WHATSAPP, SUSCRÍBETE AQUÍ

Una explosión de sabor entre lo salado y lo dulce cautiva el paladar de su público, aunque existen distintas formas en su elaboración, la capirotada tradicional y la blanca es reconocida por los comensales, siendo este el postre de Semana Santa.

Rossy Castro y Adriana López cocinan capirotada desde hace años atrás, su sazón y elaboración llevan más que un ingrediente: una historia de vida.

La capirotada sonorense de Rossy Castro

Inició hace dos años con la venta del postre para apoyarse con gastos médicos que tenía debido a que su madre había enfermado.

“Desde que me casé empecé a hacerla, pero éste es mi segundo año consecutivo que la hago para vender, todo empezó porque mi mamá estaba enferma y necesitaba hacerle estudios, entonces empecé a vender para ayudarme y a la gente le gustó mucho y este año la hice de nuevo”, compartió Rossy.

Sus padres eran originarios de la Costa de Hermosillo, al ver a su madre y la tradición y curiosidad que llevaba la elaboración del platillo convenció a Rossy a aprender todo lo referente al postre.

Los ingredientes que utiliza son miel a base de agua con piloncillo, canela, clavo y manzana, pan tostado, mantequilla, plátano, pera, cubierto de biznaga, ciruela, pasas y cacahuates.

En un refractario coloca los panes en forma horizontal y comienza a añadir el material por capas hasta llegar arriba, se baña con la mezcla y se deja reposar de 10 a 15 minutos.

“La gente me ha dicho que está muy buena que les gusta, los mismos clientes me la piden cuando se va acercando la fecha, me deja mucho satisfacción hacerla y lo que le dejo a mis clientes, a mi familia porque a todos nos gusta”, mencionó Rossy.

La inversión que se hace para este platillo varía entre 250 a 300 pesos y por día hace aproximadamente ocho litros, también compartió que en el 2019 elaboró hasta 15 litros en un solo día.

Capirotada blanca sinaloense, de Adriana López

Adriana prepara capirotada blanca desde hace 30 años, aprendió mientras veía a su mamá hacerla. Una tradición que va de generación en generación y que aún se sigue manteniendo como el postre favorito de la familia.

“Esta capirotada es muy común pero en otros estados, mi mamá y mi abuela son de Sinaloa y hasta donde sé por allá la aprendieron, yo siempre he vivido aquí en Sonora y mi mamá siempre la hizo y aquí muy poca gente la prepara, otros utilizan pan de barra, lo hacen distinto a como es la original”, manifestó.

La capirotada auténtica se utilizan el pan picón que se hace al sur del país, en Hermosillo son muy pocos los lugares donde lo encuentras, debido a esto se sustituye por conchitas y los ingredientes que lleva son huevos, Maizena blanca, vainilla, pasas, ciruela pasa, fruta natural, leche condensada, nuez, leche evaporada, canela entera, agua y coco rallado, le lleva un tiempo aproximado de 1 hora y media hacerla e invierte alrededor de 500 pesos.

“Siempre la he hecho para la familia es como seguir la tradición de mi mamá y lo que sea se ha vuelto para mi más bonito es que de los nueve hermanos que somos, solo dos de nosotros la hacemos y me gusta consentir a mi familia haciendo la capirotada blanca”, expresó Adriana.

La capirotada blanca se come fría, en el momento de la elaboración los ingredientes se integran en una olla y se cocinan en el fuego, al terminar de incorporar cada una de las capas en el recipiente se pone en el refrigerador para que cuaje la mezcla y queda la textura ideal.

“Lo más difícil para mí es cuando lo estás preparando tú sola y en el momento que pones la maizena en el agua hirviendo con la canela tienes que batirlo y no dejarlo de hacer, luego tienes que batir al mismo tiempo la clara y dejarla a punto de turrón entonces eso es lo que me hace más difícil durante la preparación”, señaló.

Adriana invitó a la comunidad a degustar y crear su propia capirotada blanca, así como también conocer de la amplia gastronomía que existe en el país.

Local

Compras decembrinas traerán recuperación a comerciantes

Empresarios del primer cuadro de la ciudad tienen expectativas de que se eleven sus ventas 80%

Local

¡Ya es oficial! La casa de Santa abrirá sus puertas a partir del 13 de diciembre 

Después de un 2020 sin actividad, este 2021 regresan el gran espectáculo navideño en Hermosillo

Local

Masacre de Bavispe no quedará impune: Alfonso Durazo

El Gobernador de Sonora recordó que habrá justicia para las familias que fueron vulneradas en 2014

Deportes

Ana Óquita Montaño: El futuro del softbol sonorense

La hermosillense con tan sólo 15 años ya es ganadora absoluta del Premio Municipal del Deporte

Salud

Cuida e hidrata tu piel durante el invierno; te decimos por qué

En el invierno la falta de cuidados de la piel puede ocasionar daños que van desde la resequedad y comezón

Gossip

GS Entertainment: 15 años de rock and roll

Guillermo "Memo" Salas, es un promotor de la Ciudad, Obregón, que ha sabido enfrentar las dificultades de traer el rock al Estado

Cultura

México y EU trabajan para frenar delincuencia y tráfico de migrantes: Ken Salazar

El embajador de EU en México aseguró que la delincuencia y la migración son temas de sumo interés en la relación bilateral

Literatura

Reviven a Juan José Arreola a través de recuerdo en la FIL Guadalajara 2021

Es necesario leerlo hoy en día para poder apreciar parte de su poética, coincidieron familiares y lectores del escritor jalisciense

Literatura

"Vietnam", un libro sobre descubrirse a través del punk, la música y el amor

A 16 años de haber publicado la primera edición de su libro, Mariño González aseguró estar conforme con su creación