imagotipo

Menos del 15% de las organizaciones de la sociedad civil reciben recursos públicos

  • Redacción El Sol de México
  • en México

Un sinnúmero de agencias públicas otorgan fondos designados a Organizaciones de la Sociedad Civil (OSC) conformadas por el propio Gobierno o que forman parte de la estructura gubernamental; además, exigen técnicas en solicitudes que son difíciles de cumplir, limitaciones en el uso de fondos para pagar personal fijo y la obligación de utilizar todos los fondos concedidos en un solo año. Por todos estos motivos, menos del 15 por ciento de las OSC registradas bajo la Ley de Fomento reciben fondos públicos.

Lo anterior lo revela un estudio de la Open Society Foundationes (Fundaciones de Sociedad Abierta), donde se destaca que el sector social genera un millón de empleos al año, de los cuales solo el 44 por ciento son remunerados y el resto de los esfuerzos son gratuitos por parte de voluntarios. Esto nos ubica en el último lugar de una lista de 22 países que generan empleos a través de sus organizaciones ciudadanas. La participación de la sociedad civil organizada en la generación del Producto Interno Bruto (PIB) mexicano se limita al 2 por ciento.

“Actualmente no contamos con una política de Estado que aliente a la sociedad civil a organizarse para contribuir a la producción de los servicios socialmente necesarios que se requieren para lograr un país más justo y equitativo. Aún está presente en la idiosincrasia mexicana la idea de un Gobierno omnipotente, lo que explica en cierta medida por qué en México se espera que las autoridades resuelvan todo, y no sean los ciudadanos quienes organizadamente intenten subsanar parte de esas deficiencias en beneficio de la colectividad, como ocurre en muchos otros países de Latinoamérica’’.

El documento indica que el sector social genera un millón de empleos al año, de los cuales solo el 44 por ciento son remunerados y el resto de los esfuerzos son gratuitos por parte de voluntarios. Esto nos ubica en el último lugar de una lista de 22 países que generan empleos a través de sus organizaciones ciudadanas. La participación de la sociedad civil organizada en la generación del Producto Interno Bruto (PIB) mexicano se limita al 2 por ciento.

Según datos del Sistema de Información sobre Organizaciones de la Sociedad Civil (SIOS) de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), las entidades de nuestro país que cuentan con mayor número de instituciones son: la Ciudad de México (31 por ciento), Coahuila (8 por ciento), Estado de México (5 por ciento), Nuevo León (4 por ciento) y Jalisco (3 por ciento), lo que representa el 51 por ciento del total de instituciones registradas.

Asimismo, las zonas territoriales en que se desarrollan sus proyectos, presentan los siguientes porcentajes: 30 por ciento local, 22 por ciento nacional, 16 por ciento estatal, 16 por ciento regional, 10 por ciento municipal y 6 por ciento internacional. Dentro de estas zonas, los sectores de la población que son atendidos por las organizaciones son: población en general (48 por ciento), familias (29 por ciento), personas con capacidades diferentes (17 por ciento), campesinos (15 por ciento), indígenas (13 por ciento) y colonos (10 por ciento). Los temas y ámbitos de acción han sido clasificados por el SIOS en cinco rubros: derechos humanos, derecho comunitario, ecología, educación y salud.