/ martes 17 de noviembre de 2020

En tianguis y en la web, venden pruebas Covid piratas

Montan laboratorios falsos para aplicarlas y suplantan páginas de internet, donde piden depósitos bancarios

Con la llegada de la pandemia a México, organizaciones criminales encontraron un nuevo nicho para defraudar a la gente a través de la venta de pruebas apócrifas para detectar Covid-19, además de cubrebocas y gel antibacterial sin proceso de calidad que jóvenes reclutados por estos grupos distribuyen en mercados y tianguis.

La venta apócrifa de este material se concentra en la Ciudad de México, Jalisco, Tamaulipas y Chihuahua. En este último estado, el mes pasado la Administración General de Aduanas (AGA) y la Guardia Nacional decomisaron 10 mil 950 piezas de pruebas médicas para Covid-19, en el punto fronterizo de la sección aduanera de Zaragoza, en Ciudad Juárez, Chihuahua.

➡️ Mantente informado en nuestro canal de Google Noticias

Raúl Sapién Santos, presidente del Consejo Nacional de Seguridad Privada (CNSP), sostiene que detrás de este contrabando está el crimen organizado que, a través del comercio informal, rodea las calles donde sólo basta con abrir la cajuela de sus autos para comercializar gel antibacterial, mascarillas y pruebas rápidas de Covid-19.

“La autoridad federal detectó que los delincuentes no sólo están montando laboratorios falsos para aplicar pruebas apócrifas, sino que suplantan páginas oficiales como ocurrió hace unos meses con la farmacéutica Bayer, a través de la cual pedían depósitos bancarios a cambio de mandarles pruebas rápidas del virus que nunca llegaron”, dijo en entrevista a El Sol de México.

El jueves 26 de marzo, la farmacéutica emitió un comunicado alertando de una cuenta falsa en Facebook que vendía pruebas de detección de coronavirus a su nombre.

De acuerdo con Sapién Santos, los grupos criminales se han trasladado de los tianguis al internet, ofreciendo pruebas falsas que llegan a costar entre 22 mil y 24 mil pesos.

Suplantan con logotipos a farmacéuticas reconocidas y establecidasRaúl Sapién Santos / Consejo Nacional de Seguridad Privada

“El fraude en las pruebas falsas consiste en entregar paquetes de 25 reactivos y suplantan con logotipos a farmacéuticas reconocidas y establecidas”.

A esto se suma una falta de supervisión por parte de los tres órdenes de Gobierno para evitar la venta de pruebas apócrifas de Covid-19 aun en laboratorios que no tienen relación con las organizaciones criminales.

En junio pasado, el Consejo Mexicano de Empresas de Diagnóstico Médico (COMED) señaló que había laboratorios aplicando pruebas no autorizadas por la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) para utilizarse en México. Añadió que la Cofepris estaba incumpliendo con la vigilancia para asegurar que los laboratorios ofertaran pruebas rápidas certificadas.

Luego la Cofepris detectó que en Chihuahua se vendían pruebas rápidas de Covid-19 a bajo costo a través de redes sociales, con una supuesta efectividad similar a la “Reacción en Cadena de la Polimerasa” (PCR por sus siglas en inglés), las cuales se aplicaban a domicilio y daban resultado en menos de 15 minutos.

ALERTAN SOBRE RIESGOS

Para impedir que esto siguiera sucediendo, desde agosto la dependencia reveló una lista de 19 pruebas serológicas IgG e IgM (pruebas rápidas) para Covid-19 y su fabricante. Además advirtió que las que se ofertan en redes sociales representan un riesgo “ya que pudieran llevar a una toma de decisiones equivocada, al utilizar una prueba cuyos resultados generen una interpretación inexacta, respecto a la posible presencia de anticuerpos contra el virus SARS-CoV-2”.

Paralelamente, las fiscalías y secretarías de Salud estatales han llevado a cabo clausuras de laboratorios que realizaban pruebas para detectar Covid-19 sin los permisos necesarios. En Jalisco, por ejemplo, fue clausurado el Hospital Puerta de Hierro; y en Tamaulipas y Oaxaca, fueron cerrados laboratorios por no estar certificados y no exhibir los precios al público de la prueba.

En Michoacán, autoridades pidieron el apoyo de la Cofepris al detectar que laboratorios de Morelia emitían falsos positivos de Covid-19, es decir, arrojaban resultados positivos pero al realizar una segunda prueba en otro laboratorio, los resultados salían negativos.

Lo mismo ha ocurrido en Veracruz, Ciudad de México y Estado de México, aunque en todos estos casos no se ha comprobado una relación entre los laboratorios y el crimen.

Con la llegada de la pandemia a México, organizaciones criminales encontraron un nuevo nicho para defraudar a la gente a través de la venta de pruebas apócrifas para detectar Covid-19, además de cubrebocas y gel antibacterial sin proceso de calidad que jóvenes reclutados por estos grupos distribuyen en mercados y tianguis.

La venta apócrifa de este material se concentra en la Ciudad de México, Jalisco, Tamaulipas y Chihuahua. En este último estado, el mes pasado la Administración General de Aduanas (AGA) y la Guardia Nacional decomisaron 10 mil 950 piezas de pruebas médicas para Covid-19, en el punto fronterizo de la sección aduanera de Zaragoza, en Ciudad Juárez, Chihuahua.

➡️ Mantente informado en nuestro canal de Google Noticias

Raúl Sapién Santos, presidente del Consejo Nacional de Seguridad Privada (CNSP), sostiene que detrás de este contrabando está el crimen organizado que, a través del comercio informal, rodea las calles donde sólo basta con abrir la cajuela de sus autos para comercializar gel antibacterial, mascarillas y pruebas rápidas de Covid-19.

“La autoridad federal detectó que los delincuentes no sólo están montando laboratorios falsos para aplicar pruebas apócrifas, sino que suplantan páginas oficiales como ocurrió hace unos meses con la farmacéutica Bayer, a través de la cual pedían depósitos bancarios a cambio de mandarles pruebas rápidas del virus que nunca llegaron”, dijo en entrevista a El Sol de México.

El jueves 26 de marzo, la farmacéutica emitió un comunicado alertando de una cuenta falsa en Facebook que vendía pruebas de detección de coronavirus a su nombre.

De acuerdo con Sapién Santos, los grupos criminales se han trasladado de los tianguis al internet, ofreciendo pruebas falsas que llegan a costar entre 22 mil y 24 mil pesos.

Suplantan con logotipos a farmacéuticas reconocidas y establecidasRaúl Sapién Santos / Consejo Nacional de Seguridad Privada

“El fraude en las pruebas falsas consiste en entregar paquetes de 25 reactivos y suplantan con logotipos a farmacéuticas reconocidas y establecidas”.

A esto se suma una falta de supervisión por parte de los tres órdenes de Gobierno para evitar la venta de pruebas apócrifas de Covid-19 aun en laboratorios que no tienen relación con las organizaciones criminales.

En junio pasado, el Consejo Mexicano de Empresas de Diagnóstico Médico (COMED) señaló que había laboratorios aplicando pruebas no autorizadas por la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) para utilizarse en México. Añadió que la Cofepris estaba incumpliendo con la vigilancia para asegurar que los laboratorios ofertaran pruebas rápidas certificadas.

Luego la Cofepris detectó que en Chihuahua se vendían pruebas rápidas de Covid-19 a bajo costo a través de redes sociales, con una supuesta efectividad similar a la “Reacción en Cadena de la Polimerasa” (PCR por sus siglas en inglés), las cuales se aplicaban a domicilio y daban resultado en menos de 15 minutos.

ALERTAN SOBRE RIESGOS

Para impedir que esto siguiera sucediendo, desde agosto la dependencia reveló una lista de 19 pruebas serológicas IgG e IgM (pruebas rápidas) para Covid-19 y su fabricante. Además advirtió que las que se ofertan en redes sociales representan un riesgo “ya que pudieran llevar a una toma de decisiones equivocada, al utilizar una prueba cuyos resultados generen una interpretación inexacta, respecto a la posible presencia de anticuerpos contra el virus SARS-CoV-2”.

Paralelamente, las fiscalías y secretarías de Salud estatales han llevado a cabo clausuras de laboratorios que realizaban pruebas para detectar Covid-19 sin los permisos necesarios. En Jalisco, por ejemplo, fue clausurado el Hospital Puerta de Hierro; y en Tamaulipas y Oaxaca, fueron cerrados laboratorios por no estar certificados y no exhibir los precios al público de la prueba.

En Michoacán, autoridades pidieron el apoyo de la Cofepris al detectar que laboratorios de Morelia emitían falsos positivos de Covid-19, es decir, arrojaban resultados positivos pero al realizar una segunda prueba en otro laboratorio, los resultados salían negativos.

Lo mismo ha ocurrido en Veracruz, Ciudad de México y Estado de México, aunque en todos estos casos no se ha comprobado una relación entre los laboratorios y el crimen.

Local

Se reúne Alfonso Durazo con el Almirante Ojeda en Guaymas

Abordaron temas como la modernización del Puerto de Guaymas así como de seguridad en la zona de Guaymas, Empalme y Ciudad Obregón

Policiaca

Funcionario de Calderón recluido en el Cefereso de Hermosillo

Su participación en el caso Rápido y Furioso es parte de uno de los operativos fracasados más importantes de la historia reciente en México

Policiaca

Día violento en Sonora: Los hechos delictivos de este 28 de enero

Desde violencia doméstica que terminó en disparos hasta ataques armados, la inseguridad hierve en el estado

Ciencia

Así puedes descubrir la foto del espacio que la NASA tomó el día de tu cumpleaños

Gracias al telescopio espacial Hubble es que ahora cualquier persona puede conocer la foto que tomaron el día en que naciste

Sociedad

Familiares de Ana Luisa Garduño dan último adiós a la activista

Su familia agradeció a todos los colectivos, asociaciones civiles, abogados y autoridades locales el apoyo que les han brindado

Cultura

Javier Camarena recibirá la Medalla Alfonso Ortiz Tirado

Por su destacada carrera operística, el tenor mexicano Javier Camarena recibirá la medalla en honor al doctor alamense

Sociedad

Emiten medida cautelar por riña en el Cereso de Colima

CDH Colima pidió a las autoridades que se brinde todo tipo de atención médica a los heridos de manera integral

Literatura

Pero… ¿quién entiende a Ulises?

Junto con la Biblia y El Quijote, es quizá el libro que más personas dicen haber leído sin haber pasado de las primeras páginas