/ jueves 23 de agosto de 2018

El Estado Islámico resucita en Irak con miles de combatientes activos

Poco a poco se hacen de lugares estratégicos luego de una reestructuración en 2 movimientos autónomos

PARÍS, Francia. El grupo yihadista Estado Islámico (EI) está siendo erradicado de Siria, pero comienza a reagruparse aceleradamente en Irak, donde tiene entre mil y dos mil combatientes activos que comienzan a convertirse en una pesadilla para el gobierno de Bagdad.

Después de haberse reestructurado en dos movimientos autónomos, el núcleo principal –compuesto de unos mil yihadistas– opera en Tarmiya, en los suburbios de Bagdad, cerca de Diyala, Tikrit, Baiji, al oeste de Mosul y en Tall Afar, en el norte del país.

“Aparentemente están en un proceso de reorganización y, por ahora, su actividad es muy reducida”, estima Hisham Al- Hashimi, especialista iraquí en movimientos yihadistas.

La mayoría de esos grupos están integrados por exresponsables de los servicios de inteligencia del EI, que actuaban bajo cobertura entre los años 2014 y 2017, cuando esas fuerzas fueron hegemónicas en Siria e Irak. Muy pocos de ellos actuaron como combatientes y en su mayoría tampoco figuran en los ficheros de las fuerzas de seguridad.

Un segundo grupo -compuesto por clandestinos conocidos por los servicios de seguridad iraquíes- se instaló en torno de los montes Hamrin, la región de Samarra y las zonas desérticas en torno de Al- Baaj y de Anbar, a lo largo de la frontera con Siria.

La decisión del gobierno de Bagdad de prohibir que los pobladores originales regresen a esas zonas por razones confesionales y de seguridad, facilitó la instalación de los yihadistas en casas abandonadas, que utilizan como viviendas y campos de entrenamiento.

Los servicios de inteligencia sospechan que, antes de abandonar Irak tras haber ocupado un tercio del país, la organización dejó una red de “agentes dormidos” que ahora se ocupan de extorsionar a la población.

Para incrementar su implantación, el EI cuenta con el resentimiento de una parte de la población -mayoritariamente sunita-, que se siente abandonada por el gobierno de Bagdad, controlado por los chiítas. El Estado Islámico espera con paciencia el momento de capitalizar el debilitamiento de las fuerzas occidentales.


PARÍS, Francia. El grupo yihadista Estado Islámico (EI) está siendo erradicado de Siria, pero comienza a reagruparse aceleradamente en Irak, donde tiene entre mil y dos mil combatientes activos que comienzan a convertirse en una pesadilla para el gobierno de Bagdad.

Después de haberse reestructurado en dos movimientos autónomos, el núcleo principal –compuesto de unos mil yihadistas– opera en Tarmiya, en los suburbios de Bagdad, cerca de Diyala, Tikrit, Baiji, al oeste de Mosul y en Tall Afar, en el norte del país.

“Aparentemente están en un proceso de reorganización y, por ahora, su actividad es muy reducida”, estima Hisham Al- Hashimi, especialista iraquí en movimientos yihadistas.

La mayoría de esos grupos están integrados por exresponsables de los servicios de inteligencia del EI, que actuaban bajo cobertura entre los años 2014 y 2017, cuando esas fuerzas fueron hegemónicas en Siria e Irak. Muy pocos de ellos actuaron como combatientes y en su mayoría tampoco figuran en los ficheros de las fuerzas de seguridad.

Un segundo grupo -compuesto por clandestinos conocidos por los servicios de seguridad iraquíes- se instaló en torno de los montes Hamrin, la región de Samarra y las zonas desérticas en torno de Al- Baaj y de Anbar, a lo largo de la frontera con Siria.

La decisión del gobierno de Bagdad de prohibir que los pobladores originales regresen a esas zonas por razones confesionales y de seguridad, facilitó la instalación de los yihadistas en casas abandonadas, que utilizan como viviendas y campos de entrenamiento.

Los servicios de inteligencia sospechan que, antes de abandonar Irak tras haber ocupado un tercio del país, la organización dejó una red de “agentes dormidos” que ahora se ocupan de extorsionar a la población.

Para incrementar su implantación, el EI cuenta con el resentimiento de una parte de la población -mayoritariamente sunita-, que se siente abandonada por el gobierno de Bagdad, controlado por los chiítas. El Estado Islámico espera con paciencia el momento de capitalizar el debilitamiento de las fuerzas occidentales.


Local

La historia de cómo iniciaron las primeras Fiestas del Pitic

Tras 20 años, las Fiestas del Pitic siguen siendo uno de los principales eventos anuales que organiza el Ayuntamiento

Local

Lluvias llegarán a finales de junio; mitigarán la sequía

La situación de la sequía comenzó con un pronóstico grave, sin embargo, las estimaciones negativas sobre la escales de lluvia se ha venido reduciendo

Gossip

"Los amo y los espero por allá": Christian Nodal manda mensaje a hermosillenses

El sonorense tendrá una presentación el próximo domingo 29 de mayo en Hermosillo; es de los artistas más esperados

Mundo

En Ucrania, Rusia ha lanzado más misiles que cualquier país desde la II Guerra Mundial

De acuerdo con la publicación estadounidense Newsweek, la cantidad de misiles lanzados por Rusia es muestra del fracaso en su estrategia contra Ucrania

Finanzas

Putin califica como robo el intento de la UE para usar activos rusos para apoyar a Ucrania

El robo de activos ajenos nunca ha traído nada bueno a nadie, sostuvo el presidente ruso, Vladirmir Putin

Mundo

Sismo de 6.9 grados despierta a Perú

Autoridades de Perú informaron que el sismo, registrado alrededor de las 7:00 horas, no dejó daños materiales ni pérdidas humanas hasta el momento

Sociedad

Exhumarán cuerpo de Debanhi Escobar para homologar resultados de autopsia

La decisión se tomó luego de una reunión de los familiares de la víctima con autoridades de la Fiscalía de Nuevo León

Finanzas

Inflación en México: economista explica los motivos de altos precios

Los sonorenses, como la mayoría de mexicanos se han visto afectados por la inflación, que ha provocado el incremento de precios en diferentes productos

Gossip

Premier de Elvis, Del Toro con Gael García y premio para Colombia marcan el día en Cannes

La premiere de Elvis, la presencia de Guillermo del Toro con Gael García y un premio para una cinta colombiana marcan el día en la Croisette