/ martes 24 de noviembre de 2020

En este bar está prohibido hablar del coronavirus

Este bar de Roma ofrece un oasis para aquellos que ya no quieren saber nada de una pandemia que se acerca a su primer año

El mensaje es claro y se advierte en el mostrador en un cartel: “Prohibido hablar del coronavirus”. En un pequeño bar y cafetería de Roma, la dueña decidió ofrecer “serenidad” a sus clientes, impidiéndoles abordar en sus conversaciones ese tema omnipresente y angustioso.

“Llevamos meses hablando de lo mismo, por eso hemos optado por calmar el ambiente y enfrentar la situación con una sonrisa y un poco de serenidad y ligereza”, explicó a la AFP Cristina Mattioli, gerenta de Feeling, quien ideó la iniciativa.

Italia, el primer país europeo que fue azotado por el coronavirus, registra más de 1.4 millones de contagiados desde el inicio en marzo de la pandemia y poco más de 50 mil muertes

“Recibir con una sonrisa y ligereza nos pareció una buena idea para encarar esta situación”, sostiene Cristina, una mujer dinámica y deportiva de 35 años.

“Pero no negamos la situación actual, no somos negacionistas, es simplemente una forma de encontrar un poco de serenidad”, enfatiza.

Para ayudar a sus clientes, Cristina instaló otro cartel con sugerencias: “Ideas para temas de conversación: noticias, vida de personajes famosos, historia, conocimientos generales”.

Bruna Piazza, una cliente habitual del bar donde también se venden billetes de lotería, está encantada con la iniciativa: “Estamos hartos de hablar de la pandemia de covid, vayamos donde vayamos, sólo hablamos de eso”, lamenta, mientras coloca su billetera en el bolso.

“Quiero hablar de todo menos de eso, prefiero hablar del clima, de celebridades...”, explica la mujer, de 58 años, reajustándose la mascarilla.

Cristina, que trabaja entre las pocas mesitas instaladas tanto en el interior como en el exterior, confirma que “sus clientes han reaccionado positivamente” frente a la prohibición.

“Al principio se reían. 'Nos gusta, al menos nos olvidamos un poco de la situación que estamos viviendo', suelen decir”, cuenta satisfecha la dueña del bar en la capital italiana.

“RESUELVE EL PROBLEMA, NO HABLES DE ÉL”

En la cafetería, que debe cerrar como todas a las 18:00 horas por orden del gobierno como medida para frenar los contagios, Maurizio Ciocari, de 63 años y peluquero femenino, aplaude la idea de Cristina, mientras degusta los pasteles y bocadillos que vende.

“Es una iniciativa sabia, incluso indispensable”, asegura.

“Hay que dejar de hablar del problema, hay que solucionarlo”, recomienda el peluquero, de gafas y pelo largo, entre los trabajadores afectados por la pandemia por la reducción del número de clientes.

“Cuando es demasiado, es demasiado”, dice al proponer una serie de temas de conversación.

“Aquí hablamos de todo, me encanta la música, soy un amante del rock”, asegura aplicando la sugerencia.

“A muchos clientes les ha parecido simpática y divertida esta iniciativa, a mí me ha parecido inteligente”, subraya Maurizio, que admira también el “ambiente sereno” que reina en su bar favorito, con sus paredes moradas y cajas de madera de té colgadas en la pared.

¿Qué pasa si un cliente menciona accidentalmente el tema prohibido? Cristina optó por un método blando: “No hay sanciones, pero recuerdo a los clientes que aquí no se puede hablar de eso, ni hacer predicciones sobre si vamos a ser confinados o no, por ejemplo”.

“Al principio tuve que llamar al orden a algunos. Algunos lo logran (evitar el tema), otros se nota que combaten por cumplir la regla”, reconoce con una sonrisa.

Movidos por la curiosidad, algunos clientes han entrado a tomar café y al final “nos felicitan por nuestra iniciativa”, dice Cristina, que ha inspirado a otros colegas: “El dueño de una cafetería del Trentino también expone los mismos carteles, pero me llamó para pedir permiso”.




Te recomendamos el podcast ⬇️

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Acast

Deezer



Lee también otros contenidos de Normal ⬇️

El mensaje es claro y se advierte en el mostrador en un cartel: “Prohibido hablar del coronavirus”. En un pequeño bar y cafetería de Roma, la dueña decidió ofrecer “serenidad” a sus clientes, impidiéndoles abordar en sus conversaciones ese tema omnipresente y angustioso.

“Llevamos meses hablando de lo mismo, por eso hemos optado por calmar el ambiente y enfrentar la situación con una sonrisa y un poco de serenidad y ligereza”, explicó a la AFP Cristina Mattioli, gerenta de Feeling, quien ideó la iniciativa.

Italia, el primer país europeo que fue azotado por el coronavirus, registra más de 1.4 millones de contagiados desde el inicio en marzo de la pandemia y poco más de 50 mil muertes

“Recibir con una sonrisa y ligereza nos pareció una buena idea para encarar esta situación”, sostiene Cristina, una mujer dinámica y deportiva de 35 años.

“Pero no negamos la situación actual, no somos negacionistas, es simplemente una forma de encontrar un poco de serenidad”, enfatiza.

Para ayudar a sus clientes, Cristina instaló otro cartel con sugerencias: “Ideas para temas de conversación: noticias, vida de personajes famosos, historia, conocimientos generales”.

Bruna Piazza, una cliente habitual del bar donde también se venden billetes de lotería, está encantada con la iniciativa: “Estamos hartos de hablar de la pandemia de covid, vayamos donde vayamos, sólo hablamos de eso”, lamenta, mientras coloca su billetera en el bolso.

“Quiero hablar de todo menos de eso, prefiero hablar del clima, de celebridades...”, explica la mujer, de 58 años, reajustándose la mascarilla.

Cristina, que trabaja entre las pocas mesitas instaladas tanto en el interior como en el exterior, confirma que “sus clientes han reaccionado positivamente” frente a la prohibición.

“Al principio se reían. 'Nos gusta, al menos nos olvidamos un poco de la situación que estamos viviendo', suelen decir”, cuenta satisfecha la dueña del bar en la capital italiana.

“RESUELVE EL PROBLEMA, NO HABLES DE ÉL”

En la cafetería, que debe cerrar como todas a las 18:00 horas por orden del gobierno como medida para frenar los contagios, Maurizio Ciocari, de 63 años y peluquero femenino, aplaude la idea de Cristina, mientras degusta los pasteles y bocadillos que vende.

“Es una iniciativa sabia, incluso indispensable”, asegura.

“Hay que dejar de hablar del problema, hay que solucionarlo”, recomienda el peluquero, de gafas y pelo largo, entre los trabajadores afectados por la pandemia por la reducción del número de clientes.

“Cuando es demasiado, es demasiado”, dice al proponer una serie de temas de conversación.

“Aquí hablamos de todo, me encanta la música, soy un amante del rock”, asegura aplicando la sugerencia.

“A muchos clientes les ha parecido simpática y divertida esta iniciativa, a mí me ha parecido inteligente”, subraya Maurizio, que admira también el “ambiente sereno” que reina en su bar favorito, con sus paredes moradas y cajas de madera de té colgadas en la pared.

¿Qué pasa si un cliente menciona accidentalmente el tema prohibido? Cristina optó por un método blando: “No hay sanciones, pero recuerdo a los clientes que aquí no se puede hablar de eso, ni hacer predicciones sobre si vamos a ser confinados o no, por ejemplo”.

“Al principio tuve que llamar al orden a algunos. Algunos lo logran (evitar el tema), otros se nota que combaten por cumplir la regla”, reconoce con una sonrisa.

Movidos por la curiosidad, algunos clientes han entrado a tomar café y al final “nos felicitan por nuestra iniciativa”, dice Cristina, que ha inspirado a otros colegas: “El dueño de una cafetería del Trentino también expone los mismos carteles, pero me llamó para pedir permiso”.




Te recomendamos el podcast ⬇️

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Acast

Deezer



Lee también otros contenidos de Normal ⬇️

Policiaca

Asesinan a una persona con arma blanca al Norte de Hermosillo

Este hecho se reportó cerca de las 6:30 horas aproximadamente en el callejón B y calle Campillo, donde elementos de la Policía Municipal acudieron al llamado

Local

Sistema penitenciario de Sonora es el séptimo mejor calificado

Los Centros de Readaptación Social de esta entidad pasaron de la posición 16 a la 7 en los últimos cinco años, de acuerdo a un estudio realizado por la Comisión Nacional de Derechos Humanos

Doble Vía

[VIDEO] Covid-19 truncó el trabajo de Édgar y ahora elabora joyería

Édgar Zendejas maneja en sus creaciones, materiales regionales como la filigrana en cobre, tejidos en cobre o alambrismo, con piedras incrustadas

Finanzas

Turismo carretero y local han permitido sobrevivir a la industria en Sonora

El Presidente de la Asociación Sonorense de Touroperadores, Guías y Anfitriones Turísticos señaló que en el 2020 perdieron más de 150 millones de pesos

Municipios

En diciembre, 211 mujeres pidieron ayuda por ser víctimas de violencia

El Centro de Atención a la Mujer del Ayuntamiento de Hermosillo brindó un total de 211 atenciones presenciales y telefónica, informó Karem Valles

Doble Vía

Ayuda a María Elvira para su operación por cáncer de mama

A la joven madre se le detectó cáncer de mama en su organismo, por lo que busca reunir los fondos para realizarse una operación

Automotriz

Honda Accord 2021 recibe una ligera actualización

El sedanes mediano de la marca japonesa presentan algunos cambios que lo hacen más dinámico y atractivo

Local

Hermosillo superará los 30º este fin de semana... pero no por mucho

Los hermosillenses tendrán una tregua de las bajas temperaturas, con el termómetro marcando los 30 grados centígrados para sábado y domingo

Local

Oficinas de Gobierno se mantendrán cerradas por Código Rojo

El líder del Sutspes indicó que todas las dependencias del Gobierno del Estado permanecerán cerradas hasta el próximo lunes 25 de enero