imagotipo

Arquidiócesis pide a sacerdotes trabajar, pese a amenazas

  • En Puebla temen el robo de combustible y la inseguridad por el crimen organizado

María del Pilar, El Sol de Puebla

PUEBLA, Pue. (OEM-Informex).- A pesar de las amenazas que los sacerdotes han recibido en la zona conocida como el “triángulo rojo”, éstos deben seguir dando testimonio de fe en las comunidades a las que fueron encomendados, expuso el vocero de la Arquidiócesis de Puebla, Felipe Pozos Lorenizni.

En entrevista tras oficiar la ceremonia por el Domingo de Resurrección en Catedral, dijo que no solo “sus hermanos sacerdotes” han recibido amenazas de huachicoleros, sino diferentes sectores de la población que además de tener miedo al robo de combustible están expuestos a la inseguridad, el crimen organizado, la corrupción y la pobreza.

“Ellos (los sacerdotes) tienen que seguir dando testimonio, siguen con el pueblo, valoramos mucho que estén frente a las parroquias, les mostramos nuestra cercanía, nuestro apoyo, nuestro respeto, nuestra oración, ellos tienen que estar junto con sus comunidades”, añadió.

Finalmente, dijo desconocer cuántos sacerdotes han recibido amenazas y rechazó que se haya pedido mayor seguridad para los prelados, pues argumentó que “es tan valiosa la vida de los sacerdotes como la de cualquier persona” de tal forma que todos viven con el mismo esquema de protección.