imagotipo

Confunden a turistas mexicanos con braceros ilegales en EU

Por JOSÉ LUIS RICO

Solo en casos aislados, algunos turistas mexicanos son molestados por integrantes de la patrulla fronteriza al confundirlos por supuestos braceros o migrantes ilegales en los Estados Unidos de Norteamérica.

El director de Atención al migrante de la Secretaría de Desarrollo Social del Gobierno de Hidalgo, Juan de Dios Hernández, comentó que igualmente las autoridades aduanales de aquel país eventualmente regresan a los supuestos paseantes cuando sospechan que en realidad intentan radicar en aquel país.

Eso ocurre cuando en los interrogatorios regulares no acreditan el lugar a donde van a llegar ni lo suficientes fondos para costear la estadía turística.

“Sabemos que las revisiones en puntos de ingreso son más estrictas a partir del nuevo gobierno del Donald Trump”. Lo que pretenden los aduanales es que comprueben los turistas que realmente van de vacaciones y no tienen la intención de radicar o trabajar en aquel país.

Juan de Dios Hernández Chávez, titular de la Dirección de Atención al migrante, mencionó que esta oficina del gobierno estatal ofrece asesoría gratuita a todas las personas que intentan viajar con fines de paseo, estudio o tratamiento médico.

De esta forma pueden tener posibilidad de obtener el documento que otorga la Embajada de Estados Unidos.

Comentó que son casos aislados donde los turistas son confundidos por migrantes ilegales y que solo eventualmente llegan a sufrir alguna molestia.

Mencionó el funcionario que pronto llegarán los fondos para el apoyo y atención al migrante de parte de la Federación correspondientes al 2017.

Estos recursos se van a repartir en unos tres meses una vez que aparezca la convocatoria.

Volviendo al tema inicial, reiteró que por lo regular ningún turista mexicano sufre molestias al ingresar al país del norte o en ningún otro.

Pero han cambiado las políticas y son más estrictos en las revisiones y solo en casos excepcionales los interesados son regresados al sospecharse de que intentan internarse indefinidamente al país del norte con visa de turista, según la apreciación de las autoridades aduanales estadounidenses.