imagotipo

Vinculan a proceso a dos exfuncionarios del gobierno de Rodrigo Medina

Un par de exempleados de la Secretaría de Obras Públicas en el gobierno de Rodrigo Medina fue vinculado a proceso pero llevará el asunto en libertad.

A María Lucía González Pérez, excoordinadora de ejecución de obras, y a Tomás López Aguilar, exsupervisor de obra, se les acusa de modificar el contrato de una obra y generar un sobrecosto.

Ellos habrían colaborado para que se modificara un proyecto original sobre la canalización del Arroyo San Miguel, en el municipio de Salinas Victoria.

En el contrato inicial, de octubre del 2014 entre Risol Construcciones y la Secretaría de Obras Públicas, no se señaló que se trabajaría en suelo rocoso, y por ello se requeriría maquinaria pesada especializada para excavar en el cauce del río, y por consiguiente el costo aumentaría.

De febrero a abril se cobró sin que hubiera un estudio especializado de mecánica de suelo que avalara la existencia de material duro o tipo C, como llaman los especialistas al suelo con piedras muy grandes.

En abril se agregaron al contrato original simples dictámenes técnicos que señalaban que el cauce del río era muy duro y los estudios estaban firmados por los dos vinculados.

Los trabajos de trazo, nivelación y desmonte del terreno, así como la carga y acarreo de material extraído, entre otros conceptos, tienen un costo real de 20 millones 274 mil 755 pesos, y no 41 millones 991 mil 996, como se estableció en el contrato.

La acción generó un pago improcedente de 21 millones 717 mil 240 pesos.