imagotipo

Presunto violador enfrenta agravantes

  • Leonardo Rodríguez
  • en Seguridad

Violación agravada, violación equiparada agravada y feminicidio en grado de tentativa, son los cargos con los que Carlos Millanes Nieblas, Juez Oral, vinculó a Alfredo V.J  y /o Alfredo V.F, presunto agresor sexual en perjuicio de una menor de 16 años ultrajada en la colonia las Quintas la noche del 15 de agosto y por los cuales podría pasar más de 70 años en prisión.

Ayer a las 11:30 horas que se realizó la diligencia legal en la sede de los juzgado orales, ubicada en el costado sur del Centro de Reinserción Social de Hermosillo número 1, en dicha audiencia, el agente del Ministerio Púbico asignado al caso desahogó una serie de pruebas y testimoniales que fueron suficientes para el juez, quien vinculó al imputado, proveniente del Sur del país, con los mencionados delitos.

Después de tres horas de proceso y a pesar de la ausencia de la víctima, quien continúa hospitalizada, el imputado, quien se encontraba en situación de calle al momento de cometer el ataque, fue vinculado al proceso de acuerdo a los artículos 218, 219 fracción I, 220 fracción VIII y 263 Bis uno fracciones I, II y VII del código penal para el estado de sonora, por los cuales podría pasar un total de 70 años y medio de prisión al ser hallado culpable.

Posterior a este dictamen, Carlos Millanes Nieblas decretó como límite el 24 de febrero del año 2017 para la conclusión de la averiguación complementaria, por lo que esa será la posible fecha para que se dicte la sentencia final de esta persona.

Podría ser una estudiante

De acuerdo con los artículos por los cuales se le ha vinculado a proceso, la víctima de Alfredo V.J y /o Alfredo V.F podría ser una estudiante de un plantel de educación media superior ubicado en las inmediaciones del lugar de los hechos, esto debido a que es lo que establece el 263 Bis del Código Penal del Estado de Sonora.

El mencionado pasaje del código, tiene la función de aumentar el tiempo de condena si los delitos de homicidio o su tentativa, así como los cargos de lesiones son cometidos en perjuicio de una persona que forme parte de la comunidad estudiantil, tales como docentes, alumnos directivos o administrativos, en las inmediaciones del centro escolar.

“Cuando la comisión de los delitos de homicidio o lesiones se realicen en el interior de instituciones de educación básica, media superior, superior o en sus inmediaciones, las penas previstas se aumentaran en una mitad, siempre y cuando la víctima sea alumno, directivo, docente o se trate de personal administrativo de la institución educativa”, establece el Código Penal.

De acuerdo con lo anterior, la aplicación de dicha parte del Código, permite establecer que la víctima es una estudiante de las inmediaciones, por lo que se aumentaría un 50% más de años a la pena que se pudiera alcanzar con la suma de los artículos 218, 219 fracción I, 220 fracción VIII, que en su conjunto suponen una pena máxima de 47 años, dando el total de 70 años y medio mencionada anteriormente.