/ martes 24 de octubre de 2023

El espectador | La carta del magistrado Rodríguez Mondragón

El magistrado Reyes Rodríguez Mondragón, presidente del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, respondió a este reportero para confirmar lo que en este espacio planteamos el pasado viernes: que su carrera ha estado íntimamente ligada al abogado y ex secretario particular de la Presidencia de la República, en tiempos de gobiernos panistas, Roberto Gil Zuarth.

Afirma la dirección general de Comunicación Social, en una carta aclaratoria enviada a esta casa editorial, que “la trayectoria profesional de más de 25 años del magistrado presidente es pública y se encuentra al alcance de cualquier persona. Durante este periodo de responsabilidades en distintos gobiernos, tanto en el ámbito federal como en el órgano legislativo y órganos autónomos, se ha relacionado con diversas personas, entre ellas Roberto Gil Zuarth”. En la misiva, el Tepjf confirma también lo que revelamos en el citado texto: que Rodríguez Mondragón, en sesión privada, solicitó a sus compañeros de pleno excusarse en el caso que involucra a la senadora Citlalli Hernández Mora y al empresario Ricardo Salinas Pliego, porque entre los abogados defensores del dueño de TV Azteca se encuentra el propio Gil Zuarth.

“En el primer expediente al que hace referencia la columna (SUP-REP-307/2023), el magistrado presidente solicitó excusarse ante una nota periodística en la que se afirmaba que el abogado Gil Zuarth tenía una intervención directa en el caso”, dice el texto de réplica a detalle, y después justifica: “No obstante, el pleno de la Sala Superior desestimó el planteamiento al advertir que no había evidencia alguna que corroborara ese rumor”.

Sobre el asunto de la consejera electoral Carla Humphrey, el Tribunal también ratifica: “En el segundo asunto (SUP-JE-46/2023), la promovente planteó que el magistrado presidente tenía un vínculo de amistad con el abogado Gil Zuarth, con quien ella a su vez tenía una enemistad manifiesta. El pleno de la Sala Superior desestimó el argumento, pues la legislación no prevé, como causa de impedimento, que un juzgador tenga una relación de amistad con una persona que no es parte del proceso y que esta última tenga una enemistad con una de las partes”. En específico, el magistrado presidente conminó a su encargado de comunicación social, José Luis Alcudia Goya, a replicar una nota que se termina confirmando plenamente; pero incurriendo muy probablemente en una irregularidad, ya que el derecho de réplica en este caso es totalmente personal y no institucional, por tratarse de la actuación exclusiva de Reyes Mondragón como integrante de un órgano colegiado.

Regresando a su carta, en la que se recita que “las sentencias que el magistrado presidente ha emitido y votado durante 10 años como magistrado electoral demuestran fehacientemente la independencia, autonomía e imparcialidad con la que se ha desempeñado, en forma consistente, en cada uno de los casos”, es indudable que, efectivamente, su actuar y las evidencias lo dicen todo.

El magistrado Reyes Rodríguez Mondragón, presidente del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, respondió a este reportero para confirmar lo que en este espacio planteamos el pasado viernes: que su carrera ha estado íntimamente ligada al abogado y ex secretario particular de la Presidencia de la República, en tiempos de gobiernos panistas, Roberto Gil Zuarth.

Afirma la dirección general de Comunicación Social, en una carta aclaratoria enviada a esta casa editorial, que “la trayectoria profesional de más de 25 años del magistrado presidente es pública y se encuentra al alcance de cualquier persona. Durante este periodo de responsabilidades en distintos gobiernos, tanto en el ámbito federal como en el órgano legislativo y órganos autónomos, se ha relacionado con diversas personas, entre ellas Roberto Gil Zuarth”. En la misiva, el Tepjf confirma también lo que revelamos en el citado texto: que Rodríguez Mondragón, en sesión privada, solicitó a sus compañeros de pleno excusarse en el caso que involucra a la senadora Citlalli Hernández Mora y al empresario Ricardo Salinas Pliego, porque entre los abogados defensores del dueño de TV Azteca se encuentra el propio Gil Zuarth.

“En el primer expediente al que hace referencia la columna (SUP-REP-307/2023), el magistrado presidente solicitó excusarse ante una nota periodística en la que se afirmaba que el abogado Gil Zuarth tenía una intervención directa en el caso”, dice el texto de réplica a detalle, y después justifica: “No obstante, el pleno de la Sala Superior desestimó el planteamiento al advertir que no había evidencia alguna que corroborara ese rumor”.

Sobre el asunto de la consejera electoral Carla Humphrey, el Tribunal también ratifica: “En el segundo asunto (SUP-JE-46/2023), la promovente planteó que el magistrado presidente tenía un vínculo de amistad con el abogado Gil Zuarth, con quien ella a su vez tenía una enemistad manifiesta. El pleno de la Sala Superior desestimó el argumento, pues la legislación no prevé, como causa de impedimento, que un juzgador tenga una relación de amistad con una persona que no es parte del proceso y que esta última tenga una enemistad con una de las partes”. En específico, el magistrado presidente conminó a su encargado de comunicación social, José Luis Alcudia Goya, a replicar una nota que se termina confirmando plenamente; pero incurriendo muy probablemente en una irregularidad, ya que el derecho de réplica en este caso es totalmente personal y no institucional, por tratarse de la actuación exclusiva de Reyes Mondragón como integrante de un órgano colegiado.

Regresando a su carta, en la que se recita que “las sentencias que el magistrado presidente ha emitido y votado durante 10 años como magistrado electoral demuestran fehacientemente la independencia, autonomía e imparcialidad con la que se ha desempeñado, en forma consistente, en cada uno de los casos”, es indudable que, efectivamente, su actuar y las evidencias lo dicen todo.