/ viernes 25 de septiembre de 2020

Corona y Ochoa, atractivo adicional en el Clásico Joven

El mote no es para menos, se trata de dos cancerberos probados a lo largo de su carrera, con un recorrido importante y calidad manifestada en diferentes escenarios, incluso en Selección Mexicana

Guillermo Ochoa y José de Jesús Corona están llamados a ser los guardianes del Clásico Joven a celebrarse este domingo entre Cruz Azul y América en el estadio Azteca. El mote no es para menos, se trata de dos cancerberos probados a lo largo de su carrera, con un recorrido importante y calidad manifestada en diferentes escenarios, incluso en Selección Mexicana.

Desde sus debuts, los caminos de los dos metas fueron paralelos, ambos manifestando semana a semana sus condiciones y convirtiéndose en pilares fundamentales de sus respectivas escuadras.

▶️ Mantente informado en nuestro canal de Google Noticias

Con el correr del tiempo y el cambio generacional en el futbol mexicano, estos dos guardametas ganaron relevancia en la Liga, consolidándose como figuras de la misma y por ende, recurrentemente fueron llamados al Tricolor, siendo incluso llevados como cancerberos suplentes de Oswaldo Sánchez al Mundial de Alemania 2006, aunque cuatro años más tarde, para Sudáfrica 2010, solamente Ochoa repetiría en la lista final.

Es probable que el capítulo más intenso de esta rivalidad se diera en Brasil 2014. A días del debut de México en este certamen, la pregunta que más se ponía sobre la mesa de debates tenía que ver con quien atajaría frente a Camerún. Los nombres de Ochoa y Corona se contrapunteaban, parecía que Jesús sería el elegido por lo hecho en los Juegos Olímpicos y el nivel que había mantenido en la Liga MX, aunque Memo se había consolidado como uno de los guardametas más atajadores en Francia. Finalmente, Herrera se decantó por Ochoa, quien firmó un gran Mundial.

El año pasado, Ochoa regresó a México para iniciar su segunda etapa con América. Ahí, vino el reencuentro con Jesús Corona. Este domingo, se volverán a medir en un mano a mano que puede resultar fundamental para las aspiraciones de las dos escuadras. Ellos serán los guardianes del Clásico.

Guillermo Ochoa y José de Jesús Corona están llamados a ser los guardianes del Clásico Joven a celebrarse este domingo entre Cruz Azul y América en el estadio Azteca. El mote no es para menos, se trata de dos cancerberos probados a lo largo de su carrera, con un recorrido importante y calidad manifestada en diferentes escenarios, incluso en Selección Mexicana.

Desde sus debuts, los caminos de los dos metas fueron paralelos, ambos manifestando semana a semana sus condiciones y convirtiéndose en pilares fundamentales de sus respectivas escuadras.

▶️ Mantente informado en nuestro canal de Google Noticias

Con el correr del tiempo y el cambio generacional en el futbol mexicano, estos dos guardametas ganaron relevancia en la Liga, consolidándose como figuras de la misma y por ende, recurrentemente fueron llamados al Tricolor, siendo incluso llevados como cancerberos suplentes de Oswaldo Sánchez al Mundial de Alemania 2006, aunque cuatro años más tarde, para Sudáfrica 2010, solamente Ochoa repetiría en la lista final.

Es probable que el capítulo más intenso de esta rivalidad se diera en Brasil 2014. A días del debut de México en este certamen, la pregunta que más se ponía sobre la mesa de debates tenía que ver con quien atajaría frente a Camerún. Los nombres de Ochoa y Corona se contrapunteaban, parecía que Jesús sería el elegido por lo hecho en los Juegos Olímpicos y el nivel que había mantenido en la Liga MX, aunque Memo se había consolidado como uno de los guardametas más atajadores en Francia. Finalmente, Herrera se decantó por Ochoa, quien firmó un gran Mundial.

El año pasado, Ochoa regresó a México para iniciar su segunda etapa con América. Ahí, vino el reencuentro con Jesús Corona. Este domingo, se volverán a medir en un mano a mano que puede resultar fundamental para las aspiraciones de las dos escuadras. Ellos serán los guardianes del Clásico.