/ domingo 31 de octubre de 2021

La pala de Agustín Matus, el yaqui que murió bajo la lluvia

Dicen que Agustín con su pala al hombro en una mañana de frío invierno,  cuando nada calentaba sus pies y sus callosas manos parecía que se le habían muerto

Cuando los cuervos dejen de rondar, será el momento, sólo entonces y sólo entonces…

No se te ocurra hacerlo antes porque las consecuencias ni yo mismo las sé, la maldición no está muy clara sobre ello. Cuentan que Agustín Matus murió una noche de fuerte lluvia, el cielo se estremecía con rayos y truenos como preludio de una gran tempestad.

Lee también: Los espíritus que habitan en el edificio de El Sol de Hermosillo

Dicen que Agustín con su pala al hombro en una mañana de frío invierno, cuando nada calentaba sus pies y sus callosas manos parecía que se le habían muerto, era el momento. Quizás pensaba que no habría rastros de los cuervos y eso le motivaba a pesar del frío. Pobre de Agustín apenas y divisó el añoso árbol de Jito ya los cuervos eran amos y señores del lugar. ¿Cómo regresarse de nuevo? Decide quedarse, fueron horas eternas de intenso frío y ni la lumbrada que hizo le calentaba. Sobrevolando su cabeza los cuervos graznaban, se burlaban de él, pensaba. Mejor decide regresar a casa al pardear la tarde.

Agustín Matus como todo yaqui, ah porque él lo era, es un hombre de pocas palabras pero de firmes convicciones y así fue que pasaron muchos días y la historia era la misma, hasta que su cansancio le hizo tomar otra decisión; después de analizar situaciones se convence de ir a escarbar donde el entierro del Conde García le aguardaba una noche de luna. ¿Qué pasó esa noche? Sólo el difunto Agustín debe saberlo ah y, por supuesto, los cuervos…

Pues bien, si estás empeñado en ir por ese entierro te vas rumbo a los cerros del Pápago y encontrarás casi a las faldas de un remedo de cerro, por cierto ya muy erosionado por el tiempo, como seña principal un gran árbol de Jito y, no se te ocurra querer dormir bajo su fresca sombra porque ahí dormirás por los siglos de los siglos, cómo duerme el difunto Matus.

Máscaras características de fariseos yaquis / Foto: Archivo | El Sol de Hermosillo

Cuando veas el árbol encontrarás también un viejo mezquite, más bien el tronco de lo que fue un gran árbol flanqueado por un redondel de cactus, las llamadas cinitas y tienes que fijarte muy bien sea él indicado porque siempre hay junto a los Jitos otros árboles, son proveedores de agua de la cuál sobreviven otros, para que no te confundas eh.

Recuerda siempre Alfonso lo de los cuervos, sólo podrás escarbar de día, uno de los detalles no considerado por Matus, o bien su desesperación lo orilló a hacerlo así, fue porque los cuervos nunca lo dejaron trabajar. Se cuentan muchos detalles de ese lugar, como el caso de la pala ya muy gastada y su mango de madera ajado por los años y los usos; cuando la veas ni se te ocurra tomarla, dicen muchos que han ido a ese lugar no haberla visto junto al tronco del mezquite, pero de muchos otros no se ha vuelto a saber Alfonso.

Hoy en una pequeña casa de horcones y pitahayas siguen como ayer las cacerolas en la hornilla y, quien se atreve a fisgonear escucha el silbido de una vieja canción…

Carlos M. Valenzuela Quintanar

Cronista Sur de Hermosillo.

Cuando los cuervos dejen de rondar, será el momento, sólo entonces y sólo entonces…

No se te ocurra hacerlo antes porque las consecuencias ni yo mismo las sé, la maldición no está muy clara sobre ello. Cuentan que Agustín Matus murió una noche de fuerte lluvia, el cielo se estremecía con rayos y truenos como preludio de una gran tempestad.

Lee también: Los espíritus que habitan en el edificio de El Sol de Hermosillo

Dicen que Agustín con su pala al hombro en una mañana de frío invierno, cuando nada calentaba sus pies y sus callosas manos parecía que se le habían muerto, era el momento. Quizás pensaba que no habría rastros de los cuervos y eso le motivaba a pesar del frío. Pobre de Agustín apenas y divisó el añoso árbol de Jito ya los cuervos eran amos y señores del lugar. ¿Cómo regresarse de nuevo? Decide quedarse, fueron horas eternas de intenso frío y ni la lumbrada que hizo le calentaba. Sobrevolando su cabeza los cuervos graznaban, se burlaban de él, pensaba. Mejor decide regresar a casa al pardear la tarde.

Agustín Matus como todo yaqui, ah porque él lo era, es un hombre de pocas palabras pero de firmes convicciones y así fue que pasaron muchos días y la historia era la misma, hasta que su cansancio le hizo tomar otra decisión; después de analizar situaciones se convence de ir a escarbar donde el entierro del Conde García le aguardaba una noche de luna. ¿Qué pasó esa noche? Sólo el difunto Agustín debe saberlo ah y, por supuesto, los cuervos…

Pues bien, si estás empeñado en ir por ese entierro te vas rumbo a los cerros del Pápago y encontrarás casi a las faldas de un remedo de cerro, por cierto ya muy erosionado por el tiempo, como seña principal un gran árbol de Jito y, no se te ocurra querer dormir bajo su fresca sombra porque ahí dormirás por los siglos de los siglos, cómo duerme el difunto Matus.

Máscaras características de fariseos yaquis / Foto: Archivo | El Sol de Hermosillo

Cuando veas el árbol encontrarás también un viejo mezquite, más bien el tronco de lo que fue un gran árbol flanqueado por un redondel de cactus, las llamadas cinitas y tienes que fijarte muy bien sea él indicado porque siempre hay junto a los Jitos otros árboles, son proveedores de agua de la cuál sobreviven otros, para que no te confundas eh.

Recuerda siempre Alfonso lo de los cuervos, sólo podrás escarbar de día, uno de los detalles no considerado por Matus, o bien su desesperación lo orilló a hacerlo así, fue porque los cuervos nunca lo dejaron trabajar. Se cuentan muchos detalles de ese lugar, como el caso de la pala ya muy gastada y su mango de madera ajado por los años y los usos; cuando la veas ni se te ocurra tomarla, dicen muchos que han ido a ese lugar no haberla visto junto al tronco del mezquite, pero de muchos otros no se ha vuelto a saber Alfonso.

Hoy en una pequeña casa de horcones y pitahayas siguen como ayer las cacerolas en la hornilla y, quien se atreve a fisgonear escucha el silbido de una vieja canción…

Carlos M. Valenzuela Quintanar

Cronista Sur de Hermosillo.

Local

Bajará violencia familiar y de género solo si denuncia aumenta

La Secretaría de Seguridad Pública llama a alertar al 911 y a la línea 089 para prevenir y combatir estos delitos

Local

Regreso a clases requiere evaluar conocimientos post pandemia

Jesús Manuel Aguilar, maestro de primaria, considera que deben reforzarse conocimientos básicos para cada nivel

Local

Palacio de Gobierno: los daños y reparaciones que ha tenido a lo largo de la historia

El miércoles por la tarde, las intensas lluvias y el viento de más de 100 km/hr provocaron daños en la fachada de Palacio de Gobierno, ubicado en Hermosillo

Mundo

La Eurocámara debatirá muerte de migrantes en la frontera de Melilla; piden buscar responsables

Grupo de La Izquierda pidió a la Comisión Europea que investigue y determine las responsabilidades de las muertes ocurridas

Local

Adiestrar perros podría salvar vidas: como terapia, para rescate o emergencias

Octavio Ernesto Figueroa Hernández, entrenador en el centro de adiestramiento canino El Camiso Club, explicó que los entrenamientos que realizan para perros

Gossip

Thunder: La frescura de seguir siendo heavy

La banda inglesa de hard rock habla de su nuevo disco, el número 14 de su carrera, y de cómo han llegado hasta aquí después de tantos años juntos, haciendo lo que más les gusta

Exposiciones

Objetos inusuales de comunicación

La exposición "Comunicación curiosa" que se exhibe en el El Museo de la Comunicación de Berlín, incluye desde un coco con sellos postales hasta radios del tamaño de una cáscara de nuez

Gossip

Cuestionario Proust: Nadia

La cantante y conductora se sometió a nuestro interrogatorio... Mira lo que nos dijo

Tecnología

Cualquiera puede ser el próximo “hackeado”

A propósito del Día Mundial de las Redes Sociales, profesionales en ciberseguridad advierten que uno de cada cinco usuarios de estas plataformas será atacado en las próximas 24 horas