/ lunes 1 de mayo de 2023

¿Los perros aúllan cuando ven a la muerte? Leyendas y ciencia tras el sexto sentido canino

En muchas regiones del mundo, el comportamiento de los perros cuando una persona está a punto de fallecer ha creado mitos sobre sus capacidades para predecir el fin de la vida

La amistad entre el ser humano y el perro comenzó muy temprano en la prehistoria humana, y probablemente se trata de la primera especie animal que se asoció al ser humano. Aunque nuestra relación con el perro comenzó hace 30 mil años, nuestros amigos de cuatro patas siguen teniendo muchos misterios para nosotros. Y uno de ellos es que demuestran una curiosa capacidad para predecir la muerte.

Son conocidos los casos en los que los perros buscan permanecer a lado de sus dueños cuando estos se acercan a la muerte a causa de alguna enfermedad, como si presintieran que el final se aproxima.

Incluso los médicos tienen dificultades para diagnosticar la muerte. Por ello hay casos en los que personas son enterradas vivas. Sin embargo, los perros son capaces de detectar la muerte antes de que esta se consume por completo con una asombrosa precisión.

Esta misteriosa capacidad canina ha despertado la imaginación humana desde tiempos antiguos. De manera que en diversas culturas los perros son asociados con la muerte. En el folklore inglés la muerte puede aparecer como un perro negro. O en la cultura mexica son los xoloitzcuintles los encargados de guiar a sus dueños cuando estos llegan al inframundo Mictlán.

Popularmente, en diferentes regiones de América Latina se dice que los perros son capaces de ver a la muerte y a las ánimas de los muertos y por eso aullan de manera inquietante durante la noche.

Incluso hay un cuento que dice que si te aplicas lagañas de perro en los ojos podrás ver el mundo de los espíritus al igual que ellos, sin embargo estas visiones resultan tan terribles que los que se aventuran a hacerlo mueren de miedo al poco tiempo.

Foto ilustrativa de: Pixabay

¿Qué dice la ciencia?

De acuerdo al médico veterinario M. Manzano, de la organización Veterinario Gratis, se puede decir que los perros cuentan con un sexto sentido. O más bien su intuición se ve mejorada por su poderoso olfato, del que se dice puede ser mil veces mejor que el olfato humano. Por ello, los perros más que ver a la muerte, la pueden oler.

Según explica el médico, al aproximarse la muerte, el cuerpo humano comienza a presentar cambios químicos. Entre estos cambios está la liberación de dos feromonas únicas, llamadas necromonas, la putrecina y la cadaverina.

Ambas serían fácilmente detectables para un perro con buen olfato y resultarían en un signo inequívoco de muerte inminente. Así los perros podrían saber con certeza si una persona va a morir.

De acuerdo al veterinario, también es posible que esta hormona estimule los sentimientos de apego de los perros, motivándolos a permanecer junto a las personas moribundas.

Además de esto, se sabe que ciertos sonidos estimulan el aullido de los perros, y entre ellos están las sirenas como las de los servicios de emergencias. Eso hace que los aullidos parezcan aún más misteriosos de lo que son y que se les asocie con la fatalidad.

Muchas veces las leyendas y los mitos hacen referencia a fenómenos que la ciencia puede explicar o al menos identificar. Y en el caso de los perros, la sabiduría popular señalaba una clara relación con la muerte, que la ciencia ha comenzado a dilucidar.

Publicado originalmente en El Heraldo de Chihuahua

La amistad entre el ser humano y el perro comenzó muy temprano en la prehistoria humana, y probablemente se trata de la primera especie animal que se asoció al ser humano. Aunque nuestra relación con el perro comenzó hace 30 mil años, nuestros amigos de cuatro patas siguen teniendo muchos misterios para nosotros. Y uno de ellos es que demuestran una curiosa capacidad para predecir la muerte.

Son conocidos los casos en los que los perros buscan permanecer a lado de sus dueños cuando estos se acercan a la muerte a causa de alguna enfermedad, como si presintieran que el final se aproxima.

Incluso los médicos tienen dificultades para diagnosticar la muerte. Por ello hay casos en los que personas son enterradas vivas. Sin embargo, los perros son capaces de detectar la muerte antes de que esta se consume por completo con una asombrosa precisión.

Esta misteriosa capacidad canina ha despertado la imaginación humana desde tiempos antiguos. De manera que en diversas culturas los perros son asociados con la muerte. En el folklore inglés la muerte puede aparecer como un perro negro. O en la cultura mexica son los xoloitzcuintles los encargados de guiar a sus dueños cuando estos llegan al inframundo Mictlán.

Popularmente, en diferentes regiones de América Latina se dice que los perros son capaces de ver a la muerte y a las ánimas de los muertos y por eso aullan de manera inquietante durante la noche.

Incluso hay un cuento que dice que si te aplicas lagañas de perro en los ojos podrás ver el mundo de los espíritus al igual que ellos, sin embargo estas visiones resultan tan terribles que los que se aventuran a hacerlo mueren de miedo al poco tiempo.

Foto ilustrativa de: Pixabay

¿Qué dice la ciencia?

De acuerdo al médico veterinario M. Manzano, de la organización Veterinario Gratis, se puede decir que los perros cuentan con un sexto sentido. O más bien su intuición se ve mejorada por su poderoso olfato, del que se dice puede ser mil veces mejor que el olfato humano. Por ello, los perros más que ver a la muerte, la pueden oler.

Según explica el médico, al aproximarse la muerte, el cuerpo humano comienza a presentar cambios químicos. Entre estos cambios está la liberación de dos feromonas únicas, llamadas necromonas, la putrecina y la cadaverina.

Ambas serían fácilmente detectables para un perro con buen olfato y resultarían en un signo inequívoco de muerte inminente. Así los perros podrían saber con certeza si una persona va a morir.

De acuerdo al veterinario, también es posible que esta hormona estimule los sentimientos de apego de los perros, motivándolos a permanecer junto a las personas moribundas.

Además de esto, se sabe que ciertos sonidos estimulan el aullido de los perros, y entre ellos están las sirenas como las de los servicios de emergencias. Eso hace que los aullidos parezcan aún más misteriosos de lo que son y que se les asocie con la fatalidad.

Muchas veces las leyendas y los mitos hacen referencia a fenómenos que la ciencia puede explicar o al menos identificar. Y en el caso de los perros, la sabiduría popular señalaba una clara relación con la muerte, que la ciencia ha comenzado a dilucidar.

Publicado originalmente en El Heraldo de Chihuahua

Local

Marcha del Orgullo LGBT+ llena de color las calles de Hermosillo

De los integrantes de la comunidad LGBTQ+, las personas trans son quienes sufren la discriminación de una manera más fuerte, marcada y constante

Local

Reconocen empresarios potencialización del puerto de Guaymas

La modernización del Puerto de Guaymas es un proyecto que traerá estabilidad y desarrollo económico al estado

Doble Vía

Protegen del calor a 120 especies animales del Centro Ecológico

Algunos de los ejemplares no son nativos de la región, por lo que las altas temperaturas que se presentan en Hermosillo podrían representarles un problema para ellos

Local

Uva sonorense se extiende a más mercados, ahora llegará a Asia

Las proyecciones que tienen para este año son alcanzar al menos 25 millones de cajas en exportación, la misma cantidad que el año pasado

Gossip

Rock, regional, humor y teatro esta semana en Hermosillo

Espectáculos para todos los gustos se vivirán esta semana en la capital sonorense, con ofertas atractivas de artistas locales

Local

Sonora cuenta el 86% de conectividad a Internet, de los mejores del país

Datos sobre la Encuesta Nacional sobre Disponibilidad y Uso de Tecnología en Hogares (Endutih) que se levantó el año pasado, se obtuvo que el 86.6% de población