/ viernes 18 de marzo de 2022

Regulan trabajo remoto y el derecho a desconectarse

El objetivo de esta iniciativa presentada en el parlamento europeo, es garantizar que trabajar a distancia no se traduzca en un aumento de la jornada

Nicolas Schmit, comisario europeo de empleo y derechos sociales, se comprometió a regular el teletrabajo a nivel comunitario y la libertad de los trabajadores de poder desconectarse fuera de su horario laboral.

El objetivo de esta iniciativa es apoyar a la digitalización de la economía así como garantizar al mismo tiempo unas condiciones laborales adecuadas, esto con el fin de que trabajar a distancia no se traduzca en un aumento de la jornada laboral.

El representante del Ejecutivo comunitario confirmó que lo que hace falta es una respuesta legislativa coherente y congruente que priorice la protección de la salud mental, todo esto en una conferencia organizada en Bruselas por el Parlamento Europeo, donde además añadió:

"Una empresa en la que los empleados están agotados y sufren estrés no es muy probable que tenga una buena productividad, ni que pueda movilizar la capacidad innovadora de sus trabajadores".

El comisario europeo del empleo tiene claro que el teletrabajo puede ser de ayuda para conciliar responsabilidades laborales y familiares, pero considera que las administraciones deben ocupar el rol de salvaguardas para que esta práctica no se llegue a sobrecargar, sobre todo en las mujeres, ya que ellas son las que usualmente deben asumir las obligaciones adicionales en el ámbito doméstico, según informó la agencia EFE.

El dirigente luxemburgués aseguró que la Comisión Europea ya ha iniciado el proceso para regular estas condiciones y también para implementar a escala comunitaria el derecho a la desconexión del trabajo.

El objetivo es ampliar la propuesta, ya que actualmente sólo está reconocida en cuatro de los 27 Estados que son miembros de la UE.

Asimismo, el comisario recalcó: "No hay ninguna razón por la que en algunos países este derecho exista y en otros se rechace; es importante establecer estos derechos a nivel europeo".

Foto: EFE

La Fundación Europea para la Mejora de las condiciones de Vida y Trabajo, estima que en la primavera de 2020, durante el primer confinamiento, uno de cada tres empleados de la Unión Europea tuvieron que trabajar desde casa.

Estas cifras revelan un cambio de paradigma en la forma de entender y de legislar el mercado laboral, expresó el eurodiputado Dragos Pilsaru. Para culminar su idea, agregó:

"El teletrabajo permitió la continuación de la vida económica y que muchas empresas pudieran mantener su actividad durante la pandemia, pero también nos trajo un agotamiento físico y mental".

Para Dragos Pilsaruy, la encargada de abordar la brecha entre los trabajos que se pueden hacer a distancia y los que no, debe ser la legislación comunitaria, y en ese sentido comentó que el Parlamento Europeo promete estar a la vanguardia del proceso para encontrar soluciones.

Durante la conferencia intervinieron representantes de los agentes sociales de la Unión Europea, quienes se mostraron abiertos a la opción del diálogo para poder llegar a un acuerdo en materia de teletrabajo y desconexión laboral.

Aunque no para todos fue visto con buenos ojos, ya que el dirigente de asuntos sociales de la patronal europea Business Europe, Maxime Cerutti, advirtió de los peligros que puede conllevar un exceso de normas, ya que para él las relaciones laborales deben de basarse en las negociaciones entre empleadores y empleados.

Por el contrario, la secretaria general de la Confederación Europea de Sindicatos, Ester Lynch, defendió y mantuvo su postura de la necesidad de regular todas las cuestiones del teletrabajo mediante una normativa que debe de ser en forma directiva comunitaria.

También explicó que esta nueva legislación debe otorgar una última palabra para los empleados, para decidir si desean trabajar de esta manera o no, y en caso de hacerlo también consideró que la norma debe fijar la existencia de pagos adicionales por los gastos que conlleva trabajar desde casa.



TE RECOMENDAMOS EL PODCAST ⬇️

Disponible en: Acast, Spotify, Apple Podcasts, Google Podcasts, Deezer y Amazon Music



Lee también otros contenidos de Normal ⬇️

Nicolas Schmit, comisario europeo de empleo y derechos sociales, se comprometió a regular el teletrabajo a nivel comunitario y la libertad de los trabajadores de poder desconectarse fuera de su horario laboral.

El objetivo de esta iniciativa es apoyar a la digitalización de la economía así como garantizar al mismo tiempo unas condiciones laborales adecuadas, esto con el fin de que trabajar a distancia no se traduzca en un aumento de la jornada laboral.

El representante del Ejecutivo comunitario confirmó que lo que hace falta es una respuesta legislativa coherente y congruente que priorice la protección de la salud mental, todo esto en una conferencia organizada en Bruselas por el Parlamento Europeo, donde además añadió:

"Una empresa en la que los empleados están agotados y sufren estrés no es muy probable que tenga una buena productividad, ni que pueda movilizar la capacidad innovadora de sus trabajadores".

El comisario europeo del empleo tiene claro que el teletrabajo puede ser de ayuda para conciliar responsabilidades laborales y familiares, pero considera que las administraciones deben ocupar el rol de salvaguardas para que esta práctica no se llegue a sobrecargar, sobre todo en las mujeres, ya que ellas son las que usualmente deben asumir las obligaciones adicionales en el ámbito doméstico, según informó la agencia EFE.

El dirigente luxemburgués aseguró que la Comisión Europea ya ha iniciado el proceso para regular estas condiciones y también para implementar a escala comunitaria el derecho a la desconexión del trabajo.

El objetivo es ampliar la propuesta, ya que actualmente sólo está reconocida en cuatro de los 27 Estados que son miembros de la UE.

Asimismo, el comisario recalcó: "No hay ninguna razón por la que en algunos países este derecho exista y en otros se rechace; es importante establecer estos derechos a nivel europeo".

Foto: EFE

La Fundación Europea para la Mejora de las condiciones de Vida y Trabajo, estima que en la primavera de 2020, durante el primer confinamiento, uno de cada tres empleados de la Unión Europea tuvieron que trabajar desde casa.

Estas cifras revelan un cambio de paradigma en la forma de entender y de legislar el mercado laboral, expresó el eurodiputado Dragos Pilsaru. Para culminar su idea, agregó:

"El teletrabajo permitió la continuación de la vida económica y que muchas empresas pudieran mantener su actividad durante la pandemia, pero también nos trajo un agotamiento físico y mental".

Para Dragos Pilsaruy, la encargada de abordar la brecha entre los trabajos que se pueden hacer a distancia y los que no, debe ser la legislación comunitaria, y en ese sentido comentó que el Parlamento Europeo promete estar a la vanguardia del proceso para encontrar soluciones.

Durante la conferencia intervinieron representantes de los agentes sociales de la Unión Europea, quienes se mostraron abiertos a la opción del diálogo para poder llegar a un acuerdo en materia de teletrabajo y desconexión laboral.

Aunque no para todos fue visto con buenos ojos, ya que el dirigente de asuntos sociales de la patronal europea Business Europe, Maxime Cerutti, advirtió de los peligros que puede conllevar un exceso de normas, ya que para él las relaciones laborales deben de basarse en las negociaciones entre empleadores y empleados.

Por el contrario, la secretaria general de la Confederación Europea de Sindicatos, Ester Lynch, defendió y mantuvo su postura de la necesidad de regular todas las cuestiones del teletrabajo mediante una normativa que debe de ser en forma directiva comunitaria.

También explicó que esta nueva legislación debe otorgar una última palabra para los empleados, para decidir si desean trabajar de esta manera o no, y en caso de hacerlo también consideró que la norma debe fijar la existencia de pagos adicionales por los gastos que conlleva trabajar desde casa.



TE RECOMENDAMOS EL PODCAST ⬇️

Disponible en: Acast, Spotify, Apple Podcasts, Google Podcasts, Deezer y Amazon Music



Lee también otros contenidos de Normal ⬇️

Local

Un susto te puede llevar a la muerte... y más a los sonorenses

Los sustos o sorpresas pueden ocasionar la muerte de personas; ha ocurrido en momentos tensos como temblores, asaltos, entre otros

Local

En Debate | ¿Habrá agua durante el verano en Hermosillo?

¿En Hermosillo ocurrirá lo mismo que en Nuevo León? Nos dimos a la tarea de recopilar lo que han dicho autoridades de distintos niveles sobre el tema

Local

Llegó la lluvia a Hermosillo, ¡y un nuevo socavón!

El desperfecto en la cinta asfáltica revelado este miércoles se encuentra en el poniente de la ciudad, conduce con precaución

Local

Demuelen casa de Rivello afectada por explosión para evitar más riesgos

La explosión se registro el pasado 11 de junio dejando dos personas sin vida quienes no soportaron las quemaduras provocadas por el siniestro

Doble Vía

¿Te pintas las uñas? Harvard revela efectos nocivos del esmalte de uñas

Bien dicen que la belleza cuesta y el arreglarse las uñas con los diversos esmaltes que existen pueden tener efectos nocivos para la salud

Mundo

Biden pide excepción en reglas del Senado para proteger derecho al aborto

La excepción permitiría a los demócratas aprobar una ley que consagre el derecho al aborto con su actual escasa mayoría y sin el apoyo de los republicanos

Mundo

Luego de 18 días de protestas, indígenas y gobierno de Ecuador llegan a un acuerdo

Antes Ya se habían concedido parcialmente otras demandas del movimiento indígena, como la derogatoria del decreto 95, que promovía la actividad petrolera de la Amazonía

Gossip

¿La maldición de Valentín Elizalde persigue a su familia? Las misteriosas muertes

El infortunio y la muerte persiguen hoy en día a la familia de "Gallo de oro" Valentín Elizalde quienes parecen sufrir una misteriosa maldición

Justicia

Juez reitera orden de aprehensión contra Rafael Zaga Tawil por fraude al Infonavit

El empresario es acusado por un presunto desvío de más de cinco mil millones de pesos al Infonavit