/ sábado 6 de octubre de 2018

Mexicanos ganan premio de robótica en Madrid

El androide actúa de forma autónoma y es capaz de reconocer rostros y voces

MADRID, España.- Justina, el androide creado por el Laboratorio de Bio-Robótica de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) ganó el primer lugar en el concurso de robots de servicio realizado en el congreso mundial IROS 2018 de Madrid.

El proyecto compitió contra otros siete de España, Portugal, Reino Unido y Pakistán, informó la organización de la Conferencia internacional de robots y sistemas inteligentes (IROS).

Foto: Especial

Justina es un robot de servicio al que "se le puede dar cualquier orden y ejecuta un plan para realizarlo", explicó a EFE, al inicio de los cuatro días de la competencia, Reinaldo Martell, líder del equipo Pumas de la UNAM, que viajó a Madrid para participar en el torneo, organizado por la Liga Europea de Robótica.

Los robots de servicio son capaces de interactuar y asistir a las personas en el hogar, explicó Martell, quien consideró que la "tecnología va hacia esa área de investigación" y destacó que "hay muchísimas cosas que una persona hace en casa, pero que para un robot son complejas".

A pesar de esa complejidad, Justina , que actúa de forma totalmente autónoma, ejecuta órdenes como: "Ve a la cocina, busca una bebida, encuentra a una persona y llevársela", además reconoce rostros y voces.

Foto: Especial

La robot mexicana se enfrentó a cuatro pruebas que se realizaron dentro de un apartamento, donde fue capaz de abrir la puerta, determinar si las personas eran conocidas (por ejemplo un repartidor o el cartero) e interactuar con ellas para saber qué querían y acompañarlas en su tarea. También reconoció cambios de objetos y de su posición en el apartamento, además de ejecutar órdenes de la persona que vivía allí.

Hugo Estrada, Jaime Márquez y Julio Cruz (estudiantes de postgrado y maestría de la UNAM) crearon junto con Martell este proyecto, el cual fue dirigido por Jesús Savage Carmona, titular del Laboratorio de Bio-Robótica de la UNAM.

MADRID, España.- Justina, el androide creado por el Laboratorio de Bio-Robótica de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) ganó el primer lugar en el concurso de robots de servicio realizado en el congreso mundial IROS 2018 de Madrid.

El proyecto compitió contra otros siete de España, Portugal, Reino Unido y Pakistán, informó la organización de la Conferencia internacional de robots y sistemas inteligentes (IROS).

Foto: Especial

Justina es un robot de servicio al que "se le puede dar cualquier orden y ejecuta un plan para realizarlo", explicó a EFE, al inicio de los cuatro días de la competencia, Reinaldo Martell, líder del equipo Pumas de la UNAM, que viajó a Madrid para participar en el torneo, organizado por la Liga Europea de Robótica.

Los robots de servicio son capaces de interactuar y asistir a las personas en el hogar, explicó Martell, quien consideró que la "tecnología va hacia esa área de investigación" y destacó que "hay muchísimas cosas que una persona hace en casa, pero que para un robot son complejas".

A pesar de esa complejidad, Justina , que actúa de forma totalmente autónoma, ejecuta órdenes como: "Ve a la cocina, busca una bebida, encuentra a una persona y llevársela", además reconoce rostros y voces.

Foto: Especial

La robot mexicana se enfrentó a cuatro pruebas que se realizaron dentro de un apartamento, donde fue capaz de abrir la puerta, determinar si las personas eran conocidas (por ejemplo un repartidor o el cartero) e interactuar con ellas para saber qué querían y acompañarlas en su tarea. También reconoció cambios de objetos y de su posición en el apartamento, además de ejecutar órdenes de la persona que vivía allí.

Hugo Estrada, Jaime Márquez y Julio Cruz (estudiantes de postgrado y maestría de la UNAM) crearon junto con Martell este proyecto, el cual fue dirigido por Jesús Savage Carmona, titular del Laboratorio de Bio-Robótica de la UNAM.

Policiaca

Aseguran a sujeto por amenazar a un bombero con un hacha

Ernesto, de 33 años, fue aprehendido por la Policía Municipal al deambular por los alrededores del poblado Miguel Alemán con un hacha entres sus manos

Local

Cecytes se encuentra listo para recibir a más de 11 mil estudiantes de nuevo ingreso

El inicio de clases será el próximo 19 de agosto y se espera que sean 23 mil alumnos de la institución los que formen parte del ciclo escolar 2019-2020

Local

Asigna SEC docentes en educación Básica para ciclo 2019 - 2020

Ahora se entregan los espacios laborales de acuerdo al orden de posición establecido en la base de datos de los resultados emitidos por la Coordinación Nacional del Servicio Profesional Docente (CNSPD)

Policiaca

Alerta Secretaría de Seguridad sobre ataques cibernéticos a dependencias

Se trata de una campaña de ataques cibernéticos que hasta el momento se ubica en España, Guatemala, El Salvador y Panamá

Policiaca

Aseguran a sujeto por amenazar a un bombero con un hacha

Ernesto, de 33 años, fue aprehendido por la Policía Municipal al deambular por los alrededores del poblado Miguel Alemán con un hacha entres sus manos

Policiaca

Sorprenden a joven cometiendo abusos deshonestos contra una mujer en la Línea 17 del transporte

Fue en el cruce de las calles Juan Bautista Escalante y José María Yáñez donde la víctima pidió ayuda a los pasajeros del transporte urbano debido a que el joven la tocaba de forma lasciva

Local

Cecytes se encuentra listo para recibir a más de 11 mil estudiantes de nuevo ingreso

El inicio de clases será el próximo 19 de agosto y se espera que sean 23 mil alumnos de la institución los que formen parte del ciclo escolar 2019-2020

Local

Sonorense representará a México en la XXIV Olimpiada Iberoamericana de Química

Aarón Lizárraga Acosta, alumno del Cobach plantel Villa de Seris, acudirá a la Ciudad de Porto, Portugal, para participar en esta competencia contra estudiantes de 17 países

Doble Vía

[Video] Recolectan cepillos de dientes para proteger el medio ambiente

En Hermosillo se implementa un programa para recolectar cepillos de dientes, los cuales tardan hasta 75 años en degradarse