/ lunes 5 de julio de 2021

Hermosillo no está hecho para la lluvia, ¿sabes por qué?

Estos factores llevaron a Hermosillo a convertirse en una ciudad "alérgica" a las lluvias, que generan caos vial y afectación a edificios; incluso a veces cuesta vidas

Luego de una lluvia por lo menos moderada, cualquier recorrido por la capital sonorense de Hermosillo revelará que, innegablemente, la bien llamada “Ciudad del Sol” presenta serias deficiencias para enfrentar las inclemencias del clima. A partir de ese punto las afectaciones solo aumentan más conforme arrecian las precipitaciones.

Lee también: ¡Todo se puede! Inicia en Sonora Programa de Estimulación de Lluvias

Este fin de semana se registró la tormenta más intensa de los últimos 35 años en el municipio, con la cual los daños a construcciones, vehículos, negocios y obra pública volvieron a hacerse omnipresentes en las calles inundadas. En algunas zonas la precipitación alcanzó más de 90 milímetros en menos de una hora. Todo esto sin mencionar el fallecimiento de dos personas a causa de la lluvia y sus efectos.

En el paso desnivel ubicado en Luis Encinas y Américas los bomberos recuperaron el cuerpo de Guadalupe Rodrigo Zanudo Urrea, un hombre de 55 años de edad que murió ahogado en su vehículo cuando el agua cubrió la cabina, mientras intentaba cruzar el estancamiento. Poco después la joven Dania Azelet Galaviz recibió una descarga eléctrica al tocar un cable conectado de forma irregular dentro de su vivienda inundada.

Pero, ¿por qué suceden estas tragedias? Como es de esperarse, se trata de una respuesta con muchos factores que contribuyen al "caos" visto en los últimos días.

Se espera que las lluvias en la ciudad amaguen la sequía que se ha vivido en el último año / Foto: Carlos Villalba | El Sol de Hermosillo

Una ciudad caliente, y calentándose

Desde 2004, en un estudio realizado por la UNAM y el Colegio de Sonora ya advertía de los efectos del cambio climático en Hermosillo, entre los cuales además de largos periodos de sequía que pondrían en riesgo el suministro de agua para la ciudad, también se preveía un aumento importante en los aguaceros, lluvias cortas y violentas donde se acumula un gran volumen de agua en poco tiempo. Así iniciaría el ciclo de sequía-inundación que aparentemente continúa siendo una realidad.

“La tendencia a un poco más de lluvia y más aguaceros parece presentarse en la mayor parte de la región noreste de México. En la ciudad de Hermosillo, dichas tendencias en el ciclo hidrológico, así como el aumento en la urbanización parece hacer de los encharcamientos en las calles algo más frecuente”, temían entonces los investigadores.

Uno de los escenarios planteados para la ciudad en 2050 es la de temperaturas máximas más elevadas, si es que cabe, aunadas a un aumento de las precipitaciones fuertes fuera de los periodos de sequía extrema. A medio camino hacia esta fecha y con la ciudad alcanzando temperaturas récord cada año, la necesidad de prepararse para la otra cara de la moneda también se hace patente, pero el reto también es cada vez más alto.

Se estima que durante las lluvias de este fin de semana la ciudad de Hermosillo recibió hasta el 75% de las lluvias promedio que se esperan para el mes de julio, un evento considerado a todas luces como histórico. Aún con esto las conversaciones para realizar obras de tipo preventivo apenas han surgido recientemente.

Foto: Cecilia Saijas | El Sol de Hermosillo

Diseñado para fallar

Las consecuencias catastróficas de la lluvia en Hermosillo, aunque cada vez más severas, tampoco se trata de una nueva problemática para la ciudad, pues como explica el mismo estudio, y constatan publicaciones de aquellas fechas, la ciudad ha optado históricamente por hacer frente a las inundaciones con medidas de control a muy corto plazo.

Mientras que propuestas como la instalación de presas en las cuencas de la ciudad fueron en su momento rechazadas por criterios económicos, la ciudad continúa optando desde entonces por estrategias como la instalación de bordos o conductos para redirigir el agua; en algunos puntos la instalación de sacos de arena "basta y sobra". Desgraciadamente para la población esto no ha sido suficiente desde hace años.

Esto, aunado a una extensiva pavimentación de la ciudad y una planeación que no ha tenido estas condiciones climáticas en consideración, ha hecho que varios puntos de la ciudad se conviertan en concentradores de agua, “lagos”, o en cauces violentos que recorren la capital de lado a lado, “ríos”. Horas después de las lluvias de los últimos días prácticamente todas las vialidades principales de la ciudad presentaban algún grado de afectación.

“Ningún tipo de obra se combina con otra para la recolección provisional o recarga del acuífero. Cuando la emergencia pasa, se inicia la nueva fase de sequía para el lugar”, concluye el estudio presentado a la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales.

Por otro lado, según especialistas de la Comisión Nacional del Agua, este problema no depende solamente de las fallas en la infraestructura de la ciudad, sino también a problemáticas como la acumulación de basura y escombro en el alcantarillado, además de en canales y otras obras destinadas a redirigir el agua por la ciudad, que a pesar de los esfuerzos previos de la autoridad para despejarlos, este fin de semana terminó en un colapso. Esta parte del problema recae principalmente en los ciudadanos, quienes terminan pagándolo en sus propias casas.

Foto: Cortesía | Conagua

Cambios pendientes en Hermosillo

Recientemente el gobernador electo de Sonora, Alfonso Durazo, reconoció la extensión de los daños ocasionados por la lluvia en Hermosillo, señalando la necesidad de cambios en la infraestructura y planeación de la ciudad para tomar en cuenta los aguaceros que, según se prevé, continuarán ocurriendo en los próximos años.

“Tenemos que revisar la infraestructura urbana (...) de tal manera que logremos cambiar el criterio de la atención de los daños causados por un exceso de lluvia, la construcción de obras que nos permita evitar que el exceso de lluvias cause daños”, declaró durante la rueda de prensa de este lunes.

¡Recibe las noticias directo en tu celular! Suscríbete al WhatsApp de El Sol de Hermosillo

También señaló que este problema no es exclusivo de la capital, sino que otras ciudades como Empalme se han visto afectadas históricamente por inundaciones, donde cabe señalar que tampoco se ha respondido con la obra apropiada para evitarlo.

Hasta que no se concreten los cambios necesarios en las ciudades afectadas, tocará a los cuerpos de respuesta ante emergencias como la Sedena y Protección Civil continuar enfrentando las consecuencias de las inundaciones en apoyo a la población afectada, a la espera de que el fuerte sol de Sonora vuelva a salir.

Foto: Carlos Villalba | El Sol de Hermosillo

Luego de una lluvia por lo menos moderada, cualquier recorrido por la capital sonorense de Hermosillo revelará que, innegablemente, la bien llamada “Ciudad del Sol” presenta serias deficiencias para enfrentar las inclemencias del clima. A partir de ese punto las afectaciones solo aumentan más conforme arrecian las precipitaciones.

Lee también: ¡Todo se puede! Inicia en Sonora Programa de Estimulación de Lluvias

Este fin de semana se registró la tormenta más intensa de los últimos 35 años en el municipio, con la cual los daños a construcciones, vehículos, negocios y obra pública volvieron a hacerse omnipresentes en las calles inundadas. En algunas zonas la precipitación alcanzó más de 90 milímetros en menos de una hora. Todo esto sin mencionar el fallecimiento de dos personas a causa de la lluvia y sus efectos.

En el paso desnivel ubicado en Luis Encinas y Américas los bomberos recuperaron el cuerpo de Guadalupe Rodrigo Zanudo Urrea, un hombre de 55 años de edad que murió ahogado en su vehículo cuando el agua cubrió la cabina, mientras intentaba cruzar el estancamiento. Poco después la joven Dania Azelet Galaviz recibió una descarga eléctrica al tocar un cable conectado de forma irregular dentro de su vivienda inundada.

Pero, ¿por qué suceden estas tragedias? Como es de esperarse, se trata de una respuesta con muchos factores que contribuyen al "caos" visto en los últimos días.

Se espera que las lluvias en la ciudad amaguen la sequía que se ha vivido en el último año / Foto: Carlos Villalba | El Sol de Hermosillo

Una ciudad caliente, y calentándose

Desde 2004, en un estudio realizado por la UNAM y el Colegio de Sonora ya advertía de los efectos del cambio climático en Hermosillo, entre los cuales además de largos periodos de sequía que pondrían en riesgo el suministro de agua para la ciudad, también se preveía un aumento importante en los aguaceros, lluvias cortas y violentas donde se acumula un gran volumen de agua en poco tiempo. Así iniciaría el ciclo de sequía-inundación que aparentemente continúa siendo una realidad.

“La tendencia a un poco más de lluvia y más aguaceros parece presentarse en la mayor parte de la región noreste de México. En la ciudad de Hermosillo, dichas tendencias en el ciclo hidrológico, así como el aumento en la urbanización parece hacer de los encharcamientos en las calles algo más frecuente”, temían entonces los investigadores.

Uno de los escenarios planteados para la ciudad en 2050 es la de temperaturas máximas más elevadas, si es que cabe, aunadas a un aumento de las precipitaciones fuertes fuera de los periodos de sequía extrema. A medio camino hacia esta fecha y con la ciudad alcanzando temperaturas récord cada año, la necesidad de prepararse para la otra cara de la moneda también se hace patente, pero el reto también es cada vez más alto.

Se estima que durante las lluvias de este fin de semana la ciudad de Hermosillo recibió hasta el 75% de las lluvias promedio que se esperan para el mes de julio, un evento considerado a todas luces como histórico. Aún con esto las conversaciones para realizar obras de tipo preventivo apenas han surgido recientemente.

Foto: Cecilia Saijas | El Sol de Hermosillo

Diseñado para fallar

Las consecuencias catastróficas de la lluvia en Hermosillo, aunque cada vez más severas, tampoco se trata de una nueva problemática para la ciudad, pues como explica el mismo estudio, y constatan publicaciones de aquellas fechas, la ciudad ha optado históricamente por hacer frente a las inundaciones con medidas de control a muy corto plazo.

Mientras que propuestas como la instalación de presas en las cuencas de la ciudad fueron en su momento rechazadas por criterios económicos, la ciudad continúa optando desde entonces por estrategias como la instalación de bordos o conductos para redirigir el agua; en algunos puntos la instalación de sacos de arena "basta y sobra". Desgraciadamente para la población esto no ha sido suficiente desde hace años.

Esto, aunado a una extensiva pavimentación de la ciudad y una planeación que no ha tenido estas condiciones climáticas en consideración, ha hecho que varios puntos de la ciudad se conviertan en concentradores de agua, “lagos”, o en cauces violentos que recorren la capital de lado a lado, “ríos”. Horas después de las lluvias de los últimos días prácticamente todas las vialidades principales de la ciudad presentaban algún grado de afectación.

“Ningún tipo de obra se combina con otra para la recolección provisional o recarga del acuífero. Cuando la emergencia pasa, se inicia la nueva fase de sequía para el lugar”, concluye el estudio presentado a la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales.

Por otro lado, según especialistas de la Comisión Nacional del Agua, este problema no depende solamente de las fallas en la infraestructura de la ciudad, sino también a problemáticas como la acumulación de basura y escombro en el alcantarillado, además de en canales y otras obras destinadas a redirigir el agua por la ciudad, que a pesar de los esfuerzos previos de la autoridad para despejarlos, este fin de semana terminó en un colapso. Esta parte del problema recae principalmente en los ciudadanos, quienes terminan pagándolo en sus propias casas.

Foto: Cortesía | Conagua

Cambios pendientes en Hermosillo

Recientemente el gobernador electo de Sonora, Alfonso Durazo, reconoció la extensión de los daños ocasionados por la lluvia en Hermosillo, señalando la necesidad de cambios en la infraestructura y planeación de la ciudad para tomar en cuenta los aguaceros que, según se prevé, continuarán ocurriendo en los próximos años.

“Tenemos que revisar la infraestructura urbana (...) de tal manera que logremos cambiar el criterio de la atención de los daños causados por un exceso de lluvia, la construcción de obras que nos permita evitar que el exceso de lluvias cause daños”, declaró durante la rueda de prensa de este lunes.

¡Recibe las noticias directo en tu celular! Suscríbete al WhatsApp de El Sol de Hermosillo

También señaló que este problema no es exclusivo de la capital, sino que otras ciudades como Empalme se han visto afectadas históricamente por inundaciones, donde cabe señalar que tampoco se ha respondido con la obra apropiada para evitarlo.

Hasta que no se concreten los cambios necesarios en las ciudades afectadas, tocará a los cuerpos de respuesta ante emergencias como la Sedena y Protección Civil continuar enfrentando las consecuencias de las inundaciones en apoyo a la población afectada, a la espera de que el fuerte sol de Sonora vuelva a salir.

Foto: Carlos Villalba | El Sol de Hermosillo

Policiaca

Arde Guaymas y Empalme: por violencia suspenden eventos y clases

La medida tiene como finalidad preservar y salvaguardar la integridad de los ciudadanos, informó Antonio Corpus Alanís

Local

Calor dará un respiro a hermosillenses; en estos días bajarán temperaturas

Gilberto Lagarda Vázquez, especialista técnico de la Comisión Nacional del Agua, dio a conocer el pronóstico del tiempo para este fin de semana

Policiaca

Detienen a "El 18" por ataque a Palacio Municipal de Guaymas

El hombre, apodado también como “La Monja”, responderá por varios delitos, entre ellos la muerte de la activista Marisol Cuadras

Política

AMLO sólo ha gastado 2 mdp en viáticos durante giras

La Oficina de Presidencia destinó 16.6 millones de pesos a personal de avanzada, resguardo y comitivas

Política

Elecciones 2022: Prometen sacar de la pobreza a Oaxaca

Los siete candidatos a gobernador buscan abatir el rezago histórico; hay desigualdad y carencias, dicen

Gossip

Pedro Alonso se muda a México para filmar documental

El actor y escritor español Pedro Alonso se encuentra en nuestro país filmando un documental que registra sitios que ha descubierto en sus viajes

Finanzas

Alista EU nueva queja laboral contra planta de Stellantis en Coahuila

Las fábricas que violen los derechos de los trabajadores podrían perder su condición de exportar sin aranceles

Tecnología

Atrae México a los nómadas digitales

El país posee la belleza de sus destinos, comida barata, rentas bajas y buena conexión a internet

Mundo

Argentina pide reunir a la CELAC durante la Cumbre de las Américas

Sería un "desayuno de trabajo" que tendría lugar en el mismo centro de convenciones que será sede de la Cumbre organizada por el Gobierno de Joe Biden