/ miércoles 23 de noviembre de 2022

Los edificios que trajeron el progreso a Sonora en los años 40: FOTOS

Durante la década de los años cuarenta Hermosillo experimentó un crecimiento acelerado, y muchos edificios surgieron del paso a la modernidad

El estado de Sonora ha tenido un largo camino para pasar desde su identidad ligada de forma muy cercana a los pueblos, con la vida rural, hacia un rostro más “moderno”. Esto no se ha visto de forma más notoria en otros lugares más que en su capital, Hermosillo.

Fue particularmente durante la gubernatura de Abelardo L. Rodríguez, en la década de los años cuarenta, cuando muchos de los edificios que definen el rostro actual de la capital sonorense se fueron levantando.

Lee también: Blanca Irene, la primera mujer chofer de camión en Hermosillo en los años 70

Se vivía en ese tiempo un rápido crecimiento de la industria agrícola en el estado, en el aire se respiraban aires de abundancia y crecimiento económico para el principal centro urbano del estado, pero también se necesitarían sonorenses preparados para cubrir la demanda cada vez más grande de profesionales capacitados para dirigir el avance del estado.

Fue así que para 1942 se concretó la creación de un centro de estudios superiores, y junto a este sus dos edificaciones más representativas se alzaron en el corazón de la ciudad: La rectoría de la Universidad de Sonora junto a su Museo Regional y Biblioteca.

Museo de la Universidad:

Culminó su construcción en 1948, contando con lo último en instalaciones para su época, una moderna biblioteca y auditorio para eventos culturales y académicos dentro de la Universidad.

Museo y Biblioteca de la Universidad de Sonora / Foto: Carlos Villalba | El Sol de Hermosillo

Desde un principio se proyectaba para ser el museo más importante del estado, esta parte sus puertas se abrió a público en 1957 con exposiciones de la cultura mesoamericana, esto mientras la antigua penitenciaría todavía albergaba reos en sus calabozos.

En sus paredes se pueden apreciar murales donados por grandes maestros como Diego Rivera y Dr. Atl.

Rectoría de la Universidad de Sonora

Uno de los primeros edificios que surgieron tras consolidarse el nuevo centro de estudios fue la rectoría, con espacios amplios que recordaban a una hacienda de tiempos coloniales rodeada de lo que antes fueran campos de cultivo. En sus vitrales todavía pueden verse pasajes de la historia de nuestro estado.

Foto: Cortesía | Hermosillo Antiguo

Pronto se le agregaron también una plaza enfrente, que tomaría el nombre de la docente Emiliana de Zubeldía, y se convertiría también en un espacio emblemático de la ciudad de Hermosillo con la llegada de los dogueros décadas después.


El Cine Sonora

¿Qué mejor manera de traer a Hermosillo al siglo XX que con su propio cine? Los hermosillenses ya conocían las películas para ese tiempo, aunque fuera por espectáculos ambulantes que viajaban de un lugar a otro sin establecerse permanentemente; eso cambió con el Cine Sonora.

En este edificio, inaugurado un 6 de junio de 1947, las familias hermosillenses pudieron vivir la época de oro del cine mexicano con entretenimiento disponible de forma contínua.

Por aquellos tiempos ir al cine era todo un evento, y las instalaciones lo mostraban con sus alfombras rojas y su ambiente en el que todos llevaban sus prendas más elegantes para acudir a uno de los mejores cines en toda la República Mexicana; hasta estatuas como la Diana Cazadora adornaban sus espacios.

Trabajo del arquitecto Gustavo Aguilar junto a técnicos nacionales y extranjeros, sus salas estaban diseñadas para ser cómodas y atrapar el sonido de la mejor manera para atrapar al público.

Edificio Sonora

La creciente clase de profesionistas en Hermosillo necesitaba en aquellos tiempos espacios para trabajar; médicos, abogados, arquitectos y demás encontraron un espacio donde poner sus oficinas en el moderno Edificio Sonora, el primero en toda la ciudad en tener un elevador.

Cortesía | Twitter @aabbee23

Se inauguró en 1946, obra de “Urbanizaciones e Inversiones S.A”, que ahí mismo pusieron su sede, la constructora no se olvidó de ponerle una terraza en la que se realizaban cotizados eventos sociales para las clases altas de la época.

Se considera este edificio como uno de los que definiría el nuevo escenario visual y urbanístico de Hermosillo a partir de entonces, actualmente es propiedad de la fundación Esposos Rodríguez.

Banco de México

En 1945 iniciaron los trabajos para traer al Banco de México a la ciudad de Hermosillo con un edificio de seis pisos obra del arquitecto Gonzalo Garita, que vino desde la ciudad de México especialmente para esta obra, apoyado por los locales Gustavo F. Aguilar y Leopoldo Palafox.

Cortesía | Manuel Hernández

Con una inversión de dos millones de pesos, suma importante para los años cuarenta, tenía espacios para inversiones, despachos comerciales y hasta una residencia dedicada para el gerente y sus familiares, como recuerda el cronista de la ciudad Ignacio Lagarda Lagarda.

Con este edificio la ciudad de Hermosillo comenzaba a asemejarse un poco más a las grandes capitales del país, que privilegiaban los altos edificios para vivir y trabajar en las zonas urbanas.

Hotel Laval

De esta lista una de las historias más trágicas fue la del hotel Laval, ubicado en el centro de la ciudad, que pasó de ser uno de los mejores en todo el noroeste del país a estar abandonado actualmente.

El hotel Laval fue en su momento uno de los más conocidos de Hermosillo, antes de caer en abandono / Foto: Cortesía | Historia de Hermosillo

Con su arquitectura inspirada en el art deco, cuando abrió en 1939 tenía 36 habitaciones preparadas para recibir a los visitantes de la ciudad sin escatimar en ningún detalle en la comodidad, llegando a ser un símbolo de prestigio para los turistas que visitaban Sonora quedarse en el Laval.

Tenía también un restaurante que era centro de reuniones de todo tipo, incluyendo las fiestas que se realizaban en su terraza.

Varias propuestas han surgido para revivir el antiguo hotel a su gloria pasada, pero hasta hoy continúa deteriorándose sin que ninguno haya podido ser concretado.

El estado de Sonora ha tenido un largo camino para pasar desde su identidad ligada de forma muy cercana a los pueblos, con la vida rural, hacia un rostro más “moderno”. Esto no se ha visto de forma más notoria en otros lugares más que en su capital, Hermosillo.

Fue particularmente durante la gubernatura de Abelardo L. Rodríguez, en la década de los años cuarenta, cuando muchos de los edificios que definen el rostro actual de la capital sonorense se fueron levantando.

Lee también: Blanca Irene, la primera mujer chofer de camión en Hermosillo en los años 70

Se vivía en ese tiempo un rápido crecimiento de la industria agrícola en el estado, en el aire se respiraban aires de abundancia y crecimiento económico para el principal centro urbano del estado, pero también se necesitarían sonorenses preparados para cubrir la demanda cada vez más grande de profesionales capacitados para dirigir el avance del estado.

Fue así que para 1942 se concretó la creación de un centro de estudios superiores, y junto a este sus dos edificaciones más representativas se alzaron en el corazón de la ciudad: La rectoría de la Universidad de Sonora junto a su Museo Regional y Biblioteca.

Museo de la Universidad:

Culminó su construcción en 1948, contando con lo último en instalaciones para su época, una moderna biblioteca y auditorio para eventos culturales y académicos dentro de la Universidad.

Museo y Biblioteca de la Universidad de Sonora / Foto: Carlos Villalba | El Sol de Hermosillo

Desde un principio se proyectaba para ser el museo más importante del estado, esta parte sus puertas se abrió a público en 1957 con exposiciones de la cultura mesoamericana, esto mientras la antigua penitenciaría todavía albergaba reos en sus calabozos.

En sus paredes se pueden apreciar murales donados por grandes maestros como Diego Rivera y Dr. Atl.

Rectoría de la Universidad de Sonora

Uno de los primeros edificios que surgieron tras consolidarse el nuevo centro de estudios fue la rectoría, con espacios amplios que recordaban a una hacienda de tiempos coloniales rodeada de lo que antes fueran campos de cultivo. En sus vitrales todavía pueden verse pasajes de la historia de nuestro estado.

Foto: Cortesía | Hermosillo Antiguo

Pronto se le agregaron también una plaza enfrente, que tomaría el nombre de la docente Emiliana de Zubeldía, y se convertiría también en un espacio emblemático de la ciudad de Hermosillo con la llegada de los dogueros décadas después.


El Cine Sonora

¿Qué mejor manera de traer a Hermosillo al siglo XX que con su propio cine? Los hermosillenses ya conocían las películas para ese tiempo, aunque fuera por espectáculos ambulantes que viajaban de un lugar a otro sin establecerse permanentemente; eso cambió con el Cine Sonora.

En este edificio, inaugurado un 6 de junio de 1947, las familias hermosillenses pudieron vivir la época de oro del cine mexicano con entretenimiento disponible de forma contínua.

Por aquellos tiempos ir al cine era todo un evento, y las instalaciones lo mostraban con sus alfombras rojas y su ambiente en el que todos llevaban sus prendas más elegantes para acudir a uno de los mejores cines en toda la República Mexicana; hasta estatuas como la Diana Cazadora adornaban sus espacios.

Trabajo del arquitecto Gustavo Aguilar junto a técnicos nacionales y extranjeros, sus salas estaban diseñadas para ser cómodas y atrapar el sonido de la mejor manera para atrapar al público.

Edificio Sonora

La creciente clase de profesionistas en Hermosillo necesitaba en aquellos tiempos espacios para trabajar; médicos, abogados, arquitectos y demás encontraron un espacio donde poner sus oficinas en el moderno Edificio Sonora, el primero en toda la ciudad en tener un elevador.

Cortesía | Twitter @aabbee23

Se inauguró en 1946, obra de “Urbanizaciones e Inversiones S.A”, que ahí mismo pusieron su sede, la constructora no se olvidó de ponerle una terraza en la que se realizaban cotizados eventos sociales para las clases altas de la época.

Se considera este edificio como uno de los que definiría el nuevo escenario visual y urbanístico de Hermosillo a partir de entonces, actualmente es propiedad de la fundación Esposos Rodríguez.

Banco de México

En 1945 iniciaron los trabajos para traer al Banco de México a la ciudad de Hermosillo con un edificio de seis pisos obra del arquitecto Gonzalo Garita, que vino desde la ciudad de México especialmente para esta obra, apoyado por los locales Gustavo F. Aguilar y Leopoldo Palafox.

Cortesía | Manuel Hernández

Con una inversión de dos millones de pesos, suma importante para los años cuarenta, tenía espacios para inversiones, despachos comerciales y hasta una residencia dedicada para el gerente y sus familiares, como recuerda el cronista de la ciudad Ignacio Lagarda Lagarda.

Con este edificio la ciudad de Hermosillo comenzaba a asemejarse un poco más a las grandes capitales del país, que privilegiaban los altos edificios para vivir y trabajar en las zonas urbanas.

Hotel Laval

De esta lista una de las historias más trágicas fue la del hotel Laval, ubicado en el centro de la ciudad, que pasó de ser uno de los mejores en todo el noroeste del país a estar abandonado actualmente.

El hotel Laval fue en su momento uno de los más conocidos de Hermosillo, antes de caer en abandono / Foto: Cortesía | Historia de Hermosillo

Con su arquitectura inspirada en el art deco, cuando abrió en 1939 tenía 36 habitaciones preparadas para recibir a los visitantes de la ciudad sin escatimar en ningún detalle en la comodidad, llegando a ser un símbolo de prestigio para los turistas que visitaban Sonora quedarse en el Laval.

Tenía también un restaurante que era centro de reuniones de todo tipo, incluyendo las fiestas que se realizaban en su terraza.

Varias propuestas han surgido para revivir el antiguo hotel a su gloria pasada, pero hasta hoy continúa deteriorándose sin que ninguno haya podido ser concretado.

Elecciones 2024

INE aclara sobre resultados de votos anticipados en Ceresos

A través de Certeza INE, proyecto multidisciplinario que implementa ese órgano para aclarar desinformación que trascienda durante los procesos electorales

Local

¿Cuándo inician las vacaciones de verano para estudiantes de educación básica?

Un total de 24 mil 605 docentes, directivos y personal de apoyo y 563 mil alumnos de educación básica de Sonora que gozarán de su período vacacional

Local

Atención: Ampliarán cierre de calles por Fiestas del Pitic 2024

El vocero del Departamento de Tránsito de Hermosillo informó que, en el arranque de la primera noche de las Fiestas del Pitic se notó un gran número de asistentes

Gossip

Hombres G inaugura las Fiestas del Pitic con un concierto para la historia

La agrupación española regresó a la capital sonorense para festejar los 324 años de la fundación de la ciudad

Policiaca

Confirman cuatro sicarios muertos en balacera de Santa Ana

Diferentes corporaciones realizaron operativos y decomisaron tres vehículos, arsenal de armas de fuego, 20 cargadores útiles y un cargador de disco

Cultura

Las Fiestas del Pitic se llenan de color con artistas plásticos locales

La celebración por la fundación de la ciudad brinda numerosos espacios para que artistas independientes ofrezcan sus obras a un mayor público