/ viernes 21 de mayo de 2021

Parque Madero: el gran
 pulmón de Hermosillo de más de 200 años

Dicha zona verde ha pasado por varias transformaciones en sus más de dos siglos, su última remodelación fue en 2012

Ante el déficit de hasta 60% de árboles que existe en Hermosillo, la conservación de sus zonas verdes se ha vuelto una tarea prioritaria para distintos colectivos ecológicos y las autoridades de gobierno, siendo el Parque Madero el que es considerado como “el gran pulmón” de la ciudad.

Te recomendamos leer: Debate: La Sauceda no se vende, ¿pero qué se hace con ella?

Con más de 200 años de historia, el parque ha pasado por varias transformaciones. El cronista oficial de Hermosillo, Ignacio Lagarda Lagarda, contó que en 1772 el gobernador e intendente, Pedro de Corbalán dispuso que el terreno localizado a la orilla del camino que conducía a San Miguel de Horcasitas se plantaran árboles de álamo, fresno, sarmientos y datileras, pensando que serviría como paseo a los habitantes de la Villa del Pitic, al que se le llamó La Alameda.

En 1899, siendo presidente municipal Filomeno Loaiza, se aprobó llamarle Parque Ramón Corral, iniciando la reconstrucción del mismo, para lo cual se derrumbó la tapia de adobe y los arcos con sus portones, se le puso un cerco de fierro muy vistoso y se construyeron tres puertas en forma de arcos: la principal por la calle Rosales (Jesús García) frente a la calle Don Luis (Serdán) que tenía escrito en su parte superior “Parque Ramón Corral”.

Lagarda contó que se construyeron dos pilas con sus fuentes, una de ellas tenía tres platos sostenidos por figuras de flamingos de bronce, que se decía que habían sido traídos de Francia por don Ramón Corral. La obra de remodelación fue inaugurada el 15 de septiembre de 1900.

Foto: Cortesía | Manuel Hernández

Posteriormente, el 20 de mayo de 1914, siendo presidente municipal Juan B. León y Faustino Félix como secretario interino, el Ayuntamiento de Hermosillo, acordó renombrar las calles “Don Luis” y “Porfirio Díaz” por “Serdán” y “Garmendia” respectivamente, además que el parque llevaría el nombre oficial de “Francisco I. Madero”.

“Durante la administración del gobernador Rodolfo Elías Calles (1931-1935), se remodeló de nuevo el parque, derrumbándose las puertas en forma de arcos, el cerco, las casas del señor Antonio Glaglio y las construcciones o escombros que quedaban del edificio de la Escuela Normal y las gradas de madera que se habían construido para un parque de beisbol. Se amplió el terreno hacia el este con la donación que hizo el señor don Julio Salazar Pallet, propietario de la antigua Huerta de Pallet”, apuntó.

En el lugar que ocupaba la puerta principal se construyó un monumento a Jesús García, realizado por los artistas Fermín Revueltas Sánchez e Ignacio Asúnsolo, ya que en una casa localizada en ese lugar había nacido el 13 de noviembre de 1881 el Héroe de Nacozari, y en el extremo este del parque se construyó la Casa del Pueblo y el estadio de beisbol Fernando M. Ortiz.

Al sur del monumento se construyeron dos pérgolas de madera rodeadas de plantas que al poco tiempo las cubrieron de flores y al pasar bajo de ellas, irradiaban un agradable aroma. Al lado Suroeste del parque se construyó un lago artificial con una isla y un puente, lo mismo que un atracadero para pequeñas lanchas de remos.

“Todo el terreno del parque estaba rodeado por un canal de concreto que nacía en el compartidero, localizado bajo el Puente Colorado, en la esquina de las calles Morelia y Carbó, que conducía el agua para regar los jardines y llenar el lago. Al tiempo, el lago fue desecado, según se dijo, por los moscos y los zancudos que provocaron brotes de paludismo”, agregó.

El jueves 17 de septiembre de 1959 se inauguró la fuente principal y a mediados de los años 70 se demolieron la Casa del Pueblo y el estadio de beisbol para la construcción del Parque Infantil.

Última remodelación



Con una inversión de 40 millones de pesos se realizó la última gran intervención en el Parque Madero, que concluyó en julio de 2012 bajo la administración del entonces presidente municipal, Javier Gándara Magaña.

Con tal recurso se hicieron trabajos de forestación, se implementó un sistema de riego, se hicieron andadores, rehabilitaron canchas, construyeron una pista de patinaje, se renovó la concha acústica, instalaron bancas, cestos de basura y un nuevo cerco perimetral.

Además se rehabilitaron baños, se construyó el área de fuente de sodas, dos casetas de seguridad y nueve puntos de acceso al parque, además se instalaron 199 lámparas de alumbrado público y se construyó una moderna fuente danzante, con espectáculo de luces.

Avanza el tiempo

Germán Cázares Sánchez, presidente del patronato del Parque Madero, mencionó que desde entonces no ha habido otra inversión importante en este espacio dedicado al esparcimiento familiar.

“Malamente no se le ha invertido al parque, digo el parque por ser público requiere de un mantenimiento como cualquier espacio público, un mantenimiento constante, el parque tiene más de 150 años y el registro histórico de la gente que sabe del tema nos dice que el Parque Madero en todo ese tiempo nada más cuatro veces se le ha metido dinero, entonces, ahí nos habla de que la autoridad no le ha puesto un interés”, externó.

A nueve años de aquella remodelación, Germán señaló que no se le ha vuelto a destinar dinero para un mantenimiento óptimo, siendo el arreglo de la mayor parte del sistema de riego lo que más se necesita en estos momentos, pues no funciona como en un principio debido al vandalismo, ocasionando que algunos árboles mueran.

“En primer lugar el parque necesita un sistema de riego al 100%, ahorita no lo tiene en un porcentaje, parte del vandalismo que ha sufrido es que le han robado las tomas de agua que los llevan a ciertos sectores y pues no se está regando de la manera más propia, entonces requiere una inversión bastante seria”, aseveró.

Tampoco se cuenta con una instalación eléctrica para poder realizar eventos sin mayores complicaciones, además de contar con personal de seguridad que auxilie a las personas asistentes, sobre todo a los adultos mayores.

“El patronato es el que está manteniendo ahorita los baños, el vandalismo ahí se acentúa mucho, la gente que usa el baño no nada más no lo cuida sino que lo vandaliza”, explicó.

Por último el presidente del patronato hizo un llamado al gobierno municipal a que más allá de la limpieza del parque, se haga una inversión fuerte para un mantenimiento general, mientras que a la ciudadanía exhortó a que disfrute del espacio, pero que también lo cuide.

Ante el déficit de hasta 60% de árboles que existe en Hermosillo, la conservación de sus zonas verdes se ha vuelto una tarea prioritaria para distintos colectivos ecológicos y las autoridades de gobierno, siendo el Parque Madero el que es considerado como “el gran pulmón” de la ciudad.

Te recomendamos leer: Debate: La Sauceda no se vende, ¿pero qué se hace con ella?

Con más de 200 años de historia, el parque ha pasado por varias transformaciones. El cronista oficial de Hermosillo, Ignacio Lagarda Lagarda, contó que en 1772 el gobernador e intendente, Pedro de Corbalán dispuso que el terreno localizado a la orilla del camino que conducía a San Miguel de Horcasitas se plantaran árboles de álamo, fresno, sarmientos y datileras, pensando que serviría como paseo a los habitantes de la Villa del Pitic, al que se le llamó La Alameda.

En 1899, siendo presidente municipal Filomeno Loaiza, se aprobó llamarle Parque Ramón Corral, iniciando la reconstrucción del mismo, para lo cual se derrumbó la tapia de adobe y los arcos con sus portones, se le puso un cerco de fierro muy vistoso y se construyeron tres puertas en forma de arcos: la principal por la calle Rosales (Jesús García) frente a la calle Don Luis (Serdán) que tenía escrito en su parte superior “Parque Ramón Corral”.

Lagarda contó que se construyeron dos pilas con sus fuentes, una de ellas tenía tres platos sostenidos por figuras de flamingos de bronce, que se decía que habían sido traídos de Francia por don Ramón Corral. La obra de remodelación fue inaugurada el 15 de septiembre de 1900.

Foto: Cortesía | Manuel Hernández

Posteriormente, el 20 de mayo de 1914, siendo presidente municipal Juan B. León y Faustino Félix como secretario interino, el Ayuntamiento de Hermosillo, acordó renombrar las calles “Don Luis” y “Porfirio Díaz” por “Serdán” y “Garmendia” respectivamente, además que el parque llevaría el nombre oficial de “Francisco I. Madero”.

“Durante la administración del gobernador Rodolfo Elías Calles (1931-1935), se remodeló de nuevo el parque, derrumbándose las puertas en forma de arcos, el cerco, las casas del señor Antonio Glaglio y las construcciones o escombros que quedaban del edificio de la Escuela Normal y las gradas de madera que se habían construido para un parque de beisbol. Se amplió el terreno hacia el este con la donación que hizo el señor don Julio Salazar Pallet, propietario de la antigua Huerta de Pallet”, apuntó.

En el lugar que ocupaba la puerta principal se construyó un monumento a Jesús García, realizado por los artistas Fermín Revueltas Sánchez e Ignacio Asúnsolo, ya que en una casa localizada en ese lugar había nacido el 13 de noviembre de 1881 el Héroe de Nacozari, y en el extremo este del parque se construyó la Casa del Pueblo y el estadio de beisbol Fernando M. Ortiz.

Al sur del monumento se construyeron dos pérgolas de madera rodeadas de plantas que al poco tiempo las cubrieron de flores y al pasar bajo de ellas, irradiaban un agradable aroma. Al lado Suroeste del parque se construyó un lago artificial con una isla y un puente, lo mismo que un atracadero para pequeñas lanchas de remos.

“Todo el terreno del parque estaba rodeado por un canal de concreto que nacía en el compartidero, localizado bajo el Puente Colorado, en la esquina de las calles Morelia y Carbó, que conducía el agua para regar los jardines y llenar el lago. Al tiempo, el lago fue desecado, según se dijo, por los moscos y los zancudos que provocaron brotes de paludismo”, agregó.

El jueves 17 de septiembre de 1959 se inauguró la fuente principal y a mediados de los años 70 se demolieron la Casa del Pueblo y el estadio de beisbol para la construcción del Parque Infantil.

Última remodelación



Con una inversión de 40 millones de pesos se realizó la última gran intervención en el Parque Madero, que concluyó en julio de 2012 bajo la administración del entonces presidente municipal, Javier Gándara Magaña.

Con tal recurso se hicieron trabajos de forestación, se implementó un sistema de riego, se hicieron andadores, rehabilitaron canchas, construyeron una pista de patinaje, se renovó la concha acústica, instalaron bancas, cestos de basura y un nuevo cerco perimetral.

Además se rehabilitaron baños, se construyó el área de fuente de sodas, dos casetas de seguridad y nueve puntos de acceso al parque, además se instalaron 199 lámparas de alumbrado público y se construyó una moderna fuente danzante, con espectáculo de luces.

Avanza el tiempo

Germán Cázares Sánchez, presidente del patronato del Parque Madero, mencionó que desde entonces no ha habido otra inversión importante en este espacio dedicado al esparcimiento familiar.

“Malamente no se le ha invertido al parque, digo el parque por ser público requiere de un mantenimiento como cualquier espacio público, un mantenimiento constante, el parque tiene más de 150 años y el registro histórico de la gente que sabe del tema nos dice que el Parque Madero en todo ese tiempo nada más cuatro veces se le ha metido dinero, entonces, ahí nos habla de que la autoridad no le ha puesto un interés”, externó.

A nueve años de aquella remodelación, Germán señaló que no se le ha vuelto a destinar dinero para un mantenimiento óptimo, siendo el arreglo de la mayor parte del sistema de riego lo que más se necesita en estos momentos, pues no funciona como en un principio debido al vandalismo, ocasionando que algunos árboles mueran.

“En primer lugar el parque necesita un sistema de riego al 100%, ahorita no lo tiene en un porcentaje, parte del vandalismo que ha sufrido es que le han robado las tomas de agua que los llevan a ciertos sectores y pues no se está regando de la manera más propia, entonces requiere una inversión bastante seria”, aseveró.

Tampoco se cuenta con una instalación eléctrica para poder realizar eventos sin mayores complicaciones, además de contar con personal de seguridad que auxilie a las personas asistentes, sobre todo a los adultos mayores.

“El patronato es el que está manteniendo ahorita los baños, el vandalismo ahí se acentúa mucho, la gente que usa el baño no nada más no lo cuida sino que lo vandaliza”, explicó.

Por último el presidente del patronato hizo un llamado al gobierno municipal a que más allá de la limpieza del parque, se haga una inversión fuerte para un mantenimiento general, mientras que a la ciudadanía exhortó a que disfrute del espacio, pero que también lo cuide.

Local

Manos Unidas interpondrá amparo para evitar demolición de Guardería ABC

El abogado Gabriel Alvarado Serrano confirmó que se trata de un procedimiento legal que tiene como fin frenar la construcción del memorial

Local

Atención: 12 colonias al norte de Hermosillo se quedarán sin agua potable

Información publicada por Agua de Hermosillo señala que el problema surgió después de que un equipo de extracción de la captación Malvinas

Local

Modifican calendario escolar en Sonora por altas temperaturas

De acuerdo a la Secretaría de Educación y Cultura (SEC) habrá un ajuste en los horarios de ingreso y salida en preescolar, primaria y secundaria

Policiaca

Encuentran cuerpo de un hombre en canal pluvial del bulevar López Portillo

El reporte se realizó alrededor de las 6:10 horas, en la colonia Cerrada Sierra Vista, donde se informó sobre el cuerpo de una persona

Local

Banco de Alimento de Hermosillo logró recopilar más de seis toneladas de frijol

Manuel Robles Linares Vélez, director del Banco de Alimentos, señaló que los kilos de frijol recaudados serán destinados a más de 100 mil personas

Local

Calor de Sonora, de los más letales: así es trabajar bajo el sol

Sonora registró el 34% (344 casos) de las muertes por exposición al calor natural; te contamos la historia de un trabajador de la construcción