/ domingo 25 de diciembre de 2022

Posadas reanimaron a abuelos de la Casa Hogar Juan Pablo II

Diciembre se convierte en un mes de fiesta por la cantidad de visitantes que reciben, con quienes comparten su alegría y compañía

Cada año, los adultos mayores de la Casa Hogar Juan Pablo II rejuvenecen con el espíritu navideño y la magia de las personas que los visitan en diciembre para compartir un agradable momento con ellos.

Guadalupe Zepeda Rodríguez, de 71 años, es enfermera encargada de los ancianos a quienes considera como su segunda familia; ha pasado más de 33 años con ellos en Nochebuena y Navidad y señala que el lugar es un festejo todo diciembre, “porque vienen muchos alumnos, escuelas, de la catequesis, empresas; todos apartan un día una cita para convivir con ellos, entonces todo el mes es pura felicidad porque les traen muchos regalos”, explicó.

Durante la cena de Nochebuena, los adultos mayores cenan tamales y al despertar en Navidad, comienzan con un exquisito menudo, pierna y dulces para celebrar llenos de energía.

Lee también: Adultos mayores, la población más desprotegida y con más maltrato

“Todos comen sus dulces, ahorita ya tiene preparado el patronato los dulces que les van a entregar, ya les hizo una posada, quebraron piñata”, recordó como parte de las celebraciones que han realizado en el mes.

En años anteriores, recordó, se han organizado entre los cuidadores y ancianos de la Casa Hogar Juan Pablo II para cooperar y preparar entre ellos tamales; desde amasar y colocar la carnita.

Los inquilinos de la Casa Hogar Juan Pablo II disfrutan la temporada navideña con los visitantes, las piñatas y los dulces / Foto: Cortes ía | María Jesús Curiel Cortez

La primera Navidad de Guadalupe con su segunda familia

Guadalupe Zepeda recuerda con felicidad que su primera Navidad en el asilo fue en 1987 al entrar como enfermera de apoyo, por tres meses, y previo a las celebraciones de diciembre, el cariño y afecto que logró formar con los adultos mayores aumentaron el 25 de diciembre, al transmitirle la alegría que ellos sentían.

“Teníamos como 60 adultos mayores, todas las salas y dormitorios estaban ocupados, eran un montón y con la cocina, los festejos, las piñatas, me acuerdo de que un escándalo todos los viejitos pegándole a la piñata y se contagia uno de la alegría”, expresó.

Después de llevar una carga de actividades en fechas decembrinas, por el cuidado de cada persona de la Casa Hogar Juan Pablo II y el alboroto de todos, por los regalos, comida y actividades.

Sin dejar de mirar con asombro cómo todos los ancianos se reunían para convivir, olvidándose algunos de que no se caían bien entre ellos, molestias y otras quejas que ese momento tan mágico de Navidad desaparecen.

“Entonces para mí estar aquí con ellos, sobre todo en estas fechas, es muy satisfactorio; yo siento que estoy dando algo de mí, algo personal, algo que todo mundo deberíamos de dar y no nada más en estas fechas sino todo el tiempo”, compartió Guadalupe.

Cabe mencionar que la población que se encuentra en el asilo es del rango de edad de 65 a 92 años, y entre ellos María de Jesús Curiel Cortez, espera con ansias el 25 de diciembre por tratarse de su cumpleaños y Navidad.

Ya que, al nacer en Navidad en 1956, espera su cumpleaños número 66 en compañía de sus amigos, donde ha pasado once años al cuidado de Manina, como llama por cariño a Guadalupe.

Mientras que Guadalupe como cada año, prepara un presente para ella a fin de que se sienta con aprecio, ya que se encuentra con falta de afecto y de cariño.

“Está esperando ese día, porque ahora estos dos últimos años que no he estado el 25, de todas maneras, le dejo su regalito y pues ella feliz de la vida”, aseguró.

Por su parte, María de Jesús contó un poco para El Sol de Hermosillo que todos los años la pasan muy bien con el árbol encendido.

Asimismo, Joaquina Rodríguez, de San Pedro El Saucito, quien nació en 1958 el 20 de febrero y que tiene cuatro años en el asilo, aseguró que son celebraciones muy agradables, así como su estadía en la Casa Hogar.

¿Quieres recibir noticias directo en tu celular? Suscríbete aquí a nuestro canal de WhatsApp

“Muy bien gracias a Dios, nos atienden muy bien, nos dan buena atención, buen alimento y los muchachos que vienen a visita con nosotros se portan muy bien”, puntualizó.

¡Regístrate y accede a la edición digital de nuestro semanario!

Cada año, los adultos mayores de la Casa Hogar Juan Pablo II rejuvenecen con el espíritu navideño y la magia de las personas que los visitan en diciembre para compartir un agradable momento con ellos.

Guadalupe Zepeda Rodríguez, de 71 años, es enfermera encargada de los ancianos a quienes considera como su segunda familia; ha pasado más de 33 años con ellos en Nochebuena y Navidad y señala que el lugar es un festejo todo diciembre, “porque vienen muchos alumnos, escuelas, de la catequesis, empresas; todos apartan un día una cita para convivir con ellos, entonces todo el mes es pura felicidad porque les traen muchos regalos”, explicó.

Durante la cena de Nochebuena, los adultos mayores cenan tamales y al despertar en Navidad, comienzan con un exquisito menudo, pierna y dulces para celebrar llenos de energía.

Lee también: Adultos mayores, la población más desprotegida y con más maltrato

“Todos comen sus dulces, ahorita ya tiene preparado el patronato los dulces que les van a entregar, ya les hizo una posada, quebraron piñata”, recordó como parte de las celebraciones que han realizado en el mes.

En años anteriores, recordó, se han organizado entre los cuidadores y ancianos de la Casa Hogar Juan Pablo II para cooperar y preparar entre ellos tamales; desde amasar y colocar la carnita.

Los inquilinos de la Casa Hogar Juan Pablo II disfrutan la temporada navideña con los visitantes, las piñatas y los dulces / Foto: Cortes ía | María Jesús Curiel Cortez

La primera Navidad de Guadalupe con su segunda familia

Guadalupe Zepeda recuerda con felicidad que su primera Navidad en el asilo fue en 1987 al entrar como enfermera de apoyo, por tres meses, y previo a las celebraciones de diciembre, el cariño y afecto que logró formar con los adultos mayores aumentaron el 25 de diciembre, al transmitirle la alegría que ellos sentían.

“Teníamos como 60 adultos mayores, todas las salas y dormitorios estaban ocupados, eran un montón y con la cocina, los festejos, las piñatas, me acuerdo de que un escándalo todos los viejitos pegándole a la piñata y se contagia uno de la alegría”, expresó.

Después de llevar una carga de actividades en fechas decembrinas, por el cuidado de cada persona de la Casa Hogar Juan Pablo II y el alboroto de todos, por los regalos, comida y actividades.

Sin dejar de mirar con asombro cómo todos los ancianos se reunían para convivir, olvidándose algunos de que no se caían bien entre ellos, molestias y otras quejas que ese momento tan mágico de Navidad desaparecen.

“Entonces para mí estar aquí con ellos, sobre todo en estas fechas, es muy satisfactorio; yo siento que estoy dando algo de mí, algo personal, algo que todo mundo deberíamos de dar y no nada más en estas fechas sino todo el tiempo”, compartió Guadalupe.

Cabe mencionar que la población que se encuentra en el asilo es del rango de edad de 65 a 92 años, y entre ellos María de Jesús Curiel Cortez, espera con ansias el 25 de diciembre por tratarse de su cumpleaños y Navidad.

Ya que, al nacer en Navidad en 1956, espera su cumpleaños número 66 en compañía de sus amigos, donde ha pasado once años al cuidado de Manina, como llama por cariño a Guadalupe.

Mientras que Guadalupe como cada año, prepara un presente para ella a fin de que se sienta con aprecio, ya que se encuentra con falta de afecto y de cariño.

“Está esperando ese día, porque ahora estos dos últimos años que no he estado el 25, de todas maneras, le dejo su regalito y pues ella feliz de la vida”, aseguró.

Por su parte, María de Jesús contó un poco para El Sol de Hermosillo que todos los años la pasan muy bien con el árbol encendido.

Asimismo, Joaquina Rodríguez, de San Pedro El Saucito, quien nació en 1958 el 20 de febrero y que tiene cuatro años en el asilo, aseguró que son celebraciones muy agradables, así como su estadía en la Casa Hogar.

¿Quieres recibir noticias directo en tu celular? Suscríbete aquí a nuestro canal de WhatsApp

“Muy bien gracias a Dios, nos atienden muy bien, nos dan buena atención, buen alimento y los muchachos que vienen a visita con nosotros se portan muy bien”, puntualizó.

¡Regístrate y accede a la edición digital de nuestro semanario!

Municipios

Incendio en Guaymas provoca afectaciones: bomberos intentan sofocarlo

El siniestro inició alrededor de las 14:00 horas en el tramo carretero de Miramar que lleva al sector de Las Tinajas, por el bulevar Bacochibampo

Ecología

Uriel Flores se dedica al rescate y reubicación de fauna

Acompañado de su mascota Browie, una boa de dos metros de longitud, explicó que muchas especies como reptiles y artrópodos suelen llegar a zonas urbanas

Policiaca

Cae 'El Chava', presunto cabecilla grupo criminal 'Los Cazadores'

Autoridades de Seguridad Pública dieron a conocer la captura de Salvador “N”, alias “El Chava” o “El Chucky”, señalado como objetivo prioritario

Doble Vía

Desierto de Sonora: El de la mayor biodiversidad del mundo

El desierto con más vida de todo el mundo es el de Sonora, con reservas como las del Pinacate y el Gran Desierto de Altar es el de mayor biodiversidad que hay

Elecciones 2024

Apaches tendrán representación en Nogales con regidor

Joel Cabral Cruz es el nuevo regidor étnico que tendrá un lugar en el Cabildo del Ayuntamiento de Nogales, lo que hará que la comunidad apache tenga representación

Local

Jóvenes crean App para detectar islas de calor en Hermosillo

Estudiantes universitarios crearon una Aplicación Móvil denominada Orbeurbano, con el fin de conocer los lugares donde hace más calor en Hermosillo