/ jueves 31 de enero de 2019

"El Mayo" Zambada fue quien sobornó a EPN: abogado de El Chapo

Los testigos cooperantes "no solo admitieron haber mentido cada día de su vida, su miserable y egoísta vida, sino que les han mentido a ustedes en la corte", dijo Lichtman

En un histriónico alegato final, la defensa de Joquín El Chapo Guzmán dijo el jueves al jurado que el proceso del capo es una "farsa" ya que el verdadero jefe del cártel de Sinaloa es el Mayo Zambada, y le rogó no condenar al acusado en base a "mentiras" de testigos cooperantes que son "basura".

Durante cuatro horas y media, el abogado Jeffrey Lichtman pasó revista a cada uno de los 14 excolaboradores de El Chapo que testificaron en su contra, la inmensa mayoría para reducir sus sentencias, les llamó "ladrones", "asesinos", "degenerados" y "basura", y fue detallando sus crímenes y supuestas mentiras.

También aseguró que el verdadero jefe narco no es su cliente sino Ismael "Mayo" Zambada, de 70 años y cofundador del cártel de Sinaloa, que nunca pasó un día en la cárcel y por quien Estados Unidos ofrece desde hace años una recompensa de 5 millones de dólares.

Según Lichtman, la voz de El Chapo en las llamadas telefónicas interceptadas por el gobierno podría haber sido la de Mayo, y éste puede ser también el hombre de gorra de béisbol negra que en un video presentado como prueba interroga a un hombre golpeado.

"Les ruego que miren en sus corazones, y si tienen una duda, que se apoderen de ella. No la dejen ir. Agárrense a ella como si estuvieran agarrándose a la vida", dijo Lichtman al jurado en la corte federal de Brooklyn, tras un monumental proceso de casi tres meses contra el capo más famoso del mundo desde la muerte del colombiano Pablo Escobar.

"Ustedes pueden aferrarse a sus dudas y decir: 'No, no, no, no culpable".

El Chapo, de 61 años, es acusado de haber traficado cientos de toneladas de drogas a Estados Unidos a lo largo de 25 años, facturando 14 mil millones de dólares. Si es hallado culpable, podría pasar el resto de su vida tras las rejas.

Pago de soborno a Peña Nieto

Los testigos cooperantes "no solo admitieron haber mentido cada día de su vida, su miserable y egoísta vida, sino que les han mentido a ustedes en la corte", dijo Lichtman.

Mayo Zambada "es la verdadera pieza que falta en este lugar", afirmó.

Aseguró que nunca fue El Chapo quien pagó un soborno de 100 millones de dólares al expresidente mexicano Enrique Peña Nieto, como dijo el exnarco colombiano Alex Cifuentes, exmano derecha del capo, sino Mayo.

No tiene sentido que El Chapo haya pagado una coima tan enorme "para luego ser cazado como un animal" por las autoridades, mientras Mayo "está libre como un pájaro", indicó Lichtman, un experimentado abogado que ganó fama cuando salvó de la cárcel al hijo de un afamado capo de la mafia neoyorquina, John Gotti Jr.

"Mayo Zambada hizo ese pago" de 100 millones a Peña Nieto y es quien se ha beneficiado más del mismo, aseveró.

Peña Nieto niega tajantemente haber recibido sobornos de narcotraficantes.

La defensa de El Chapo también afirmó que el gobierno estadounidense no pudo incautar nunca "ni un centavo" a El Chapo porque "no había nada para incautar".

¿Una farsa?

"Si no creen en los testigos cooperantes, no pueden condenar al señor Guzmán", insistió Lichtman.

El abogado dijo al jurado que el juicio es "un espectáculo" y también "una farsa" en la cual El Chapo es la víctima, el trofeo que las autoridades quieren levantar, mientras han dejado escapar al Mayo.

El Chapo, de traje oscuro, camisa celeste y corbata, se mostró relajado, e incluso sonrió algunas veces con sus comentarios más jocosos, como cuando ironizó sobre integrantes del cártel que según un testigo vestían camisetas y gorras de béisbol negras con la leyenda "Cártel de Sinaloa forever" en letras doradas.

Pero su rostro denotó cierto cansancio cuando llegó la refutación del gobierno.

Los testigos cooperantes "eran malos", pero El Chapo "era su jefe", y cualquiera de los 14 testimonios es suficiente para condenar al acusado, afirmó la fiscal Amanda Liskamm.

La fiscal recordó que aunque Mayo y El Chapo fueron socios en un 50-50, el acusado es El Chapo, y solo basta que haya sido jefe de más de cinco personas para condenarlo.

"Esta es una distracción de las pruebas duras (...) que apuntan a una única conclusión: el acusado es culpable de todos los cargos", dijo Liskamm.

Al culminar el juicio, El Chapo abrazó a sus abogados.

El jurado comenzará a deliberar el lunes próximo.

En un histriónico alegato final, la defensa de Joquín El Chapo Guzmán dijo el jueves al jurado que el proceso del capo es una "farsa" ya que el verdadero jefe del cártel de Sinaloa es el Mayo Zambada, y le rogó no condenar al acusado en base a "mentiras" de testigos cooperantes que son "basura".

Durante cuatro horas y media, el abogado Jeffrey Lichtman pasó revista a cada uno de los 14 excolaboradores de El Chapo que testificaron en su contra, la inmensa mayoría para reducir sus sentencias, les llamó "ladrones", "asesinos", "degenerados" y "basura", y fue detallando sus crímenes y supuestas mentiras.

También aseguró que el verdadero jefe narco no es su cliente sino Ismael "Mayo" Zambada, de 70 años y cofundador del cártel de Sinaloa, que nunca pasó un día en la cárcel y por quien Estados Unidos ofrece desde hace años una recompensa de 5 millones de dólares.

Según Lichtman, la voz de El Chapo en las llamadas telefónicas interceptadas por el gobierno podría haber sido la de Mayo, y éste puede ser también el hombre de gorra de béisbol negra que en un video presentado como prueba interroga a un hombre golpeado.

"Les ruego que miren en sus corazones, y si tienen una duda, que se apoderen de ella. No la dejen ir. Agárrense a ella como si estuvieran agarrándose a la vida", dijo Lichtman al jurado en la corte federal de Brooklyn, tras un monumental proceso de casi tres meses contra el capo más famoso del mundo desde la muerte del colombiano Pablo Escobar.

"Ustedes pueden aferrarse a sus dudas y decir: 'No, no, no, no culpable".

El Chapo, de 61 años, es acusado de haber traficado cientos de toneladas de drogas a Estados Unidos a lo largo de 25 años, facturando 14 mil millones de dólares. Si es hallado culpable, podría pasar el resto de su vida tras las rejas.

Pago de soborno a Peña Nieto

Los testigos cooperantes "no solo admitieron haber mentido cada día de su vida, su miserable y egoísta vida, sino que les han mentido a ustedes en la corte", dijo Lichtman.

Mayo Zambada "es la verdadera pieza que falta en este lugar", afirmó.

Aseguró que nunca fue El Chapo quien pagó un soborno de 100 millones de dólares al expresidente mexicano Enrique Peña Nieto, como dijo el exnarco colombiano Alex Cifuentes, exmano derecha del capo, sino Mayo.

No tiene sentido que El Chapo haya pagado una coima tan enorme "para luego ser cazado como un animal" por las autoridades, mientras Mayo "está libre como un pájaro", indicó Lichtman, un experimentado abogado que ganó fama cuando salvó de la cárcel al hijo de un afamado capo de la mafia neoyorquina, John Gotti Jr.

"Mayo Zambada hizo ese pago" de 100 millones a Peña Nieto y es quien se ha beneficiado más del mismo, aseveró.

Peña Nieto niega tajantemente haber recibido sobornos de narcotraficantes.

La defensa de El Chapo también afirmó que el gobierno estadounidense no pudo incautar nunca "ni un centavo" a El Chapo porque "no había nada para incautar".

¿Una farsa?

"Si no creen en los testigos cooperantes, no pueden condenar al señor Guzmán", insistió Lichtman.

El abogado dijo al jurado que el juicio es "un espectáculo" y también "una farsa" en la cual El Chapo es la víctima, el trofeo que las autoridades quieren levantar, mientras han dejado escapar al Mayo.

El Chapo, de traje oscuro, camisa celeste y corbata, se mostró relajado, e incluso sonrió algunas veces con sus comentarios más jocosos, como cuando ironizó sobre integrantes del cártel que según un testigo vestían camisetas y gorras de béisbol negras con la leyenda "Cártel de Sinaloa forever" en letras doradas.

Pero su rostro denotó cierto cansancio cuando llegó la refutación del gobierno.

Los testigos cooperantes "eran malos", pero El Chapo "era su jefe", y cualquiera de los 14 testimonios es suficiente para condenar al acusado, afirmó la fiscal Amanda Liskamm.

La fiscal recordó que aunque Mayo y El Chapo fueron socios en un 50-50, el acusado es El Chapo, y solo basta que haya sido jefe de más de cinco personas para condenarlo.

"Esta es una distracción de las pruebas duras (...) que apuntan a una única conclusión: el acusado es culpable de todos los cargos", dijo Liskamm.

Al culminar el juicio, El Chapo abrazó a sus abogados.

El jurado comenzará a deliberar el lunes próximo.

Policiaca

Buscan a familiares de menor atropellado

Un menor de aproximadamente 15 años de edad se encuentra en estos momentos internado en el Hospital Infantil del Estado de Sonora

Local

No ha solicitado información FGR sobre “Estafa Maestra”: Murillo Aispuro

El director de la Contraloría de Sonora, Miguel Ángel Murillo Aispuro, señaló que el Gobierno del Estado como entidad puede proporcionar información

Local

Elegirá Morena Sonora nuevo dirigente en octubre

La convocatoria ya está abierta y cerrará el próximo 12 de octubre, detalló Jacobo Mendoza Ruiz

Futbol

Jiménez en grande, vuelve anotar con el Wolverhampton

Raúl se hizo presente en el marcador y ahogó las aspiraciones del conjunto del torino

Política

Ciudad Juárez, tema de reunión entre Corral y Durazo

El mandatario de Chihuahua y el gabinete de seguridad federal delinearon estrategias

Gossip

Yuri se vuelve investigadora en Quién es la Máscara

Yuri comienza una nueva etapa en su carrera ahora dentro del programa show ¿Quién es la máscara?, a la par que estrena su nuevo sencillo junto a Natalia Jiménez

Arte

Legado histórico de Emiliano Zapata inspira a artistas mexicanos

Rendirán homenaje a El caudillo del sur en París con una exposición que es iniciativa de Rubicó

Futbol

Se acabó la espera: Ochoa debutará ante Tigres

Con la felicidad de volverse a poner la camiseta de sus amores, el portero compartió su experiencia

Moda

Lanzan nueva colección otoño 2019 de una firma deportiva

El jazz y el espíritu vintage estadounidense inspira al diseño