/ lunes 30 de noviembre de 2020

Nochebuena, la flor que México dio al mundo

Más de 16 millones de plantas de flor de nochebuena ofrecen en esta temporada productores de Morelos, Jalisco, Michoacán, Oaxaca, Puebla y CDMX

Más de 16 millones de plantas de flor de nochebuena ofrecen en esta temporada productores de los estados de Morelos, Jalisco, Michoacán, Oaxaca, Puebla y la Ciudad de México. Con esta producción se garantiza el abasto en la temporada decembrina 2020 en todo el país.

Las tienen en más de 30 variedades que destacan por sus colores rojo, amarillo, rosa, blanco, rayado y marmoleado. Los aztecas ya utilizaban estas plantas en sus celebraciones y rituales como símbolo de la pureza y la vida nueva de los guerreros.

▶️ Mantente informado en nuestro canal de Google Noticias

Es una flor de herencia prehispánica. Actualmente es uno de los símbolos más representativos de la Navidad. Su nombre en náhuatl es “Cuetlaxóchitl”, que significa “flor que se marchita” o “flor de cuero”.

Fueron los españoles las que la bautizaron como “flor de Nochebuena”, debido a su aparición en diciembre. A partir del Siglo XVII se convirtió en el símbolo de las fiestas decembrinas.

También se le conoce a esta planta ornamental como Poisenttia, Flor de Pascua, Catalinas, Estrella de Navidad. La tradición de adornar las casas con esta especie floral viene de los países anglosajones.

Foto: Carmen Ortega | El Sol de México

Es originaria de México, aunque no necesariamente de un solo estado. Se dice que procede de los alrededores de Taxco, en Guerrero. También crece silvestre en Jalisco, Sinaloa, Nayarit, Colima, Michoacán, Estado de México, Guerrero, Oaxaca y Chiapas, lo que le da una diversidad genética que diferencian a las flores nativas de una región a otra.

Estos 16 millones 268 mil 524 plantas se sembraron en una superficie de 240.6 hectáreas, informó la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader), que reconoce a los productores, porque pese a las restricciones por la emergencia sanitaria, no dejaron de producir sus flores.

Este año atípico, en la Ciudad de México se sembraron 3 millones 654 mil 653 plantas de esta flor de origen mexicano, en 30.9 hectáreas en las alcaldías de Xochimilco, Tláhuac, Tlalpan y Milpa Alta.

Foto: Carmen Ortega | El Sol de México

De la producción total, Morelos participa con 6.5 millones; Puebla, con 2.6 millones; Jalisco con 1.7 millones; Estado de México, con poco más de 858 mil; Michoacán con casi 830 mil y Oaxaca con 17 mil plantas.

Para lograr esta producción, los floricultores plantan los esquejes en mayo. El cultivo tarda aproximadamente 8 meses. La mayor parte de la producción: 90% es de flores rojas; 5% blanca o amarilla y el resto, rosa, rosada o marmoleada.

Foto: Carmen Ortega | El Sol de México

Subraya la Sader que es fundamental difundir el esfuerzo de los productores del campo, tanto de alimentos como de plantas ornamentales en el Ciudad de México, que se basa en criterios sustentables y en la preservación de los suelos y agua, con el uso de técnicas que no degradan el ambiente.

En la alcaldía de Xochimilco, la comercialización de las nochebuenas se hace en los mercados e invernaderos de la demarcación: Madreselva, Palacio de la Flor, San Luis Tlaxialtemalco, Cuemanco, Patrimonio Cultural de la Humanidad, Campo 7 y el Corredor de Viveros de Caltongo.

Más de 16 millones de plantas de flor de nochebuena ofrecen en esta temporada productores de los estados de Morelos, Jalisco, Michoacán, Oaxaca, Puebla y la Ciudad de México. Con esta producción se garantiza el abasto en la temporada decembrina 2020 en todo el país.

Las tienen en más de 30 variedades que destacan por sus colores rojo, amarillo, rosa, blanco, rayado y marmoleado. Los aztecas ya utilizaban estas plantas en sus celebraciones y rituales como símbolo de la pureza y la vida nueva de los guerreros.

▶️ Mantente informado en nuestro canal de Google Noticias

Es una flor de herencia prehispánica. Actualmente es uno de los símbolos más representativos de la Navidad. Su nombre en náhuatl es “Cuetlaxóchitl”, que significa “flor que se marchita” o “flor de cuero”.

Fueron los españoles las que la bautizaron como “flor de Nochebuena”, debido a su aparición en diciembre. A partir del Siglo XVII se convirtió en el símbolo de las fiestas decembrinas.

También se le conoce a esta planta ornamental como Poisenttia, Flor de Pascua, Catalinas, Estrella de Navidad. La tradición de adornar las casas con esta especie floral viene de los países anglosajones.

Foto: Carmen Ortega | El Sol de México

Es originaria de México, aunque no necesariamente de un solo estado. Se dice que procede de los alrededores de Taxco, en Guerrero. También crece silvestre en Jalisco, Sinaloa, Nayarit, Colima, Michoacán, Estado de México, Guerrero, Oaxaca y Chiapas, lo que le da una diversidad genética que diferencian a las flores nativas de una región a otra.

Estos 16 millones 268 mil 524 plantas se sembraron en una superficie de 240.6 hectáreas, informó la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader), que reconoce a los productores, porque pese a las restricciones por la emergencia sanitaria, no dejaron de producir sus flores.

Este año atípico, en la Ciudad de México se sembraron 3 millones 654 mil 653 plantas de esta flor de origen mexicano, en 30.9 hectáreas en las alcaldías de Xochimilco, Tláhuac, Tlalpan y Milpa Alta.

Foto: Carmen Ortega | El Sol de México

De la producción total, Morelos participa con 6.5 millones; Puebla, con 2.6 millones; Jalisco con 1.7 millones; Estado de México, con poco más de 858 mil; Michoacán con casi 830 mil y Oaxaca con 17 mil plantas.

Para lograr esta producción, los floricultores plantan los esquejes en mayo. El cultivo tarda aproximadamente 8 meses. La mayor parte de la producción: 90% es de flores rojas; 5% blanca o amarilla y el resto, rosa, rosada o marmoleada.

Foto: Carmen Ortega | El Sol de México

Subraya la Sader que es fundamental difundir el esfuerzo de los productores del campo, tanto de alimentos como de plantas ornamentales en el Ciudad de México, que se basa en criterios sustentables y en la preservación de los suelos y agua, con el uso de técnicas que no degradan el ambiente.

En la alcaldía de Xochimilco, la comercialización de las nochebuenas se hace en los mercados e invernaderos de la demarcación: Madreselva, Palacio de la Flor, San Luis Tlaxialtemalco, Cuemanco, Patrimonio Cultural de la Humanidad, Campo 7 y el Corredor de Viveros de Caltongo.

Doble Vía

Escultura del Danzante Yaqui protagoniza en las redes sociales

Entre otros detalles, la escultura de Bronce, de Marlon Balderrama se encuentra entre las más grandes de Latinoamérica

Local

Recurso federal para Sonora en 2022 aumentaría 8%

El presupuesto para el siguiente año tendrá más de 3 mil millones de pesos más que lo que se aprobó para el ejercicio fiscal de 2021

Local

Prioridades urgentes para la nueva alcaldía: Hermosillo ¿Cómo Vamos?

La asociación Hermosillo ¿Cómo Vamos? consultó a la ciudadanía para establecer las problemáticas que la nueva administración deberá atender

Local

Son mujeres: ISC y Cecyte tienen nuevas directoras

El titular de la SEC, Aarón Grageda les tomó protesta y reconoció sus trayectorias, con la que se transformarán las entidades que representarán

Doble Vía

Escultura del Danzante Yaqui protagoniza en las redes sociales

Entre otros detalles, la escultura de Bronce, de Marlon Balderrama se encuentra entre las más grandes de Latinoamérica

Local

¡Viene el primer frente frío! Sonora se enfriará este martes

Aunque el cambio de temperatura no será tan notorio todavía, si concluye con la época más calurosa del año que rompió varios récords en 2021

Local

Cierre de frontera con EU seguirá hasta el 21 de octubre

Esta condicionante aplica para viajes no esenciales debido a la pandemia de Covid-19, como una forma de evitar contagios

Sociedad

Disminuyen los migrantes haitianos en Tapachula y otro grupo deja Tamaulipas

Según el Centro de Dignificación Humana han salido 12 mil migrantes haitianos

Sociedad

Baja la participación de mujeres en puestos de tecnología en México

Las mujeres que se desarrollan en el sector tecnológico reciben 30% menos de salario que un compañero varón de la misma profesión.