/ miércoles 13 de junio de 2018

Benicio del Toro y Demián Bichir brillarán en Festival de Cine de Gibara

El director español Félix Vizcarret encabezará el Jurado de Ficción del certamen

La Habana.- Los actores Benicio del Toro y Demián Bichir estarán entre las estrellas asistentes en julio al Festival Internacional de Cine de Gibara (Cuba), que contará con otros invitados de excepción como los músicos cubanos Silvio Rodríguez, Pancho Céspedes y el argentino Fito Páez,

"Todos quieren estar en Gibara", aseguró el actor Jorge Perugorría, presidente del Festival, que en su XIV edición busca crear un "espíritu artístico especial" en la pequeña localidad costera, ubicada al norte de la provincia de Holguín, a unos 700 kilómetros de La Habana.

El director español Félix Vizcarret encabezará el Jurado de Ficción del certamen, que incluye cintas de todos los continentes, "un poco para diferenciarse del Festival de Cine Latinoamericano de La Habana", explicó Perugorría a la prensa.

Aunque hay todavía muchos nombres por confirmar, el cineasta cubano adelantó que entre los "entusiasmados por asistir" está el actor estadounidense Ron Perlman, de visita en la isla para interpretar un pequeño personaje en la película "Havana Kyrie" que filma hoy en la capital cubana el icono italiano Franco Nero.

Silvio Rodríguez y Fito Páez abrirán y cerrarán el evento, que cuenta con una cartelera musical de lujo en la que destacan los cubanos Síntesis, Haydée Milanés, Raúl Paz, Kelvis Ochoa y el novel Eric Cimafunk, uno de los proyectos de fusión más interesantes en la escena musical actual en la isla.

"Luego de un año duro de planificación, estamos listos para celebrar esta gran fiesta de todas las artes", señaló Perugorría, quien asumió el mando del evento en 2015 tras la muerte de su fundador, el legendario director Humberto Solás (1941-2008).

El actor lideró entonces el cambio de imagen del antiguo Festival Internacional de Cine Pobre de Gibara, creado por Solás en 2003 para apoyar a los creadores de filmes de bajo presupuesto y ahora enfocado en establecer un "diálogo más amplio y plural" dentro del arte sin perder sus valores originales.

Proyecciones de películas, conciertos, representaciones teatrales y encuentros culinarios se sucederán del 1 al 7 de julio en Gibara, que cobrará una vida inusitada y recibirá a cientos de visitantes que colmarán los espacios de la localidad.

Según Perugorría, el Gobierno local expedirá permisos temporales a los residentes de Gibara que quieran y tengan las condiciones para rentar habitaciones en sus hogares, una iniciativa que ampliará la capacidad de hospedaje de la pequeña comunidad costera.

El Comité Organizador del Festival también solicitó un espacio para establecer un campamento, "pensando sobre todo en los jóvenes y para atraer a todos los estudiantes que no se quieran perder este evento: un lujo para las provincias orientales del país", afirmó.

Perugorría destacó además que por primera vez el Festival de Gibara se celebrará en verano, lo que aumenta la expectativa de asistentes al doble.

"Gibara se está convirtiendo en una ciudad que vale la pena visitar, donde se puede hacer turismo de ciudad, cultural y de naturaleza", advirtió.

Humberto Solás sorprendió en 2003 con la elección de la apartada Gibara como sede de su Festival, que hoy ya no se concibe fuera de esa comunidad, donde Solás filmó uno de los cuentos de su antológica "Lucía" (1968).

Generalmente el evento tiene lugar en abril, pero este año los organizadores tomaron la decisión de desplazarlo a julio para no coincidir con los actos de inicio de legislatura del Parlamento y el nombramiento de un nuevo presidente.

A la cita, que ya no limita el presupuesto de los filmes a concurso, concurren ahora 44 materiales en su idioma original con subtítulos en español concluidos desde 2016 al año en curso.

Las cintas competirán en las categorías de largometraje y cortometraje de ficción, documentales, cine en construcción y tres de nueva incorporación: guiones inéditos, y animación-videoarte.

Este año el Festival estrena, bajo el lema "Luces, Gibara, acción", un nuevo logotipo que juega con la letra "G" y la forma de una claqueta de rodaje.


La Habana.- Los actores Benicio del Toro y Demián Bichir estarán entre las estrellas asistentes en julio al Festival Internacional de Cine de Gibara (Cuba), que contará con otros invitados de excepción como los músicos cubanos Silvio Rodríguez, Pancho Céspedes y el argentino Fito Páez,

"Todos quieren estar en Gibara", aseguró el actor Jorge Perugorría, presidente del Festival, que en su XIV edición busca crear un "espíritu artístico especial" en la pequeña localidad costera, ubicada al norte de la provincia de Holguín, a unos 700 kilómetros de La Habana.

El director español Félix Vizcarret encabezará el Jurado de Ficción del certamen, que incluye cintas de todos los continentes, "un poco para diferenciarse del Festival de Cine Latinoamericano de La Habana", explicó Perugorría a la prensa.

Aunque hay todavía muchos nombres por confirmar, el cineasta cubano adelantó que entre los "entusiasmados por asistir" está el actor estadounidense Ron Perlman, de visita en la isla para interpretar un pequeño personaje en la película "Havana Kyrie" que filma hoy en la capital cubana el icono italiano Franco Nero.

Silvio Rodríguez y Fito Páez abrirán y cerrarán el evento, que cuenta con una cartelera musical de lujo en la que destacan los cubanos Síntesis, Haydée Milanés, Raúl Paz, Kelvis Ochoa y el novel Eric Cimafunk, uno de los proyectos de fusión más interesantes en la escena musical actual en la isla.

"Luego de un año duro de planificación, estamos listos para celebrar esta gran fiesta de todas las artes", señaló Perugorría, quien asumió el mando del evento en 2015 tras la muerte de su fundador, el legendario director Humberto Solás (1941-2008).

El actor lideró entonces el cambio de imagen del antiguo Festival Internacional de Cine Pobre de Gibara, creado por Solás en 2003 para apoyar a los creadores de filmes de bajo presupuesto y ahora enfocado en establecer un "diálogo más amplio y plural" dentro del arte sin perder sus valores originales.

Proyecciones de películas, conciertos, representaciones teatrales y encuentros culinarios se sucederán del 1 al 7 de julio en Gibara, que cobrará una vida inusitada y recibirá a cientos de visitantes que colmarán los espacios de la localidad.

Según Perugorría, el Gobierno local expedirá permisos temporales a los residentes de Gibara que quieran y tengan las condiciones para rentar habitaciones en sus hogares, una iniciativa que ampliará la capacidad de hospedaje de la pequeña comunidad costera.

El Comité Organizador del Festival también solicitó un espacio para establecer un campamento, "pensando sobre todo en los jóvenes y para atraer a todos los estudiantes que no se quieran perder este evento: un lujo para las provincias orientales del país", afirmó.

Perugorría destacó además que por primera vez el Festival de Gibara se celebrará en verano, lo que aumenta la expectativa de asistentes al doble.

"Gibara se está convirtiendo en una ciudad que vale la pena visitar, donde se puede hacer turismo de ciudad, cultural y de naturaleza", advirtió.

Humberto Solás sorprendió en 2003 con la elección de la apartada Gibara como sede de su Festival, que hoy ya no se concibe fuera de esa comunidad, donde Solás filmó uno de los cuentos de su antológica "Lucía" (1968).

Generalmente el evento tiene lugar en abril, pero este año los organizadores tomaron la decisión de desplazarlo a julio para no coincidir con los actos de inicio de legislatura del Parlamento y el nombramiento de un nuevo presidente.

A la cita, que ya no limita el presupuesto de los filmes a concurso, concurren ahora 44 materiales en su idioma original con subtítulos en español concluidos desde 2016 al año en curso.

Las cintas competirán en las categorías de largometraje y cortometraje de ficción, documentales, cine en construcción y tres de nueva incorporación: guiones inéditos, y animación-videoarte.

Este año el Festival estrena, bajo el lema "Luces, Gibara, acción", un nuevo logotipo que juega con la letra "G" y la forma de una claqueta de rodaje.


Salud

Hoy es Día Mundial del Trasplante de Órganos y Tejidos

Esta fecha se promueve desde hace quince años para sensibilizar a la población sobre la cultura de la donación de órganos

Doble Vía

La serie Breaking Bad inspiró el negocio de Damián y Javier

Waffles Hermanos es una opción distinta del platillo tradicional, con ella han materializado su sueño y sobreviven a la pandemia

Local

En pandemia, IMSS no rechazó pacientes y protegió a personal

Zoé Robledo, director nacional del instituto, señaló que rendirse ante el Covid-19 no ha sido opción, y destacó el trabajo en equipo con Sonora

Salud

Hoy es Día Mundial del Trasplante de Órganos y Tejidos

Esta fecha se promueve desde hace quince años para sensibilizar a la población sobre la cultura de la donación de órganos

Local

Corralón tiene autos abandonados por veinte años

El Síndico Municipal señala que son miles los autos olvidados en los tres sitios de resguardo en Hermosillo

Doble Vía

La serie Breaking Bad inspiró el negocio de Damián y Javier

Waffles Hermanos es una opción distinta del platillo tradicional, con ella han materializado su sueño y sobreviven a la pandemia

Mundo

Corre riesgo el suministro del programa Covax

La OMS llamó a poner fin a las patentes para permitir la producción de más vacunas

Mundo

Joe Biden no penalizará a príncipe saudita por muerte de Khashoggi

EU sanciona a 76 sauditas en defensa de los derechos humanos, pero evita tensar relaciones con el príncipe

Finanzas

Constellations Brands busca cómo cubrir su producción

La empresa que elabora las cervezas de Grupo Modelo también informó que continúan en mesas de diálogo con autoridades del Gobierno federal