/ lunes 14 de noviembre de 2022

Pájaros en el cielo, el nuevo libro de Víctor Hugo Barrera

El escritor sonorense Víctor Hugo Barrera nos presenta su nuevo libro Pájaros en el cielo, que tendrá un espacio en la Feria del Libro Sonora 2022

El libro de cuentos Pájaros en el cielo se presentará en el Encuentro de Escritores Bajo el asedio de los signos, en Ciudad Obregón, el viernes 11 de noviembre, y en la Feria del Libro en Hermosillo, el martes 15 de noviembre. Hoy les compartimos un par de capítulos para que conozcan su escritura y sigan su trayectoria literaria.

Hace unos días salimos del pueblo en el que nací y, por primera vez, he visto otros atardeceres, cielos de un azul distinto y unas montañas tan altas que cubren el horizonte. El de mi familia y el mío no es un viaje de placer, ni siquiera voluntario. Las circunstancias nos obligaron, como dice mamá. No es bonito salir de casa sabiendo que nunca volverás. Papá lo dejó muy claro. Nos iremos y no volveremos nunca, así lo dijo. No había tristeza ni angustia en sus palabras, él estaba convencido de que nuestro viaje era hacia un futuro mejor. Yo ni siquiera entiendo bien el significado de la palabra futuro. Hay quienes buscan un lugar para alejarse y permanecer ocultos, nosotros sólo queremos un lugar para vivir.

Lee también: Feria del Libro Sonora 2022: fechas, sedes y escritores que participarán

Me llamo Alicia y me gusta comer tierra. Sé que es una fea costumbre, asquerosa dirían algunos, pero en mi defensa diré que hace mucho tiempo que no lo hacía, desde que tenía como tres años. Ya tengo diez años cumplidos y las circunstancias, como las llama mamá, me recordaron esos antojos de bebé.

**

El día que salimos del pueblo el sol estaba en lo más alto. Mamá repartió todo lo que pudo entre los vecinos, ropa y utensilios de cocina, cucharas, platos y la olla de barro ennegrecida, su favorita para ciertos guisos. A su hermana mayor le encargó su jardín, sus flores, sus plantas. Papá regresó cuando yo regaba una flor que cuidaba desde hace días. Vendió algunos animales a un compadre, otros se quedarían en el terreno de un tío y se veía feliz por el trato que había logrado. Cargamos lo más esencial para el viaje, así que mi muñeca con un solo brazo y sin ojos se quedó en casa. Esa noche dormimos en un caserío cercano al pueblo y en la madrugada partimos hacia el norte. Mamá se dolía diciendo todo lo que dejábamos al irnos así. Yo dejé una flor a punto de brotar en el jardín y una muñeca con las cuencas de los ojos vacías.

**

Cruzamos la frontera con México en pleno día. A papá lo convencieron de que era más fácil, ya que los oficiales de migración vigilaban más por las noches. Yo no entendía nada, ni de guardianes ni de migración ni de fronteras. Mamá se veía más asustada que yo. Éramos como seis familias, todas de distintos lugares. Todos hablábamos español, pero con acentos diferentes, aunque no por mucho. Después conocería otros acentos, esos sí muy distintos al mío, con modulaciones a veces graciosas o muy fuertes, otras tan difíciles de entender que parecía que hablaban en otros idiomas. En un par de pueblos las personas se comunicaban casi a gritos, y en unos más apenas levantaban la voz, como si hablaran con miedo o timidez. Mamá decía que eso era la sabiduría del callado. En algunas partes no nos vieron con buenos ojos, pero en donde sí lo hacían olvidábamos los malos tratos. Conocimos a personas generosas, de tan buen corazón que no queríamos abandonarlos, pero nuestro destino era el norte, siempre fue el norte. Había sólo un pájaro en el cielo cuando dejamos mi país atrás.

Víctor Hugo Barrera (Pueblo Viejo, Sonora). Periodista cultural, productor y conductor de radio, editor y promotor cultural. Fundador de ediciones altanoche. Autor de Pequeñísimos planetas (Editorial Universidad de Sonora), Loulou y ¿Por qué las arañas comen moscas? (ediciones altanoche). Imparte talleres de escritura en el Valle del Mayo y realiza labores de corrección y edición.

El libro de cuentos Pájaros en el cielo se presentará en el Encuentro de Escritores Bajo el asedio de los signos, en Ciudad Obregón, el viernes 11 de noviembre, y en la Feria del Libro en Hermosillo, el martes 15 de noviembre. Hoy les compartimos un par de capítulos para que conozcan su escritura y sigan su trayectoria literaria.

Hace unos días salimos del pueblo en el que nací y, por primera vez, he visto otros atardeceres, cielos de un azul distinto y unas montañas tan altas que cubren el horizonte. El de mi familia y el mío no es un viaje de placer, ni siquiera voluntario. Las circunstancias nos obligaron, como dice mamá. No es bonito salir de casa sabiendo que nunca volverás. Papá lo dejó muy claro. Nos iremos y no volveremos nunca, así lo dijo. No había tristeza ni angustia en sus palabras, él estaba convencido de que nuestro viaje era hacia un futuro mejor. Yo ni siquiera entiendo bien el significado de la palabra futuro. Hay quienes buscan un lugar para alejarse y permanecer ocultos, nosotros sólo queremos un lugar para vivir.

Lee también: Feria del Libro Sonora 2022: fechas, sedes y escritores que participarán

Me llamo Alicia y me gusta comer tierra. Sé que es una fea costumbre, asquerosa dirían algunos, pero en mi defensa diré que hace mucho tiempo que no lo hacía, desde que tenía como tres años. Ya tengo diez años cumplidos y las circunstancias, como las llama mamá, me recordaron esos antojos de bebé.

**

El día que salimos del pueblo el sol estaba en lo más alto. Mamá repartió todo lo que pudo entre los vecinos, ropa y utensilios de cocina, cucharas, platos y la olla de barro ennegrecida, su favorita para ciertos guisos. A su hermana mayor le encargó su jardín, sus flores, sus plantas. Papá regresó cuando yo regaba una flor que cuidaba desde hace días. Vendió algunos animales a un compadre, otros se quedarían en el terreno de un tío y se veía feliz por el trato que había logrado. Cargamos lo más esencial para el viaje, así que mi muñeca con un solo brazo y sin ojos se quedó en casa. Esa noche dormimos en un caserío cercano al pueblo y en la madrugada partimos hacia el norte. Mamá se dolía diciendo todo lo que dejábamos al irnos así. Yo dejé una flor a punto de brotar en el jardín y una muñeca con las cuencas de los ojos vacías.

**

Cruzamos la frontera con México en pleno día. A papá lo convencieron de que era más fácil, ya que los oficiales de migración vigilaban más por las noches. Yo no entendía nada, ni de guardianes ni de migración ni de fronteras. Mamá se veía más asustada que yo. Éramos como seis familias, todas de distintos lugares. Todos hablábamos español, pero con acentos diferentes, aunque no por mucho. Después conocería otros acentos, esos sí muy distintos al mío, con modulaciones a veces graciosas o muy fuertes, otras tan difíciles de entender que parecía que hablaban en otros idiomas. En un par de pueblos las personas se comunicaban casi a gritos, y en unos más apenas levantaban la voz, como si hablaran con miedo o timidez. Mamá decía que eso era la sabiduría del callado. En algunas partes no nos vieron con buenos ojos, pero en donde sí lo hacían olvidábamos los malos tratos. Conocimos a personas generosas, de tan buen corazón que no queríamos abandonarlos, pero nuestro destino era el norte, siempre fue el norte. Había sólo un pájaro en el cielo cuando dejamos mi país atrás.

Víctor Hugo Barrera (Pueblo Viejo, Sonora). Periodista cultural, productor y conductor de radio, editor y promotor cultural. Fundador de ediciones altanoche. Autor de Pequeñísimos planetas (Editorial Universidad de Sonora), Loulou y ¿Por qué las arañas comen moscas? (ediciones altanoche). Imparte talleres de escritura en el Valle del Mayo y realiza labores de corrección y edición.

Local

Sonorenses que participan en los Juegos Olímpicos de París 2024

Los Juegos Olímpicos de París 2024 se desarrollarán del 26 de julio al 11 de agosto y podrán ser vistos en múltiples plataformas

Policiaca

Dos hombres fueron custodiados tras llegar con heridas de bala a Comandancia Centro

Se les decomisó diversos artículos y quedaron en custodia policial por orden del Ministerio Público

Local

Demandan obras en colonias de Hermosillo para mejorar su entorno

En El Sol de Hermosillo, realizamos un sondeo virtual, donde residentes de diversas zonas de la capital sonorense expusieron sus demandas

Local

Violencia en Hermosillo por disputa de dos bandas criminales: Alfonso Durazo

El gobernador de Sonora manifestó que se coordinan con el gobierno municipal para reducir la incidencia y que persista una armonía social

Policiaca

Continúan los casos de violencia familiar en Hermosillo: Suman 5 en un día

Los casos de violencia familiar se presentaron en diversas zonas de la ciudad, siendo uno de ellos hacia una mujer embarazada y un menor de edad

Local

Reciben 500 familias sonorenses las escrituras de sus hogares con el Infonavit

Si bien todavía se tiene un déficit de personas que aún no tienen sus escrituras, hicieron el compromiso de trabajar para que en los siguientes años puedan cumplir su petición