/ viernes 3 de diciembre de 2021

Las mujeres también eran piratas: ésta es la historia de Anne Bonny y Mary Read

El historiador Marcus Rediker, escribió que fueron solo algunas de las muchas mujeres que navegaron los siete mares disfrazadas de hombres

Cuando escuchas historias de piratas, por lo general se te viene a la mente aquellos hombres con atuendos holgados, pantalones rotos, ropa interior de lino, camisas con encaje y claro, no puede faltar el tricornio, es decir, el sobrero y el parche en el ojo.

Lee también: Empoderamiento femenino y crecimiento económico

Pero, alguna vez te has preguntado ¿había mujeres piratas? Quizá nunca habías escuchado hablar de Anne Bonny y Mary Read, ellas eran dos mujeres piratas de la vida real que se vestían para subirse a los barcos.

Se puede decir que algunos de los piratas de la vida real reconocidos y recordado por el público son el Capitán Kidd o Blackbeard, sin embargo los hombres de Anne y Mary, tal vez no sean tan populares, sin embargo el historiador Marcus Rediker, escribió que fueron solo algunas de las muchas mujeres que navegaron los siete mares disfrazadas de hombres.

En esta imagen se muestra una representación de Mary Read donde mata a otro pirata / Foto: Cortesía | Wikimedia Commons

Estas mujeres piratas han sido oscurecidas casi por completo por la tradición que rodea a sus homólogos masculinos. Pero no eran tan infrecuentes, pues Marcus escribió que “las mujeres piratas no eran casos completamente inusuales y que formaban parte de una tradición clandestina profundamente arraigada de travestismo femenino, paneuropea en sus dimensiones, pero particularmente fuerte en la Inglaterra, los países Bajos y Alemania”.

Dicha tradición giraba en torno a las mujeres que no tenían nada que perder, es decir personas tan marginadas y olvidadas que todo era una oportunidad, es por ello que se vestían de hombres para escapar de la pobreza y seguir la aventura en tierra, y mujeres como Bonny y Read lo hicieron en el mar.

Había grandes obstáculos para las mujeres que se querían hacer al mar, incluso bajo los auspicios de expediciones legítimas. A las mujeres se les prohibió servir como miembros de la tripulación en embarcaciones que presentaban grandes desafíos físicos para los hombres; también fueron consideradas “enemigas del trabajo y el orden social” en un barco.

En otras palabras, se pensaba que el hecho de tener feminidad era capaz de provocar motines y mala suerte a la tripulación de un barco, incluso los piratas, que rechazaron la corriente marinera en favor del lucro, creían que las mujeres arruinarían sus incursiones y fomentaban la discordia entre sus tripulaciones.

Bonny, un irlandesa luchadora, disparó contra otros miembros de la tripulación que consideraba cobardes cuando decidieron no participar durante una redada / Foto: Cortesía | Cordon Press

Las mujeres piratas simplemente vestían con ropa de hombre y se unían a las tripulaciones de todos modos, pues demostraron su valentía a través de su ingenio, agallas y contribuciones. Tenían que ser más rápidos, más inteligentes e incluso más valientes que sus contrapartes, y maldecir, luchar y matar con el mejor de ellos.

Bonny, un irlandesa luchadora, disparó contra otros miembros de la tripulación que consideraba cobardes cuando decidieron no participar durante una redada, por otro lado Mary Read, una inglesa con gusto por la aventura, desafió al enemigo de un amante a un duelo y lo mató antes de que pudiera pelear con su novio.

Tanto Read como Bonny revelaron sus identidades a sus tripulaciones en algún momento y en ocasiones vestían ropa de mujer, “evidencia de la aceptación que ganaron, a pesar de su género”, asimismo reclamaron el privilegio de su sexo cuando fueron juzgadas por piratería, alegando que estaban embarazadas y aludiendo el castigo. Pero no está claro cuántas otras mujeres nunca fueron descubiertas.

Es posible que nunca separamos en ciencia cierta cuántas mujeres eran piratas, y ciertamente no se suponía que nunca lo supiéramos, pero estas mujeres “agregaron una dimensión completamente nueva al atractivo subversivo de la piratería al apoderarse de lo que se consideraba como ‘libertad masculina’”. Es decir, estaban realizando el acto supremo de piratería simplemente saliendo y tomando lo que consideraban legítimamente suyo.


Cuando escuchas historias de piratas, por lo general se te viene a la mente aquellos hombres con atuendos holgados, pantalones rotos, ropa interior de lino, camisas con encaje y claro, no puede faltar el tricornio, es decir, el sobrero y el parche en el ojo.

Lee también: Empoderamiento femenino y crecimiento económico

Pero, alguna vez te has preguntado ¿había mujeres piratas? Quizá nunca habías escuchado hablar de Anne Bonny y Mary Read, ellas eran dos mujeres piratas de la vida real que se vestían para subirse a los barcos.

Se puede decir que algunos de los piratas de la vida real reconocidos y recordado por el público son el Capitán Kidd o Blackbeard, sin embargo los hombres de Anne y Mary, tal vez no sean tan populares, sin embargo el historiador Marcus Rediker, escribió que fueron solo algunas de las muchas mujeres que navegaron los siete mares disfrazadas de hombres.

En esta imagen se muestra una representación de Mary Read donde mata a otro pirata / Foto: Cortesía | Wikimedia Commons

Estas mujeres piratas han sido oscurecidas casi por completo por la tradición que rodea a sus homólogos masculinos. Pero no eran tan infrecuentes, pues Marcus escribió que “las mujeres piratas no eran casos completamente inusuales y que formaban parte de una tradición clandestina profundamente arraigada de travestismo femenino, paneuropea en sus dimensiones, pero particularmente fuerte en la Inglaterra, los países Bajos y Alemania”.

Dicha tradición giraba en torno a las mujeres que no tenían nada que perder, es decir personas tan marginadas y olvidadas que todo era una oportunidad, es por ello que se vestían de hombres para escapar de la pobreza y seguir la aventura en tierra, y mujeres como Bonny y Read lo hicieron en el mar.

Había grandes obstáculos para las mujeres que se querían hacer al mar, incluso bajo los auspicios de expediciones legítimas. A las mujeres se les prohibió servir como miembros de la tripulación en embarcaciones que presentaban grandes desafíos físicos para los hombres; también fueron consideradas “enemigas del trabajo y el orden social” en un barco.

En otras palabras, se pensaba que el hecho de tener feminidad era capaz de provocar motines y mala suerte a la tripulación de un barco, incluso los piratas, que rechazaron la corriente marinera en favor del lucro, creían que las mujeres arruinarían sus incursiones y fomentaban la discordia entre sus tripulaciones.

Bonny, un irlandesa luchadora, disparó contra otros miembros de la tripulación que consideraba cobardes cuando decidieron no participar durante una redada / Foto: Cortesía | Cordon Press

Las mujeres piratas simplemente vestían con ropa de hombre y se unían a las tripulaciones de todos modos, pues demostraron su valentía a través de su ingenio, agallas y contribuciones. Tenían que ser más rápidos, más inteligentes e incluso más valientes que sus contrapartes, y maldecir, luchar y matar con el mejor de ellos.

Bonny, un irlandesa luchadora, disparó contra otros miembros de la tripulación que consideraba cobardes cuando decidieron no participar durante una redada, por otro lado Mary Read, una inglesa con gusto por la aventura, desafió al enemigo de un amante a un duelo y lo mató antes de que pudiera pelear con su novio.

Tanto Read como Bonny revelaron sus identidades a sus tripulaciones en algún momento y en ocasiones vestían ropa de mujer, “evidencia de la aceptación que ganaron, a pesar de su género”, asimismo reclamaron el privilegio de su sexo cuando fueron juzgadas por piratería, alegando que estaban embarazadas y aludiendo el castigo. Pero no está claro cuántas otras mujeres nunca fueron descubiertas.

Es posible que nunca separamos en ciencia cierta cuántas mujeres eran piratas, y ciertamente no se suponía que nunca lo supiéramos, pero estas mujeres “agregaron una dimensión completamente nueva al atractivo subversivo de la piratería al apoderarse de lo que se consideraba como ‘libertad masculina’”. Es decir, estaban realizando el acto supremo de piratería simplemente saliendo y tomando lo que consideraban legítimamente suyo.


Local

En Debate | ¿Deben implementar transporte público exclusivo para mujeres?

Los diputados de la bancada del PRI proponen dedicar unidades de transporte público exclusivas para las mujeres, con el fin de salvaguardad su seguridad

Gossip

“El Casino del Diablo” llegó a la Cineteca Sonora

Óliver Rendón dirige la producción de la historia urbana de Hermosillo que data de 1945; se presentó a la prensa

Local

Participa en Carrera con Tacones por el mes del orgullo gay

El evento organizado por el colectivo Sonora Incluyente se llevará a cabo el 4 de junio y será recaudatorio para una causa altruista

Gossip

Belinda habla por primera vez de su ruptura con Christian Nodal

A pesar de que ha sido muy reservada con respecto a su rompimiento con el cantante, reveló que tiene prohibido tener novio

Sociedad

Muerte de trabajador atrapado bajo silo en Coahuila fue inmediata: Fiscalía

Alrededor de las 19:30 del miércoles, su cuerpo fue encontrado y posteriormente se notificó a la familia para luego lo trasladarlo al Servicio Médico Forense (Semefo)

Mundo

Finlandia y Suecia harán más fuerte a la OTAN, asegura Biden tras reunión

El presidente de Estados Unidos se reunió este jueves en la Casa Blanca con la primera ministra de Suecia, Magdalena Andersson, y el presidente finlandés, Sauli Niinistö

Finanzas

En EU, importaciones de crudo latinoamericano se disparan para evitar la compra a Rusia

La participación de México en las importaciones de fuel oil de Estados Unidos subió a alrededor del 27% en marzo y abril, desde el 19% del año anterior

Política

AMLO confía que EU invite a Cuba y Venezuela a Cumbre de las Américas

Entre hoy y mañana el presidente de México recibirá respuesta del Gobierno estadounidense respecto a la invitación

Mundo

OMS autoriza la vacuna de CanSino contra el Covid-19

La vacuna Covidencia, fabricada por el laboratorio chino CanSino, recibió la autorización para su uso de emergencia