/ martes 12 de marzo de 2024

Leonel Parra Ochoa presentó ‘1999 Mi paso por La Casa del Terror de La Sauceda'

El autor hermosillense escribió un anecdotario de su tiempo como trabajador en uno de los sitios más emblemáticos y de mayor misticismo de la ciudad

“Yo no menciono que sean fantasmas, el diablo o el coco”, señala en entrevista Leonel Parra Ochoa. “No quiero generar temor ni una especie de culto hacia el lugar. Simplemente son mis experiencias que viví ahí”.

El escritor hermosillense está presentando su libro 1999 Mi paso por “La Casa del Terror” de La Sauceda, un anecdotario de su tiempo como trabajador en dicho lugar, “donde había ocasiones que salían más asustados los 'Monstruos' que los mismos clientes”, según se lee en la contraportada.

“Se vivieron cosas feas, muy feas”, retoma Leonel. “Lo plasmo sin asegurar que fue algo paranormal o entes malignos, simplemente describo tal cual pasaban las cosas. Que el lector saque sus propias conclusiones”.

A la gente le gusta recordar el Hermosillo del ayer, dice el autor que rescata esta historia del parque recreativo La Sauceda / Foto: Cortesía | Leonel Parra

Te recomendamos: ¿Los recuerdas? Lugares emblemáticos de Hermosillo que ya no existen

Para su redacción, el autor consultó con compañeros de trabajo, con quienes compartió labores en La Sauceda, corroborando datos y hechos en torno a su tiempo de tres años en uno de los lugares más icónicos de la ciudad.

Hechos paranormales en La Sauceda

“A mí me gusta mucho recordar el Hermosillo de antes, las tocadas a las que íbamos caminando, la inseguridad que decíamos que teníamos, pero que era mil veces más seguro que ahorita. Empecé con esta inquietud de escribir un libro por un podcast que tengo, donde hablamos del Hermosillo del pasado”.

El parque acuático, la rueda de la fortuna, el golfito, La casa del terror, el Museo La burbuja, son muchos los espacios que tienen un lugar en el corazón de los hermosillenses / Foto: Archivo | El Sol de Hermosillo

De igual manera, otra fuente de inspiración para su obra fue la serie de relatos paranormales que han alimentado la leyenda de este sitio durante años.

Así, 1999 Mi paso por 'La Casa del Terror' de La Sauceda parte de una veracidad de los sucesos contados, pues Leonel asegura que, aunque han pasado 25 años desde que trabajó en este sitio, aún lo recuerda como si fuera ayer.

Recordando otra época

Leonel Parra Ochoa realizó toda su vida académica en la ciudad que lo vio nacer, desempeñándose como ingeniero en geociencias y trabajando en la actualidad como geólogo de exploración en Durango.

Sin embargo, a su regreso a tierras sonorenses notó que se contaban muchas cosas en torno a “La Casa del Terror” que no empatan con su experiencia.

Y, tras una visita con su familia al parque de La Sauceda, atestiguó el estado actual en el que se encuentra, despertando su interés en recuperar su memoria histórica.

Los nostálgicos de este parque y activistas en pro del medio ambiente no han dejado que este lugar muera; pero el trabajo es titánico y las manos insuficientes / Foto: Mike Acosta | El Sol de Hermosillo

Me dio tristeza ver el parque abandonado, solo. Realmente desgarrado. Entonces empecé a recordar y me quedó esa inquietud”.

Con ello en mente, comenzó la escritura de su libro entre sus ratos libres pensando en dirigirse únicamente a su círculo cercano y excompañeros de trabajo, en un trabajo que le tomó seis meses de redacción y dos más de edición, contando con la revisión de su hermana Elisa María Parra Ochoa.

Una vez terminado el libro, la recepción inicial llevó a Leonel a promocionarlo a través de las redes sociales, generando un interés que superó sus expectativas y obligándolo a imprimir más copias.

No nada más son historias de terror, son también historias para que la gente recuerde a La Sauceda”, rectifica.

De esta manera el libro presenta a la par un testimonio sobre las demás atracciones y áreas verdes que componían el parque, completado con el contexto histórico de su inauguración, allá en 1994.

A la gente le gusta recordar y sobre todo para las generaciones nuevas que no supieron cómo fue el parque, ahí más o menos trato a grandes rasgos de explicarles el por qué tanto alboroto por él. Por qué los hermosillenses lo amamos. Sobre todo la gente que trabajamos ahí y le dedicamos nuestro tiempo”.

El parque se encuentra en estado de abandono / Foto: Mike Acosta | El Sol de Hermosillo

Leonel dedica también un apartado especial a otras instalaciones como la del “Aqua Fantástico”, considerado por muchos como el mejor parque acuático que ha habido en la ciudad.

“Y ahora pasas por ahí y ves las ruinas”, dice con un dejo de nostalgia, dando lugar a una genuina emoción al recordar otros detalles del recorrido.

“Y luego los toboganes tenían nombres, el más alto era el 'Kamikaze'. Salías de Aventura por la parte sur y caminabas sobre el muelle que había para entrar a las demás áreas, ese aroma a cloro inundando el ambiente, ¿qué chulada, no? Luego ya te ibas al trenecito, al mini golf, las lanchitas choconas, los go-karts, el teatro al aire libre, donde me tocó que se presentara Kabah, varios certámenes de belleza y los primeros car shows de Hermosillo… Fue una época muy bonita y muy agradable que quedó muy marcada en mi mente”.

Son muchos los recuerdos de padres que visitaban este lugar recreativo cuando eran niños, y desean que sus hijos vivan esa experiencia / Foto: Mike Acosta | El Sol de Hermosillo

Su pasión y su buena memoria quedaron registrados en este libro que poco a poco comienza a hacerse de un eco importante entre los lectores hermosillenses, destapando en ellos un sin fin de recuerdos sobre una época que ya no existe.

“Realmente amaba el parque”, reitera Leonel. “Tal vez era la flor de mi juventud o era la gente que conocí, que hacía algo con pasión”.

El escritor apunta que habría que rescatar este espacio que se presentaba en su momento como la mejor alternativa de recreación para gran parte de la población hermosillense.

“Sería muy importante que se rehabilite el parque en su totalidad y vuelva a sus gloriosos inicios. Esos lugares abiertos como el Aqua Fantástico sería muy agradable tenerlos de vuelta, ya que en Hermosillo nos castiga mucho el calor y el sol. Y sobre todo que los que visitamos el parque en su momento ahora somos padres de familia y nos gustaría que nuestros hijos pudieran vivir ese recinto emblemático para la ciudad”.

¡Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las noticias directo a tu correo electrónico!

Mientras ese día llega, los lectores pueden revivir parte de su día a día (con sus historias de terror incluidas) con 1999 Mi paso por “La Casa del Terror” de La Sauceda, que se puede adquirir directamente con el autor contactándolo a través de su perfil personal de Facebook como @leonel.parra.7.

¿Te gusta ver videos en YouTube? Síguenos para recibir los más recientes

“Yo no menciono que sean fantasmas, el diablo o el coco”, señala en entrevista Leonel Parra Ochoa. “No quiero generar temor ni una especie de culto hacia el lugar. Simplemente son mis experiencias que viví ahí”.

El escritor hermosillense está presentando su libro 1999 Mi paso por “La Casa del Terror” de La Sauceda, un anecdotario de su tiempo como trabajador en dicho lugar, “donde había ocasiones que salían más asustados los 'Monstruos' que los mismos clientes”, según se lee en la contraportada.

“Se vivieron cosas feas, muy feas”, retoma Leonel. “Lo plasmo sin asegurar que fue algo paranormal o entes malignos, simplemente describo tal cual pasaban las cosas. Que el lector saque sus propias conclusiones”.

A la gente le gusta recordar el Hermosillo del ayer, dice el autor que rescata esta historia del parque recreativo La Sauceda / Foto: Cortesía | Leonel Parra

Te recomendamos: ¿Los recuerdas? Lugares emblemáticos de Hermosillo que ya no existen

Para su redacción, el autor consultó con compañeros de trabajo, con quienes compartió labores en La Sauceda, corroborando datos y hechos en torno a su tiempo de tres años en uno de los lugares más icónicos de la ciudad.

Hechos paranormales en La Sauceda

“A mí me gusta mucho recordar el Hermosillo de antes, las tocadas a las que íbamos caminando, la inseguridad que decíamos que teníamos, pero que era mil veces más seguro que ahorita. Empecé con esta inquietud de escribir un libro por un podcast que tengo, donde hablamos del Hermosillo del pasado”.

El parque acuático, la rueda de la fortuna, el golfito, La casa del terror, el Museo La burbuja, son muchos los espacios que tienen un lugar en el corazón de los hermosillenses / Foto: Archivo | El Sol de Hermosillo

De igual manera, otra fuente de inspiración para su obra fue la serie de relatos paranormales que han alimentado la leyenda de este sitio durante años.

Así, 1999 Mi paso por 'La Casa del Terror' de La Sauceda parte de una veracidad de los sucesos contados, pues Leonel asegura que, aunque han pasado 25 años desde que trabajó en este sitio, aún lo recuerda como si fuera ayer.

Recordando otra época

Leonel Parra Ochoa realizó toda su vida académica en la ciudad que lo vio nacer, desempeñándose como ingeniero en geociencias y trabajando en la actualidad como geólogo de exploración en Durango.

Sin embargo, a su regreso a tierras sonorenses notó que se contaban muchas cosas en torno a “La Casa del Terror” que no empatan con su experiencia.

Y, tras una visita con su familia al parque de La Sauceda, atestiguó el estado actual en el que se encuentra, despertando su interés en recuperar su memoria histórica.

Los nostálgicos de este parque y activistas en pro del medio ambiente no han dejado que este lugar muera; pero el trabajo es titánico y las manos insuficientes / Foto: Mike Acosta | El Sol de Hermosillo

Me dio tristeza ver el parque abandonado, solo. Realmente desgarrado. Entonces empecé a recordar y me quedó esa inquietud”.

Con ello en mente, comenzó la escritura de su libro entre sus ratos libres pensando en dirigirse únicamente a su círculo cercano y excompañeros de trabajo, en un trabajo que le tomó seis meses de redacción y dos más de edición, contando con la revisión de su hermana Elisa María Parra Ochoa.

Una vez terminado el libro, la recepción inicial llevó a Leonel a promocionarlo a través de las redes sociales, generando un interés que superó sus expectativas y obligándolo a imprimir más copias.

No nada más son historias de terror, son también historias para que la gente recuerde a La Sauceda”, rectifica.

De esta manera el libro presenta a la par un testimonio sobre las demás atracciones y áreas verdes que componían el parque, completado con el contexto histórico de su inauguración, allá en 1994.

A la gente le gusta recordar y sobre todo para las generaciones nuevas que no supieron cómo fue el parque, ahí más o menos trato a grandes rasgos de explicarles el por qué tanto alboroto por él. Por qué los hermosillenses lo amamos. Sobre todo la gente que trabajamos ahí y le dedicamos nuestro tiempo”.

El parque se encuentra en estado de abandono / Foto: Mike Acosta | El Sol de Hermosillo

Leonel dedica también un apartado especial a otras instalaciones como la del “Aqua Fantástico”, considerado por muchos como el mejor parque acuático que ha habido en la ciudad.

“Y ahora pasas por ahí y ves las ruinas”, dice con un dejo de nostalgia, dando lugar a una genuina emoción al recordar otros detalles del recorrido.

“Y luego los toboganes tenían nombres, el más alto era el 'Kamikaze'. Salías de Aventura por la parte sur y caminabas sobre el muelle que había para entrar a las demás áreas, ese aroma a cloro inundando el ambiente, ¿qué chulada, no? Luego ya te ibas al trenecito, al mini golf, las lanchitas choconas, los go-karts, el teatro al aire libre, donde me tocó que se presentara Kabah, varios certámenes de belleza y los primeros car shows de Hermosillo… Fue una época muy bonita y muy agradable que quedó muy marcada en mi mente”.

Son muchos los recuerdos de padres que visitaban este lugar recreativo cuando eran niños, y desean que sus hijos vivan esa experiencia / Foto: Mike Acosta | El Sol de Hermosillo

Su pasión y su buena memoria quedaron registrados en este libro que poco a poco comienza a hacerse de un eco importante entre los lectores hermosillenses, destapando en ellos un sin fin de recuerdos sobre una época que ya no existe.

“Realmente amaba el parque”, reitera Leonel. “Tal vez era la flor de mi juventud o era la gente que conocí, que hacía algo con pasión”.

El escritor apunta que habría que rescatar este espacio que se presentaba en su momento como la mejor alternativa de recreación para gran parte de la población hermosillense.

“Sería muy importante que se rehabilite el parque en su totalidad y vuelva a sus gloriosos inicios. Esos lugares abiertos como el Aqua Fantástico sería muy agradable tenerlos de vuelta, ya que en Hermosillo nos castiga mucho el calor y el sol. Y sobre todo que los que visitamos el parque en su momento ahora somos padres de familia y nos gustaría que nuestros hijos pudieran vivir ese recinto emblemático para la ciudad”.

¡Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las noticias directo a tu correo electrónico!

Mientras ese día llega, los lectores pueden revivir parte de su día a día (con sus historias de terror incluidas) con 1999 Mi paso por “La Casa del Terror” de La Sauceda, que se puede adquirir directamente con el autor contactándolo a través de su perfil personal de Facebook como @leonel.parra.7.

¿Te gusta ver videos en YouTube? Síguenos para recibir los más recientes

Doble Vía

'El Cuate' de la Olivares, un papá luchón que saca adelante a su familia

El cuate se dedica a la venta de tamales de carne, con lo cual sacó adelante los estudios de sus dos hijos, José Luis y Bryan Eduardo, quienes ahora son profesionistas

Local

Hermosillo destaca a nivel nacional en generación de empleos formales

De acuerdo a datos del IMSS, son un total de 11 mil 509 nuevos empleos registrados, por lo que la ciudad se coloca en el segundo lugar, únicamente detrás de Monterrey

Policiaca

Policías salvan a pareja de abuelitos de un incendio provocado por su hijo

Las víctimas, ambas de 76 años, acusaron a su hijo de dañar la línea de gas y prenderle fuego, cuando se encontraba en el patio del inmueble

Local

Reportes Protección Animal son por omisión de cuidados en su mayoría

A pesar de altas temperaturas muchas personas siguen dejando a sus perros bajo el sol y sin hidratación

Policiaca

Se hacía pasar por médico veterinario en Hermosillo; fue vinculado a proceso

Negligencia médica y la muerte de una gatita fue lo que originó la demanda que derivó en su detención

Local

Denuncian falta de respeto del Gobierno del estado en la remodelación de la Sauceda

Autoridades del estado, no aceptaron ni respetaron acuerdos, para no afectar ciertas áreas que ellos durante tiempo atrás estuvieron reforestando