/ jueves 2 de noviembre de 2023

Panteones de Hermosillo: llenos de historia… y reglamentaciones

Cinco cementerios de Hermosillo, con 107 mil 662 tumbas, fueron saturados, por lo que fue necesario la creación del Cementerio Norte

Actualmente los cinco diferentes panteones de la ciudad se encuentran, a pesar del paso de los años, conservando la tradición de ser visitados por personas que tienen a un familiar descansando la vida eterna, sin embargo, no están exentos de sufrir esos deterioros que el tiempo no perdona, como son los robos, acumulación de basura, daños en sus lápidas y desgaste natural, por ser lugares que no tienen una gran cantidad de visitas de manera constante, salvo cuando se tienen los servicios funerarios y desde luego el Día de Muertos y días festivos como la celebración a las madres y padres.

En estas fechas es cuando las autoridades refuerzan los operativos de limpieza en general, previo al 2 de noviembre, donde se retiran toneladas de basura, ramas secas y otro tipo de desechos que se van quedando con el paso del tiempo, dando un mantenimiento integral con el retiro, tan sólo el año pasado de más de 489 toneladas de basura, ramas y maleza.

Hermosillo tiene cinco cementerios: el panteón del Sahuaro que tiene 55 mil 38 lápidas; el Palo Verde, con 10 mil 167 criptas; La Manga, con mil 816 y en el San Agustín, de la calle Yáñez, con 37 mil 167; mismos que en los últimos años se saturaron, por lo que fue necesario la creación del Cementerio Norte.

Lee también: Casa de Emilio: le dedican altar del Día de Muertos a Emilio del Razo

Nuevo panteón y su reglamentación

Según información proporcionada a El Sol de Hermosillo por el Área de Panteones perteneciente a Servicios Públicos, en el caso del Cementerio del Norte, que es el más reciente, se tienen tres mil 521 tumbas, mismo que en parte se adelantó su apertura para los servicios funerarios a consecuencia de la pandemia del Covid-19, pues se tuvo un aumento de consideración de decesos en el 2020.

Cinco cementerios de Hermosillo, con 107 mil 662 tumbas, fueron saturados, por lo que fue necesario la creación del Cementerio Norte / Foto: Mike Acosta | El Sol de Hermosillo

Dicho camposanto tiene una extensión de 10 hectáreas, donde se estima la creación de 900 tumbas por hectárea, mismo que aseguran está en buenas condiciones para seguir recibiendo más servicios.

El nuevo panteón municipal se ubica al Norte de la ciudad, sobre la carretera que va a la mina Nyco, y en él se ofrecen servicios de exhumación e inhumación, entre otros, además de que no están permitidas grandes construcciones como pueden ser las capillas, de acuerdo al reglamento, por lo que sólo pueden ser una lápida en forma ovalada o cruz, esto en razón de que se busca optimizar los espacios.

Cabe mencionar que, si una persona adquiere un área de terreno en dicho cementerio, tiene que sujetarse a los puntos que vienen en el reglamento, donde se indica lo que está permitido.

Por reglamentación de construcción acorde al tipo y categoría del panteón municipal Norte (desértico a ras de suelo) se permite la construcción de: Planchas para cubrir la sepultura estrictamente realizadas con cemento, prohibiendo y evitando materiales como: mármol, ladrillo, bloques y piedra laja.

Cinco cementerios de Hermosillo, con 107 mil 662 tumbas, fueron saturados, por lo que fue necesario la creación del Cementerio Norte / Foto: Mike Acosta | El Sol de Hermosillo

El familiar responsable o el constructor, deberá asistir a oficinas de Subdirección de panteones a ejercer el pago de concepto Construcción en panteón con lo cual recibirá la boleta que fungirá como permiso por escrito.

Las medidas reglamentadas y estrictamente a seguir por parte del ciudadano para dichas Planchas, son de 1.20. m x 2.50 m y 10 cm de altura, estas deberán ser monitoreadas y aprobadas por el supervisor en turno del panteón municipal Norte.

Las planchas de cemento podrán ser forradas estricta y exclusivamente por los siguientes materiales: Vitropiso y Pasto artificial.

A diferencia de los otros panteones en la ciudad, el panteón norte no permite la venta de lotes o perpetuidades a futuro, a excepción de una sola situación.

En tanto que el servicio de inhumación cuesta tres mil 112 pesos de acuerdo al procedimiento y es responsabilidad del familiar para volver a utilizar la tumba.

Por otra parte, la Dirección de Servicios Públicos Municipales tiene registradas un total de 107 mil 662 tumbas entre los cinco panteones de la ciudad, donde un cierto porcentaje en cada uno de ellos se consideran en calidad de abandonadas, sin embargo, no se puede disponer de ellas por la perpetuidad que existe en sus propietarios.

De acuerdo a datos de la dependencia municipal se tiene que en el nuevo Panteón del Norte no hay criptas abandonadas, mientras que en el Sahuaro se llega al 30%, en el Palo Verde un 20%, Panteón La Manga 10% y Panteón Yáñez al 40%, donde no se puede disponer de ellas, ya que existe una perpetuidad de sus familiares.

El panteón Yáñez es uno de los más antiguos de la ciudad / Foto: Mike Acosta | El Sol de Hermosillo

Fue en la época de la contingencia sanitaria, que las autoridades aplicaron la suspensión de las visitas de familiares en pleno Día de Muertos, lo cual hizo que lucieran totalmente solitarios, cuando se trata de fecha de suma importancia para las familias mexicanas para visitar a sus fieles difuntos.

Según datos del área de Panteones, se tiene que las tumbas se encuentran amparadas bajo el reglamento sanitario, el cual no permite exhumar o desmantelar las propiedades sin el permiso correspondiente, el cual sólo los familiares titulares pueden tramitar.

Sin embargo, se pueden volver a utilizar dichas tumbas, sólo en el caso único en el que un familiar directo decida vender el lote, el cual deberá demostrar ante las oficinas de panteones por medio de actas e identificaciones su parentesco con el difunto.

En el caso de los costos de un servicio por parte de una funeraria, es de alrededor de 39 mil pesos, y 6 de cada 8 familias se endeuda para pagar un funeral.

En ese sentido, las empresas funerarias tienen la responsabilidad de organizar el transporte, embalsamamiento, velorio y posterior entierro o cremación del fallecido, además de resolver asuntos burocráticos como obtener el certificado de defunción.

Por su parte Servicios Públicos con el propósito de recibir en condiciones dignas a la comunidad que acuden a honrar la memoria de sus seres queridos el Día de Muertos y para ello empleados estuvieron a cargo de la limpieza a través de operativos que realice la dependencia municipal.

Sergio Pavlovich Escalante titular de la dependencia invitó a aprovechar la presencia del personal municipal para que dejen los desechos que retiren de las tumbas de sus familiares, con la certeza de que se les dará una disposición final adecuada.

Algunos panteones de la ciudad ya se encuentran saturados / Foto: Mike Acosta | El Sol de Hermosillo

Recordó que producto de los operativos de limpieza ligados al Día de Muertos, el primer año de la administración del presidente municipal Antonio Astiazarán se acopiaron 550 toneladas de desechos, mientras que en 2022 fueron 489, pese a que ese año las lluvias extraordinarias produjeron mucho crecimiento de maleza.

Un poco de historia

De acuerdo a información proporcionada a El Sol de Hermosillo por parte del cronista de Hermosillo, Ignacio Lagarda Lagarda, se tiene que alrededor de 1916 se ubica al panteón de San Agustín mejor conocido como Yáñez que en aquel entonces era una zona alejada de lo que era la ciudad de Hermosillo y que fue necesario debido a una pandemia que se registró en aquellas épocas, sin embargo, hay indicios que anterior al panteón Yáñez, hubo un primer cementerio localizado en el área de la Catedral Metropolitana y otras tumbas que pudieron estar desde 1800.

En ese sentido, y de acuerdo a datos, se tiene que también hubo un panteón en la calle Yáñez y Elías Calles, donde ahora actualmente está el parque de la escuela primaria Leona Vicario, así como en el área del Jardín Juárez, y para 1917 ya había un cementerio en la parte que hoy resguarda la comandancia de Policía de la Zona Centro y Departamento de Bomberos, siendo el San Agustín que todavía perdura a estas fechas, sin dejar de contar al pequeño panteón de Luis Encinas y Morelia que permaneció muy poco tiempo.

Ya para la época de 1930 en los terrenos donde se asentaba el panteón Yáñez, también se construyó el primer aeropuerto de Hermosillo, que ocupaba los llanos lo que hoy es la colonia Modelo y en donde se dice que era obligatorio que las aviones para aterrizar sobrevolaban parte del cementerio.

También, dijo que en la colonia Ranchito estaba un camposanto pero que era utilizado por los yaquis, y que hoy es un parque; para 1980 en Villa de Seris contaban con un panteón y que hoy dicho sitio es una escuela de capacitación.

“Más después, cuando se hizo necesario se tuvieron que ocupar otros lugares, más al norte y a las orillas en la calle Yáñez y la actual Plutarco Elías Calles y desde la Morelia a la Monterrey en donde hoy se localiza la Escuela Leona Vicario allá por el año de 1800”, expresó.

El Departamento de Tránsito Municipal, Servicios Públicos e Inspección y Vigilancia tienen todo listo para este día de muertos en los panteones de Hermosillo y zona rural / Foto: Adal Navarro | El Sol de Hermosillo

De la misma forma se tuvo un pequeño cementerio en calle Ramírez, por los años de 1835 a 1836 en donde duró poco tiempo, ya que las autoridades pensaron en un lugar más adecuado.

“Se nos fabricó un lugar más decente y más cerca de los vecinos que nos veían partir como mochomos envenenados con la famosa fiebre amarilla y fue hasta el año de 1884 que funcionó el Cementerio del Jardín Juárez que las actuales generaciones ni se imaginan que este lugar, tan agradable y arbolado, tan lleno de vida, con tanto comercio y que en algún tiempo fue el ombligo de Hermosillo, con sus refresquerías, cines y sobre todo la cercanía con la Estación del ferrocarril”.

Para el año de 1919, el panteón donde hoy está la comandancia de policía se encontraba completamente lleno, ya no se podía llevar a cabo un sepelio más, con los difuntos causados por la fiebre amarilla que se trajeron del Jardín Juárez y los de la viruela de 1913, el lugar se saturó, siendo necesario trasladar cuerpos al nuevo panteón localizado en la calle Yáñez.

El arco de este panteón se empezó a construir a la altura de la calle Aguascalientes, pero debido a la cercanía ya manifiesta con las orillas de la ciudad, por órdenes de Don Adolfo De La Huerta, gobernador del Estado, se cambió la construcción hasta el lugar que conocemos.

Recibe noticias, reportajes e historias directo a tu celular: suscríbete a nuestro canal de WhatsApp

Fue hasta el mes de noviembre en que se dotó al Panteón de agua potable, jalando la tubería del troncal localizado en la Escuela Cruz Gálvez, obra realizada por don Ramón “El Monchi” Gil Samaniego.

El arco en la parte de adentro tenía dos anuncios: en la parte derecha el de la Agencia Funeraria de don Carlos M. Calleja y el de la izquierda un anuncio de Don Rafael C. Romero, fabricante de lápidas.

¡Regístrate y accede a la edición digital de nuestro semanario

Actualmente los cinco diferentes panteones de la ciudad se encuentran, a pesar del paso de los años, conservando la tradición de ser visitados por personas que tienen a un familiar descansando la vida eterna, sin embargo, no están exentos de sufrir esos deterioros que el tiempo no perdona, como son los robos, acumulación de basura, daños en sus lápidas y desgaste natural, por ser lugares que no tienen una gran cantidad de visitas de manera constante, salvo cuando se tienen los servicios funerarios y desde luego el Día de Muertos y días festivos como la celebración a las madres y padres.

En estas fechas es cuando las autoridades refuerzan los operativos de limpieza en general, previo al 2 de noviembre, donde se retiran toneladas de basura, ramas secas y otro tipo de desechos que se van quedando con el paso del tiempo, dando un mantenimiento integral con el retiro, tan sólo el año pasado de más de 489 toneladas de basura, ramas y maleza.

Hermosillo tiene cinco cementerios: el panteón del Sahuaro que tiene 55 mil 38 lápidas; el Palo Verde, con 10 mil 167 criptas; La Manga, con mil 816 y en el San Agustín, de la calle Yáñez, con 37 mil 167; mismos que en los últimos años se saturaron, por lo que fue necesario la creación del Cementerio Norte.

Lee también: Casa de Emilio: le dedican altar del Día de Muertos a Emilio del Razo

Nuevo panteón y su reglamentación

Según información proporcionada a El Sol de Hermosillo por el Área de Panteones perteneciente a Servicios Públicos, en el caso del Cementerio del Norte, que es el más reciente, se tienen tres mil 521 tumbas, mismo que en parte se adelantó su apertura para los servicios funerarios a consecuencia de la pandemia del Covid-19, pues se tuvo un aumento de consideración de decesos en el 2020.

Cinco cementerios de Hermosillo, con 107 mil 662 tumbas, fueron saturados, por lo que fue necesario la creación del Cementerio Norte / Foto: Mike Acosta | El Sol de Hermosillo

Dicho camposanto tiene una extensión de 10 hectáreas, donde se estima la creación de 900 tumbas por hectárea, mismo que aseguran está en buenas condiciones para seguir recibiendo más servicios.

El nuevo panteón municipal se ubica al Norte de la ciudad, sobre la carretera que va a la mina Nyco, y en él se ofrecen servicios de exhumación e inhumación, entre otros, además de que no están permitidas grandes construcciones como pueden ser las capillas, de acuerdo al reglamento, por lo que sólo pueden ser una lápida en forma ovalada o cruz, esto en razón de que se busca optimizar los espacios.

Cabe mencionar que, si una persona adquiere un área de terreno en dicho cementerio, tiene que sujetarse a los puntos que vienen en el reglamento, donde se indica lo que está permitido.

Por reglamentación de construcción acorde al tipo y categoría del panteón municipal Norte (desértico a ras de suelo) se permite la construcción de: Planchas para cubrir la sepultura estrictamente realizadas con cemento, prohibiendo y evitando materiales como: mármol, ladrillo, bloques y piedra laja.

Cinco cementerios de Hermosillo, con 107 mil 662 tumbas, fueron saturados, por lo que fue necesario la creación del Cementerio Norte / Foto: Mike Acosta | El Sol de Hermosillo

El familiar responsable o el constructor, deberá asistir a oficinas de Subdirección de panteones a ejercer el pago de concepto Construcción en panteón con lo cual recibirá la boleta que fungirá como permiso por escrito.

Las medidas reglamentadas y estrictamente a seguir por parte del ciudadano para dichas Planchas, son de 1.20. m x 2.50 m y 10 cm de altura, estas deberán ser monitoreadas y aprobadas por el supervisor en turno del panteón municipal Norte.

Las planchas de cemento podrán ser forradas estricta y exclusivamente por los siguientes materiales: Vitropiso y Pasto artificial.

A diferencia de los otros panteones en la ciudad, el panteón norte no permite la venta de lotes o perpetuidades a futuro, a excepción de una sola situación.

En tanto que el servicio de inhumación cuesta tres mil 112 pesos de acuerdo al procedimiento y es responsabilidad del familiar para volver a utilizar la tumba.

Por otra parte, la Dirección de Servicios Públicos Municipales tiene registradas un total de 107 mil 662 tumbas entre los cinco panteones de la ciudad, donde un cierto porcentaje en cada uno de ellos se consideran en calidad de abandonadas, sin embargo, no se puede disponer de ellas por la perpetuidad que existe en sus propietarios.

De acuerdo a datos de la dependencia municipal se tiene que en el nuevo Panteón del Norte no hay criptas abandonadas, mientras que en el Sahuaro se llega al 30%, en el Palo Verde un 20%, Panteón La Manga 10% y Panteón Yáñez al 40%, donde no se puede disponer de ellas, ya que existe una perpetuidad de sus familiares.

El panteón Yáñez es uno de los más antiguos de la ciudad / Foto: Mike Acosta | El Sol de Hermosillo

Fue en la época de la contingencia sanitaria, que las autoridades aplicaron la suspensión de las visitas de familiares en pleno Día de Muertos, lo cual hizo que lucieran totalmente solitarios, cuando se trata de fecha de suma importancia para las familias mexicanas para visitar a sus fieles difuntos.

Según datos del área de Panteones, se tiene que las tumbas se encuentran amparadas bajo el reglamento sanitario, el cual no permite exhumar o desmantelar las propiedades sin el permiso correspondiente, el cual sólo los familiares titulares pueden tramitar.

Sin embargo, se pueden volver a utilizar dichas tumbas, sólo en el caso único en el que un familiar directo decida vender el lote, el cual deberá demostrar ante las oficinas de panteones por medio de actas e identificaciones su parentesco con el difunto.

En el caso de los costos de un servicio por parte de una funeraria, es de alrededor de 39 mil pesos, y 6 de cada 8 familias se endeuda para pagar un funeral.

En ese sentido, las empresas funerarias tienen la responsabilidad de organizar el transporte, embalsamamiento, velorio y posterior entierro o cremación del fallecido, además de resolver asuntos burocráticos como obtener el certificado de defunción.

Por su parte Servicios Públicos con el propósito de recibir en condiciones dignas a la comunidad que acuden a honrar la memoria de sus seres queridos el Día de Muertos y para ello empleados estuvieron a cargo de la limpieza a través de operativos que realice la dependencia municipal.

Sergio Pavlovich Escalante titular de la dependencia invitó a aprovechar la presencia del personal municipal para que dejen los desechos que retiren de las tumbas de sus familiares, con la certeza de que se les dará una disposición final adecuada.

Algunos panteones de la ciudad ya se encuentran saturados / Foto: Mike Acosta | El Sol de Hermosillo

Recordó que producto de los operativos de limpieza ligados al Día de Muertos, el primer año de la administración del presidente municipal Antonio Astiazarán se acopiaron 550 toneladas de desechos, mientras que en 2022 fueron 489, pese a que ese año las lluvias extraordinarias produjeron mucho crecimiento de maleza.

Un poco de historia

De acuerdo a información proporcionada a El Sol de Hermosillo por parte del cronista de Hermosillo, Ignacio Lagarda Lagarda, se tiene que alrededor de 1916 se ubica al panteón de San Agustín mejor conocido como Yáñez que en aquel entonces era una zona alejada de lo que era la ciudad de Hermosillo y que fue necesario debido a una pandemia que se registró en aquellas épocas, sin embargo, hay indicios que anterior al panteón Yáñez, hubo un primer cementerio localizado en el área de la Catedral Metropolitana y otras tumbas que pudieron estar desde 1800.

En ese sentido, y de acuerdo a datos, se tiene que también hubo un panteón en la calle Yáñez y Elías Calles, donde ahora actualmente está el parque de la escuela primaria Leona Vicario, así como en el área del Jardín Juárez, y para 1917 ya había un cementerio en la parte que hoy resguarda la comandancia de Policía de la Zona Centro y Departamento de Bomberos, siendo el San Agustín que todavía perdura a estas fechas, sin dejar de contar al pequeño panteón de Luis Encinas y Morelia que permaneció muy poco tiempo.

Ya para la época de 1930 en los terrenos donde se asentaba el panteón Yáñez, también se construyó el primer aeropuerto de Hermosillo, que ocupaba los llanos lo que hoy es la colonia Modelo y en donde se dice que era obligatorio que las aviones para aterrizar sobrevolaban parte del cementerio.

También, dijo que en la colonia Ranchito estaba un camposanto pero que era utilizado por los yaquis, y que hoy es un parque; para 1980 en Villa de Seris contaban con un panteón y que hoy dicho sitio es una escuela de capacitación.

“Más después, cuando se hizo necesario se tuvieron que ocupar otros lugares, más al norte y a las orillas en la calle Yáñez y la actual Plutarco Elías Calles y desde la Morelia a la Monterrey en donde hoy se localiza la Escuela Leona Vicario allá por el año de 1800”, expresó.

El Departamento de Tránsito Municipal, Servicios Públicos e Inspección y Vigilancia tienen todo listo para este día de muertos en los panteones de Hermosillo y zona rural / Foto: Adal Navarro | El Sol de Hermosillo

De la misma forma se tuvo un pequeño cementerio en calle Ramírez, por los años de 1835 a 1836 en donde duró poco tiempo, ya que las autoridades pensaron en un lugar más adecuado.

“Se nos fabricó un lugar más decente y más cerca de los vecinos que nos veían partir como mochomos envenenados con la famosa fiebre amarilla y fue hasta el año de 1884 que funcionó el Cementerio del Jardín Juárez que las actuales generaciones ni se imaginan que este lugar, tan agradable y arbolado, tan lleno de vida, con tanto comercio y que en algún tiempo fue el ombligo de Hermosillo, con sus refresquerías, cines y sobre todo la cercanía con la Estación del ferrocarril”.

Para el año de 1919, el panteón donde hoy está la comandancia de policía se encontraba completamente lleno, ya no se podía llevar a cabo un sepelio más, con los difuntos causados por la fiebre amarilla que se trajeron del Jardín Juárez y los de la viruela de 1913, el lugar se saturó, siendo necesario trasladar cuerpos al nuevo panteón localizado en la calle Yáñez.

El arco de este panteón se empezó a construir a la altura de la calle Aguascalientes, pero debido a la cercanía ya manifiesta con las orillas de la ciudad, por órdenes de Don Adolfo De La Huerta, gobernador del Estado, se cambió la construcción hasta el lugar que conocemos.

Recibe noticias, reportajes e historias directo a tu celular: suscríbete a nuestro canal de WhatsApp

Fue hasta el mes de noviembre en que se dotó al Panteón de agua potable, jalando la tubería del troncal localizado en la Escuela Cruz Gálvez, obra realizada por don Ramón “El Monchi” Gil Samaniego.

El arco en la parte de adentro tenía dos anuncios: en la parte derecha el de la Agencia Funeraria de don Carlos M. Calleja y el de la izquierda un anuncio de Don Rafael C. Romero, fabricante de lápidas.

¡Regístrate y accede a la edición digital de nuestro semanario

Policiaca

Investiga Mesa Estatal de Seguridad hallazgo de cuerpos en carretera de Caborca

La Mesa Estatal de Seguridad en Sonora informó sobre el hallazgo de dos cuerpos sobre la carretera Caborca – Desemboque, la mañana de este sábado

Local

Colaboran docentes para preservar las lenguas indígenas en libros de texto

Con el objetivo de preservar las lenguas indígenas docentes de las comunidades yoreme, yoeme y comca’ac, participaron en el proceso de traducción y revisión de los Libros de Texto Gratuitos

Local

Ante sequía y escasez de agua, exigen cerrar el Acueducto Independencia 

Que se cancele la operación “ilegal” del Acueducto Independencia que surte de agua a Hermosillo, demandó el Movimiento Ciudadano por el Agua

Local

Listos productores para recibir apoyo para la tecnificación de riego: Aoass

Álvaro Bours Cabrera manifestó que cualquier apoyo para elevar la productividad del campo es bienvenida

Local

Qué no deben hacer los servidores públicos durante la veda electoral y cuáles son las sanciones

El Gobierno del Estado y el IEEyPC firman un convenio donde se establecen las reglas y sanciones para quienes las infrinjan mientras esté la elección vigente

Local

Canaco aprueba que se habiliten cambiadores para niños en baños públicos

Juventino Félix declaró que es entendible que hay padres de familia que acuden con sus hijos a establecimientos y les es complicado cambiar a los menores