/ jueves 2 de noviembre de 2023

¿Se deben tener las cenizas de familiares en casa? Tanatóloga da la respuesta

La Licenciada en Psicología con Maestría en Tanatología, Tannya Vélez, señala muchas personas actualmente prefieren no quedarse en un nicho o en un panteón, sino en una casa

El duelo es un proceso muy personal, cada persona lo vive con las herramientas que tiene, que pueden ser adquiridas de diferentes maneras, por ejemplo, por medio de la religión o las tradiciones del hogar. En ese sentido, Tannya Vélez explica que no es malo que las personas mantengan las cenizas de sus difuntos en casa, pues son decisiones propias que tienen que ver con sus procesos de duelo.

“Existe un concepto equivocado que se nos ha enseñado como sociedad, que consiste en creer que está mal tener las cenizas del difunto en casa, se suele creer que el doliente no está llevando de manera adecuada el duelo, sin embargo, lo anterior es incorrecto y no tiene nada de malo”, detalló.

La Licenciada en Psicología con Maestría en Tanatología, señala muchas personas actualmente prefieren no quedarse en un nicho o en un panteón, y en esos casos dan la indicación a sus familiares de querer que sus restos sean incinerados arrojados en algún lugar, o en ocasiones, son los mismos hijos los que deciden donde deben descansar los difuntos, debido a que son ellos quienes conocían sus gustos.

Lee también: Calaveritas, la tradición de burlarnos y reírnos de la muerte

El problema que puede llegar a afectar a la persona que tiene las cenizas en casa, dijo, se da cuando a estas se les da “vida”, es decir, que exista una convivencia entre el difunto y la persona que posee las cenizas, por ejemplo, sentándolas en la mesa para comer, o en el sillón para ver la televisión, o simplemente empezar a hablar con estas como si fueran a responder.

Por otro lado, algo positivo al respecto, es que en la actualidad se habla con más libertad acerca de qué pasará con nosotros al fallecer, es decir, podemos dar indicaciones claras a nuestros familiares de qué queremos que hagan con nuestros restos.

Tannya Vélez, licenciada en Psicología con Maestría en Tanatología / Foto: Cortesía | Tannya Vélez

“Influye mucho lo generacional, esta generación piensa primero en el ambiente y en la comodidad, muchas personas prefieren no ser enterradas, debido a que saben que probablemente el ataúd puede llegar a dañar el suelo, tardando muchos años en descomponerse, la manera más ecológica e incluso económica seria la cremación y conservar las cenizas” agregó.

La especialista puntualizó que las personas pueden tener las cenizas en casa y seguir llevando una vida perfectamente normal, aun así, es comprensible que se tarde en acostumbrarse a la ausencia del ser querido, teniendo o no las cenizas en casa.

Vélez afirma que, la manera más sana de sobrellevar un duelo es viviéndolo, es decir, se debe dejar salir esas emociones, buscando formas sanas de liberarse de ellas, evitando conductas destructivas como reprimirlas o caer en malos hábitos para sobrellevarlas, como el alcoholismo.

Familiares y amigos acuden a visitar familiares en este Día de Muertos / Foto: Adal Navarro | El Sol de Hermosillo

El duelo por una mascota puede ser igual a la pérdida de un ser querido

Por otra parte, podría decirse que el duelo por las mascotas es similar al duelo que se tiene por un familiar, dado que, para muchos, en determinado momento, la mascota se vuelve un miembro más de la familia, y el dolor causado es igual al de un familiar.

Tannya recordó que, al final lo que duele de la separación es el apego que se tenía, mientras más apegado se esté a un familiar, más va a doler la separación.

El IMPBA, firmó convenio de colaboración con una escuela primaria para instruir a estudiantes sobre el cuidado y responsabilidad de tener mascotas en casa / Foto: Cortesía | Pixabay

Recibe noticias, reportajes e historias directo a tu celular: suscríbete a nuestro canal de WhatsApp

“No tiene nada de malo, si fallece una mascota y se prefiere tener los restos en casa, es lo más natural del mundo. En los duelos no hay cosas buenas o malas, hay cosas que a la persona le sirven, si a alguien le sirve llorar, que llore, si le sirve no llorar, que no llore, hablar, ir a terapia, se vale, porque finalmente un duelo es un trauma muy fuerte en la psique, el fallecido deja una marca muy fuerte, hay un antes y un después, es un volver a reconstruirte y adoptar una nueva identidad”, finalizó.

¡Regístrate y accede a la edición digital de nuestro semanario

El duelo es un proceso muy personal, cada persona lo vive con las herramientas que tiene, que pueden ser adquiridas de diferentes maneras, por ejemplo, por medio de la religión o las tradiciones del hogar. En ese sentido, Tannya Vélez explica que no es malo que las personas mantengan las cenizas de sus difuntos en casa, pues son decisiones propias que tienen que ver con sus procesos de duelo.

“Existe un concepto equivocado que se nos ha enseñado como sociedad, que consiste en creer que está mal tener las cenizas del difunto en casa, se suele creer que el doliente no está llevando de manera adecuada el duelo, sin embargo, lo anterior es incorrecto y no tiene nada de malo”, detalló.

La Licenciada en Psicología con Maestría en Tanatología, señala muchas personas actualmente prefieren no quedarse en un nicho o en un panteón, y en esos casos dan la indicación a sus familiares de querer que sus restos sean incinerados arrojados en algún lugar, o en ocasiones, son los mismos hijos los que deciden donde deben descansar los difuntos, debido a que son ellos quienes conocían sus gustos.

Lee también: Calaveritas, la tradición de burlarnos y reírnos de la muerte

El problema que puede llegar a afectar a la persona que tiene las cenizas en casa, dijo, se da cuando a estas se les da “vida”, es decir, que exista una convivencia entre el difunto y la persona que posee las cenizas, por ejemplo, sentándolas en la mesa para comer, o en el sillón para ver la televisión, o simplemente empezar a hablar con estas como si fueran a responder.

Por otro lado, algo positivo al respecto, es que en la actualidad se habla con más libertad acerca de qué pasará con nosotros al fallecer, es decir, podemos dar indicaciones claras a nuestros familiares de qué queremos que hagan con nuestros restos.

Tannya Vélez, licenciada en Psicología con Maestría en Tanatología / Foto: Cortesía | Tannya Vélez

“Influye mucho lo generacional, esta generación piensa primero en el ambiente y en la comodidad, muchas personas prefieren no ser enterradas, debido a que saben que probablemente el ataúd puede llegar a dañar el suelo, tardando muchos años en descomponerse, la manera más ecológica e incluso económica seria la cremación y conservar las cenizas” agregó.

La especialista puntualizó que las personas pueden tener las cenizas en casa y seguir llevando una vida perfectamente normal, aun así, es comprensible que se tarde en acostumbrarse a la ausencia del ser querido, teniendo o no las cenizas en casa.

Vélez afirma que, la manera más sana de sobrellevar un duelo es viviéndolo, es decir, se debe dejar salir esas emociones, buscando formas sanas de liberarse de ellas, evitando conductas destructivas como reprimirlas o caer en malos hábitos para sobrellevarlas, como el alcoholismo.

Familiares y amigos acuden a visitar familiares en este Día de Muertos / Foto: Adal Navarro | El Sol de Hermosillo

El duelo por una mascota puede ser igual a la pérdida de un ser querido

Por otra parte, podría decirse que el duelo por las mascotas es similar al duelo que se tiene por un familiar, dado que, para muchos, en determinado momento, la mascota se vuelve un miembro más de la familia, y el dolor causado es igual al de un familiar.

Tannya recordó que, al final lo que duele de la separación es el apego que se tenía, mientras más apegado se esté a un familiar, más va a doler la separación.

El IMPBA, firmó convenio de colaboración con una escuela primaria para instruir a estudiantes sobre el cuidado y responsabilidad de tener mascotas en casa / Foto: Cortesía | Pixabay

Recibe noticias, reportajes e historias directo a tu celular: suscríbete a nuestro canal de WhatsApp

“No tiene nada de malo, si fallece una mascota y se prefiere tener los restos en casa, es lo más natural del mundo. En los duelos no hay cosas buenas o malas, hay cosas que a la persona le sirven, si a alguien le sirve llorar, que llore, si le sirve no llorar, que no llore, hablar, ir a terapia, se vale, porque finalmente un duelo es un trauma muy fuerte en la psique, el fallecido deja una marca muy fuerte, hay un antes y un después, es un volver a reconstruirte y adoptar una nueva identidad”, finalizó.

¡Regístrate y accede a la edición digital de nuestro semanario

Doble Vía

Jirafa Pancho pasó a mejor vida: muere a sus 27 años en el Centro Ecológico

La jirafa Pancho recientemente se acababa de jubilar y había pasado a un área en el mismo Centro Ecológico, pero alejado de la exhibición al público

Local

Cesan a profesor de Guaymas, tras señalamientos de violencia; SEC investiga

Roberto “N”, profesor de secundaria en Guaymas, quedó inactivo mientras se lleva a cabo una investigación por presuntos actos de violencia contra el alumnado

Gossip

Hamac Caziim recibe el Premio Música México 2024 en la FIM GDL

El grupo de rock seri fue reconocido por su aportación a la transformación social, en uno de los eventos nacionales más importantes

Policiaca

¿Tienes un familiar desaparecido? FGJE recaba pruebas de ADN

Con el fin de identificar estos y otros cuerpos más que se han encontrado y no han sido reclamados la Fiscalía General de Justicia del Estado (FGJE) recaba pruebas de ADN

Elecciones 2024

Participación de aspirantes a candidatos independientes en Sonora va a la baja: IEE

El Presidente del IEEyPC, Nery Ruiz, señaló que de 10, al momento seis podrían ser validados para contender

Local

Ciudadanos reciben sillas de ruedas y más en jornada de salud

Un total de mil 355 personas se vieron beneficiadas a través de diversos servicios de salud mediante apoyos entregados en esta jornada llevada a cabo por la SSA