/ sábado 20 de junio de 2020

Valentía, disciplina y amor al café: Roberto Duarte, el héroe caído por Covid-19

Bomberos de Hermosillo, recordarán a Roberto Duarte como un compañero que heroicamente arriesgaba su vida para salvaguardar la de las personas que estaban en riesgo

La partida del oficial Roberto Duarte Lugo, de 47 años de edad, conmocionó a la capital sonorense y al gremio de Bomberos de Hermosillo, quienes lo recordarán por toda la eternidad como un compañero que heroicamente arriesgaba su vida para salvaguardar la de las personas que estaban en riesgo de perder la suya.

ACCEDE A NUESTRA EDICIÓN DIGITAL EN UN SOLO LUGAR Y DESDE CUALQUIER DISPOSITIVO ¡SUSCRÍBETE AQUÍ!

La trayectoria de Roberto fue destacable, pues tenía el cargo de oficial coordinador en el Departamento de Hermosillo, donde desde hace 17 años ingresó como voluntario, mientras que conjuntamente perteneció, por 15 años, al Grupo Operativo de Rescate Acuático (GORA) y desde temprana edad se unió como socorrista en la Cruz Roja Mexicana.

Fue descrito por sus compañeros como un buen cabeza de familia, pues además de contar con tres hijos y tres nietos, se hacía cargo de uno de sus hermanos, quien cuenta con un discapacidad mental, lo que colocó a Roberto como uno de los oficiales más admirables del departamento al que pertenecía.

Carlos Villalba | El Sol de Hermosillo

Debido a sus buenas acciones dejó una huella que difícilmente se borrará de la memoria de sus compañeros, con quienes fueron parte de su vida durante todos sus años de servicio en la estación de Bomberos, ubicada en la zona Centro, de Hermosillo, Sonora.

Pese a encontrarse “encuartelado” en la base desde que dio inicio la pandemia, empezó con un cuadro de fiebre y dolores severos de cabeza, por lo que optó dejar la Central e irse a su hogar, durante varios días estuvo asintomático, pero los malestares regresaron y fue internado en el Hospital Ignacio Chávez, donde fue diagnosticado positivo a Covid-19 y tan sólo tres días después terminó perdiendo la batalla el viernes 5 de junio.

Sus compañeros consideran que perdieron a un amigo, de personalidad cálida y hospitalaria, quien siempre estaba preocupado por el equipo, lo que lo llevó a convertirse en uno de los elementos más destacados.

Carlos Villalba | El Sol de Hermosillo

Como bombero, Roberto contaba con una serie de habilidades, tanto en tierra, como en agua, por lo que tuvo la oportunidad de coordinar varios operativos de emergencia, tanto en la ciudad, como en arroyos y presas, era experto en búsqueda y rescate de personas ahogadas, pues a voz de sus compañeros, era un excelente buzo y estaba certificado para ello, lo que lo convirtió en una figura admirable, pues su desempeño y compromiso con la ciudadanía era ilimitado.

Amaba y se entregaba en cada servicio, en cada acto y en cada trato con sus colegas, quienes han sentido un enorme vacío desde la partida del oficial.

Jesús Díaz Ruelas, dirigente del Sindicato de Bomberos y compañero de Roberto, expresó que tenía muchos años de conocerlo y lo recordará como un excelente compañero y un profesional a la hora de desempeñar sus labores, así como la preocupación que tenía por la ciudad y sus habitantes, lo que lo llevó a brindar un buen servicio y ser un ejemplo para sus compañeros, con quienes compartió innumerables momentos y situaciones lo que lo llevó a adoptarlos como una familia.

“Todos le decíamos ‘El Palomón’, por lo güero, grandote y por lo gordito que estaba, también tenía un detalle: todos los días, a las 5:00 de la tarde, nos ofrecía café o en las mañanas cuando recién entraba a su turno, a todos los compañeros, no había una persona que llegara y no le ofreciera una taza de café, era muy cordial”, expresó.

Una de las anécdotas que más recuerda es que cuando él llamaba a tomar café en la estación, éste tintineaba con una cuchara la cafetera que tenía, lo cual era parte de su herramienta, pues uno de sus gustos más grandes era el “Café Vaquero”, pues no le gustaba mucho el instantáneo, debido a que no lo consideraba tan fuerte en cuanto a su sabor.

Debido a que era jefe de grupo y tenía personal a su cargo, sus colegas lo recuerdan como una persona estricta, siempre priorizando la seguridad y figura de los bomberos, pero al momento de llevar a cabo un servicio, en el lugar que fuera, su humildad y actos de hospitalidad lo llevó a ser un gran amigo.

Por su parte, el jefe de Bomberos de Hermosillo, Juan Francisco Matty Ortega, destacó el honor que fue convivir con Roberto durante los 17 años que llevaba en servicio, a unos cuantos días de su partida lo recuerda como una persona muy entusiasta y participativa en cuestiones de capacitaciones y servicios especiales.

“Él desde que entró se desarrolló muy rápido, sobre todo por su dedicación, por lo que llegó a ser oficial de guardia, tenía su propio grupo de bomberos a cargo. No sólo participó en la cuestión de extinción de incendios, sino que también estuvo muy activo durante muchos años y fue de los que ingresó como casi fundador del Grupo de Rescate Acuático, en muchos servicios estuvo a cargo y atendiéndolos”, dijo.

Lo destacó como un buen tipo, aunado a su enorme disciplina y orden, pues era uno de los elementos que siempre trataba de poner el ejemplo para sus compañeros para cumplir de manera correcta su trabajo.

Cortesía | @BomberosHermos1

“Una de las anécdotas es de que en los peores momentos, él siempre, por más presionados que estuviéramos o lo difícil que fuera la situación que enfrentábamos, siempre te saludaba de una manera muy brusca, pero era una cuestión de su personalidad, te tomaba la mano y te doblaba la muñeca al momento de hacerte el saludo, varias veces a mí me lastimó la muñeca porque me agarraba desprevenido; en momentos de tranquilidad, nunca faltaba la ocurrencia de retirarse tantito a preparar el café”, narró.

Sin duda, la partida de Roberto Duarte Lugo, mejor conocido como “El Palomón”, dejó una enseñanza de disciplina y esfuerzo para todos sus compañeros y familiares que estuvieron a su lado durante esta difícil lucha con la enfermedad, sin embargo, a voz de sus compañeros, Roberto sigue y seguirá estando con ellos, aunque no físicamente, pero su deslumbrante brillo no podrá ser opacado con el pasar del tiempo.

La partida del oficial Roberto Duarte Lugo, de 47 años de edad, conmocionó a la capital sonorense y al gremio de Bomberos de Hermosillo, quienes lo recordarán por toda la eternidad como un compañero que heroicamente arriesgaba su vida para salvaguardar la de las personas que estaban en riesgo de perder la suya.

ACCEDE A NUESTRA EDICIÓN DIGITAL EN UN SOLO LUGAR Y DESDE CUALQUIER DISPOSITIVO ¡SUSCRÍBETE AQUÍ!

La trayectoria de Roberto fue destacable, pues tenía el cargo de oficial coordinador en el Departamento de Hermosillo, donde desde hace 17 años ingresó como voluntario, mientras que conjuntamente perteneció, por 15 años, al Grupo Operativo de Rescate Acuático (GORA) y desde temprana edad se unió como socorrista en la Cruz Roja Mexicana.

Fue descrito por sus compañeros como un buen cabeza de familia, pues además de contar con tres hijos y tres nietos, se hacía cargo de uno de sus hermanos, quien cuenta con un discapacidad mental, lo que colocó a Roberto como uno de los oficiales más admirables del departamento al que pertenecía.

Carlos Villalba | El Sol de Hermosillo

Debido a sus buenas acciones dejó una huella que difícilmente se borrará de la memoria de sus compañeros, con quienes fueron parte de su vida durante todos sus años de servicio en la estación de Bomberos, ubicada en la zona Centro, de Hermosillo, Sonora.

Pese a encontrarse “encuartelado” en la base desde que dio inicio la pandemia, empezó con un cuadro de fiebre y dolores severos de cabeza, por lo que optó dejar la Central e irse a su hogar, durante varios días estuvo asintomático, pero los malestares regresaron y fue internado en el Hospital Ignacio Chávez, donde fue diagnosticado positivo a Covid-19 y tan sólo tres días después terminó perdiendo la batalla el viernes 5 de junio.

Sus compañeros consideran que perdieron a un amigo, de personalidad cálida y hospitalaria, quien siempre estaba preocupado por el equipo, lo que lo llevó a convertirse en uno de los elementos más destacados.

Carlos Villalba | El Sol de Hermosillo

Como bombero, Roberto contaba con una serie de habilidades, tanto en tierra, como en agua, por lo que tuvo la oportunidad de coordinar varios operativos de emergencia, tanto en la ciudad, como en arroyos y presas, era experto en búsqueda y rescate de personas ahogadas, pues a voz de sus compañeros, era un excelente buzo y estaba certificado para ello, lo que lo convirtió en una figura admirable, pues su desempeño y compromiso con la ciudadanía era ilimitado.

Amaba y se entregaba en cada servicio, en cada acto y en cada trato con sus colegas, quienes han sentido un enorme vacío desde la partida del oficial.

Jesús Díaz Ruelas, dirigente del Sindicato de Bomberos y compañero de Roberto, expresó que tenía muchos años de conocerlo y lo recordará como un excelente compañero y un profesional a la hora de desempeñar sus labores, así como la preocupación que tenía por la ciudad y sus habitantes, lo que lo llevó a brindar un buen servicio y ser un ejemplo para sus compañeros, con quienes compartió innumerables momentos y situaciones lo que lo llevó a adoptarlos como una familia.

“Todos le decíamos ‘El Palomón’, por lo güero, grandote y por lo gordito que estaba, también tenía un detalle: todos los días, a las 5:00 de la tarde, nos ofrecía café o en las mañanas cuando recién entraba a su turno, a todos los compañeros, no había una persona que llegara y no le ofreciera una taza de café, era muy cordial”, expresó.

Una de las anécdotas que más recuerda es que cuando él llamaba a tomar café en la estación, éste tintineaba con una cuchara la cafetera que tenía, lo cual era parte de su herramienta, pues uno de sus gustos más grandes era el “Café Vaquero”, pues no le gustaba mucho el instantáneo, debido a que no lo consideraba tan fuerte en cuanto a su sabor.

Debido a que era jefe de grupo y tenía personal a su cargo, sus colegas lo recuerdan como una persona estricta, siempre priorizando la seguridad y figura de los bomberos, pero al momento de llevar a cabo un servicio, en el lugar que fuera, su humildad y actos de hospitalidad lo llevó a ser un gran amigo.

Por su parte, el jefe de Bomberos de Hermosillo, Juan Francisco Matty Ortega, destacó el honor que fue convivir con Roberto durante los 17 años que llevaba en servicio, a unos cuantos días de su partida lo recuerda como una persona muy entusiasta y participativa en cuestiones de capacitaciones y servicios especiales.

“Él desde que entró se desarrolló muy rápido, sobre todo por su dedicación, por lo que llegó a ser oficial de guardia, tenía su propio grupo de bomberos a cargo. No sólo participó en la cuestión de extinción de incendios, sino que también estuvo muy activo durante muchos años y fue de los que ingresó como casi fundador del Grupo de Rescate Acuático, en muchos servicios estuvo a cargo y atendiéndolos”, dijo.

Lo destacó como un buen tipo, aunado a su enorme disciplina y orden, pues era uno de los elementos que siempre trataba de poner el ejemplo para sus compañeros para cumplir de manera correcta su trabajo.

Cortesía | @BomberosHermos1

“Una de las anécdotas es de que en los peores momentos, él siempre, por más presionados que estuviéramos o lo difícil que fuera la situación que enfrentábamos, siempre te saludaba de una manera muy brusca, pero era una cuestión de su personalidad, te tomaba la mano y te doblaba la muñeca al momento de hacerte el saludo, varias veces a mí me lastimó la muñeca porque me agarraba desprevenido; en momentos de tranquilidad, nunca faltaba la ocurrencia de retirarse tantito a preparar el café”, narró.

Sin duda, la partida de Roberto Duarte Lugo, mejor conocido como “El Palomón”, dejó una enseñanza de disciplina y esfuerzo para todos sus compañeros y familiares que estuvieron a su lado durante esta difícil lucha con la enfermedad, sin embargo, a voz de sus compañeros, Roberto sigue y seguirá estando con ellos, aunque no físicamente, pero su deslumbrante brillo no podrá ser opacado con el pasar del tiempo.

Local

¡Histórico! Sonora registra la primera marcha del orgullo trans

Con el lema “Ser trans es posible” se levantó la bandera de rayas azul, rosa y blanco para celebrar que podrán rectificar la identidad de género en sus actas

Local

San Judas no se quedará sin fiesta, ¡tendrá misa por Facebook!

La Arquidiócesis de Hermosillo recuerda que el martes a las 21:00 horas se celebrará una misa por internet desde el santuario de Las Amapolas

Local

Esto dijo Morena sobre el ingreso del exgobernador Guillermo Padrés al partido

El partido en Sonora asegura que se trata de una estrategia aplicada en redes sociales, luego de ver cómo se va fortaleciendo la campaña

Finanzas

Consejos para proteger tus datos en compras online

Sigue estas recomendaciones de seguridad en compras a través de comercio electrónico

Cultura

Preparar bacanora es un arte que merece tener su documental

A través de distintas instancias se realizará una colecta para destacar la historia y las propiedades de esta tradicional bebida sonorense

Cultura

Meme García es maquillista de arte fantástico, y tiene su casita de terror

Con 16 años de preparación artística, Esmeralda presenta ahora una combinación de sus pasiones: el teatro y el maquillaje escénico con “La Varieté del Confinamiento”

Doble Vía

Con elotes y botana, Chelena resolvió su economía en la pandemia

El Covid-19 afectó la vida laboral de esta mujer porque perdió su empleo, pero la necesidad la hizo crear otro y acercarse a la actividad de sus sueños

Finanzas

La inversión española no se va de México: Antonio Basagoiti

Mejorar el clima de negocios en México puede acelerar la llegada de capital europeo, dice Antonio Basagoiti

Sociedad

Maquilas de la frontera, en alerta roja por rebrote de Covid

En la compañía DataProducts en Mexicali, se han registrado 22 personas contagiadas