/ domingo 22 de mayo de 2022

La doble vida que llevaba John Wayne Gacy; así ocultaba ser asesino en serie

Es muy común que entre los asesinos en serie, los problemas que los formaron empiecen desde niños, en el calor del hogar

Cuando nos imaginamos a un asesino en serie, se nos vienen a la mente las cosas más terribles que pueda haber, pues se da por sentado que estas personas tienen una vida que circula alrededor del acto de matar, sin embargo esto dista de ser una verdad en muchos casos.

Los asesinos en serie llevan una vida bastante común, que si no fuera porque sus historias salen a la luz, los allegados y familiares jamás se hubieran enterado de lo que pasaba por la cabeza de estos personajes.

Tal es el caso del payaso asesino, John Wayne Gacy, este hombre había “triunfado” en su vida cotidiana, era conocido como un tipo trabajador, responsable, brillante con los negocios y se le atribuye además, una personalidad fuerte.

Lee también: Ángel Reséndiz, el "asesino de las vías del tren" que aterrorizó Texas

Pero Gacy tenía el otro lado, el oscuro; mientras aparentaba ser un ciudadano destacable, ya había asesinado a unos cuantos y era consciente del placer que esto le provocaba. No iba a parar.

Su padre trabajó en una morgue cuando él era niño / Foto: Cortesía | @JakeBrannan5499

Tras su detención, confesó que el primer asesinato lo realizó en 1972, cuando apuñaló a un chico que había invitado a ver películas. Por alguna razón, confesó que abrirlo y ver cómo brotaba la sangre de aquel cuerpo mientras se retorcía, le produjo un placer que hasta ese momento, no había sentido.

Sin embargo, mucho se ha escrito ya sobre su vida de asesino, pues es lo que más atrapa, el morbo, solo por esta vez vamos a tratar de darle otro enfoque, uno que hable un poco de su vida “normal”.

Han adaptado su historia al cine y la televisión / Foto: Cortesía | @fsnco2

El payaso era de ascendencia polaca y danesa, de muy pequeño sufrió por obesidad, situación que aportó a su comportamiento posterior. Asimismo, estaba muy unido a sus dos hermanas y a su madre, quien solía ser cariñoso con su hijo. El lado “malo” de la familia está reflejado en el padre, pues castigaba frecuentemente al pequeño John, además era un tipo alcohólico que abusaba físicamente de todos los miembros del hogar.

El asesino en serie tuvo serios problemas por esta situación, ya que después de un tiempo, al entrar en la etapa de la adolescencia, tuvo problemas sexuales.

El papá lo denigraba, le llamaba “marica”, “estúpido” y “niño de mamá”, a los 9 años un amigo de la familia abusó sexualmente de John.

Con el paso del tiempo, ya en su vida adulta, se convirtió en un importante y respetado miembro de su comunidad. Además de hacer show como payaso, se hizo partícipe activo del Partido Demócrata. En esos años trabajó en una empresa de contratistas, la misma donde vería a sus víctimas

Los cuerpos de los niños estaban enterrados en su domicilio / Foto: Cortesía | @La_Bete_humaine

¿Quieres recibir noticias directo en tu celular? Suscríbete aquí a nuestro canal de WhatsApp

En 1971, compró una casa en un sector anónimo de Norwood Park Township. Allí estableció su propio negocio dedicado a la construcción, PDM Contracting.

Tras los eventos terribles que son altamente conocidos, fue ejecutado por una inyección letal el 10 de mayo de 1994. Se dice que sus últimas palabras revelan su poco arrepentimiento “Matarme no hará regresar a ninguna de las víctimas”.

Mantente informado y síguenos en Google News.

Cuando nos imaginamos a un asesino en serie, se nos vienen a la mente las cosas más terribles que pueda haber, pues se da por sentado que estas personas tienen una vida que circula alrededor del acto de matar, sin embargo esto dista de ser una verdad en muchos casos.

Los asesinos en serie llevan una vida bastante común, que si no fuera porque sus historias salen a la luz, los allegados y familiares jamás se hubieran enterado de lo que pasaba por la cabeza de estos personajes.

Tal es el caso del payaso asesino, John Wayne Gacy, este hombre había “triunfado” en su vida cotidiana, era conocido como un tipo trabajador, responsable, brillante con los negocios y se le atribuye además, una personalidad fuerte.

Lee también: Ángel Reséndiz, el "asesino de las vías del tren" que aterrorizó Texas

Pero Gacy tenía el otro lado, el oscuro; mientras aparentaba ser un ciudadano destacable, ya había asesinado a unos cuantos y era consciente del placer que esto le provocaba. No iba a parar.

Su padre trabajó en una morgue cuando él era niño / Foto: Cortesía | @JakeBrannan5499

Tras su detención, confesó que el primer asesinato lo realizó en 1972, cuando apuñaló a un chico que había invitado a ver películas. Por alguna razón, confesó que abrirlo y ver cómo brotaba la sangre de aquel cuerpo mientras se retorcía, le produjo un placer que hasta ese momento, no había sentido.

Sin embargo, mucho se ha escrito ya sobre su vida de asesino, pues es lo que más atrapa, el morbo, solo por esta vez vamos a tratar de darle otro enfoque, uno que hable un poco de su vida “normal”.

Han adaptado su historia al cine y la televisión / Foto: Cortesía | @fsnco2

El payaso era de ascendencia polaca y danesa, de muy pequeño sufrió por obesidad, situación que aportó a su comportamiento posterior. Asimismo, estaba muy unido a sus dos hermanas y a su madre, quien solía ser cariñoso con su hijo. El lado “malo” de la familia está reflejado en el padre, pues castigaba frecuentemente al pequeño John, además era un tipo alcohólico que abusaba físicamente de todos los miembros del hogar.

El asesino en serie tuvo serios problemas por esta situación, ya que después de un tiempo, al entrar en la etapa de la adolescencia, tuvo problemas sexuales.

El papá lo denigraba, le llamaba “marica”, “estúpido” y “niño de mamá”, a los 9 años un amigo de la familia abusó sexualmente de John.

Con el paso del tiempo, ya en su vida adulta, se convirtió en un importante y respetado miembro de su comunidad. Además de hacer show como payaso, se hizo partícipe activo del Partido Demócrata. En esos años trabajó en una empresa de contratistas, la misma donde vería a sus víctimas

Los cuerpos de los niños estaban enterrados en su domicilio / Foto: Cortesía | @La_Bete_humaine

¿Quieres recibir noticias directo en tu celular? Suscríbete aquí a nuestro canal de WhatsApp

En 1971, compró una casa en un sector anónimo de Norwood Park Township. Allí estableció su propio negocio dedicado a la construcción, PDM Contracting.

Tras los eventos terribles que son altamente conocidos, fue ejecutado por una inyección letal el 10 de mayo de 1994. Se dice que sus últimas palabras revelan su poco arrepentimiento “Matarme no hará regresar a ninguna de las víctimas”.

Mantente informado y síguenos en Google News.

Local

"Hay que aguantar el calor para sacar pa' la papa": despachador de gasolina

En entrevista para El Sol de Hermosillo, el joven de 18 años contó que desde hace casi un año labora en una estación de servicio que se ubica en la colonia San Benito

Local

Telefonistas se manifestan en Telmex: piden mejores condiciones de trabajo

La manifestación tiene la intención de negarse al salario diferenciado, exigir mejores utilidades y negarse a la venta de jubilaciones, señalaron

Policiaca

Decomisan armamento a doctora del IMSS en la aduana mexicana

Fue sorprendida por los elementos de la Guardia Nacional comisionados en la aduana en el momento que ingresaba a territorio mexicano acompañada de su hija

Local

Pobladores del Río Sonora entregan demanda a Sheinbaum

La organización señaló que era necesario exponer un mensaje claro y urgente para que las autoridades y frenen la impunidad con la que opera Grupo México

Municipios

Incendio en Guaymas provoca afectaciones: bomberos intentan sofocarlo

El siniestro inició alrededor de las 14:00 horas en el tramo carretero de Miramar que lleva al sector de Las Tinajas, por el bulevar Bacochibampo

Municipios

Astiazarán trabajará de la mano con Claudia Sheinbaum

El alcalde reelecto buscará tener la mejor de las relaciones con la presidenta Claudia Sheinbaum y de la misma forma con el gobernador Alfonso Durazo