/ martes 23 de abril de 2024

Construcción de vías del tren Ímuris-Nogales tendrá 161 impactos en el medio ambiente

Los resultados de la MIA arrojan 161 impactos ambientales provocados por las obras o actividades en las diferentes etapas del proyecto consideradas estas como preliminares

Una demanda social de hace muchas décadas es desviar las líneas férreas del tren que pasa por medio de la ciudad de Nogales y desde el inicio de la actual administración estatal se puso manos a la obra, aunque no sin causar controversias, principalmente por el inicio del proyecto hace un año, sin tener un Manifiesto de Impacto Ambiental (MIA).

El caso vial por los movimientos del tren durante las horas pico en la principal salida de Sonora a Estados Unidos es un contratiempo que la gente que viaja seguido a esta frontera ya conoce, por ello el proyecto de desviar la ruta del ferrocarril causa grandes expectativas y aprobación popular.

Pero, como siempre, hay un pero… en este caso ha sido la tardanza en poner al alcance de los ciudadanos el estudio que muestra cuáles serán los impactos al medioambiente derivados de la obra que contempla como solución por un lado abrir una ruta del ferrocarril desde Imuris hasta el municipio de Santa Cruz para encadenarse con ya existente vía corta a Nacozari, y por otra, encadenar esta misma ruta con la salida directa a Nogales, Arizona.

Lee también: Sedena tiene 10 días para detallar reubicación de vías en Nogales e Ímuris: INAI

Ahora bien, el Gobierno del Estado de Sonora liberó recientemente un documento denominado Manifestación de Impacto Ambiental (MIA), Modalidad Regional del proyecto “Reubicación de las Vías Férreas de Nogales, Sonora”, que fue consultado por El Sol de Hermosillo.

En él se señala que este proyecto no presenta ninguna limitación expresa respecto a los instrumentos jurídicos, normativos, de planeación o de ordenamiento del territorio, aunque sí presenta limitantes restrictivas que pueden atenderse con medidas de prevención, mitigación y compensación.

El documento, elaborado para la Secretaría de Infraestructura y Desarrollo Urbano (Sidur) del Gobierno de Sonora por la empresa Selome SA de CV, dirigida por Sergio López Noriega, con sede en la Ciudad de México, muestra un análisis de las etapas de la obra y las interacciones de la misma con el medioambiente de la zona donde se desarrolla.

En el estudio se revisó el cruce de todas las actividades ambientales respecto a los indicadores ambientales para identificar los impactos y estos se calificaron según los criterios y valores establecidos en el mismo estudio, detallando a fondo cada uno de los factores importantes y sus medidas de prevención, mitigación y compensación.

La flora y fauna tendrán un impacto debido a las obras / Foto: Captura de pantalla MIA | Gobierno de Sonora

Habrá 161 impactos ambientales en la construcción de las vías

Los resultados de la MIA arrojan 161 impactos ambientales provocados por las obras o actividades en las diferentes etapas del proyecto consideradas estas como preliminares, preparación del sitio, construcción, operación y mantenimiento de la obra.

De estos impactos ambientales, 143 se consideraron adversos y 18, benéficos. El análisis muestra que en las etapas de preparación del sitio y durante la construcción se presentarán la mayor parte de los impactos identificados.

Las obras principales del Proyecto corresponden a la construcción de dos tramos de vías ferroviarias que cruzan por los municipios de Nogales, Ímuris y Santa Cruz.

El primer tramo se identifica en el proyecto como “Tramo Ímuris-Miguel Hidalgo”, que da inicio en el Km 0+000 en el municipio de Ímuris y se extiende hasta el Km 63+152.12 en el ejido Miguel Hidalgo del municipio de Santa Cruz, con una longitud de 63.1 km.

En este tramo se contemplan 20 estructuras mayores de las cuales 19 corresponden a puentes de longitud variable y un paso superior vehicular (PSV), así como la construcción de 133 obras de drenaje menor.

El segundo tramo se le denomina “Tramo Conexión Frontera” mismo que inicia en la intercepción de la vía ferroviaria existente cercana al centro urbano de Nogales, en el Km 88+780 y da fin en el Km 98+366.7 de otra vía dentro del mismo municipio, ambas concesionadas a Ferromex. Este tramo tiene una longitud de 9.586 Km.

Este tramo contempla la construcción de un puente y un túnel. Así como la construcción de un Patio de Maniobras conformado por un peine de 13 vías de ferrocarril dispuestas paralelamente a la vía principal del tramo reubicado, el patio tendrá una longitud aproximada de 3.08 km y contará con instalaciones para el SAT, aduana, taller, edificio operativo, zona de carga y descarga, zona de combustibles incluyendo una estación de servicio y un edificio canino.

El documento especifica que el período de tiempo estimado para la construcción del Proyecto (etapas de preparación del sitio y construcción) es de aproximadamente 21 meses. Mientras que la etapa de operación y mantenimiento considera un periodo de 50 años, mismo que podría prolongarse por el mantenimiento que se le proporcione al Proyecto.

Ambientalistas señalan que habrá daños que no podrán remediarse / Foto: Captura de pantalla MIA | Gobierno de Sonora

Indicadores analizados

Los indicadores ambientales analizados por el estudio presentado se refieren a la calidad del aire, el nivel de ruido y vibraciones, las superficies de excavaciones, cortes y terraplenes; la presencia de caídos, deslaves y la erosión eólica.

Así como la calidad del suelo, la capacidad permeable del suelo; el patrón natural de drenaje y escorrentías, calidad del agua, uso del agua potable, generación de aguas residuales, disponibilidad de agua y generación de residuos.

También se analizaron las cualidades estéticas, sobrevivencia de la vegetación reforestada, presencia de fauna, así como el flujo y retorno económico y el uso de la infraestructura férrea.

Unos perjudiciales; otros positivos

El estudio muestra como impactos ambientales negativos el incremento en los niveles de gases y partículas suspendidas y/o contaminantes, el aumento en los niveles de ruido, la pérdida del recurso edáfico (composición de los suelos), exposición a procesos erosivos y la afectación de las propiedades físico-químicas del suelo.

También identificó problemas como la modificación del relieve original del terreno en la zona del proyecto, la ocurrencia de algunos tipos de procesos de remoción en masa (conocidos en el argot técnico como PRM y se refieren a deslave o derrumbes).

Otros impactos ambientales se refieren al depósito y acumulación de materiales en zonas bajas, alteración en la estabilidad natural de las laderas por medio del retiro de la cobertura vegetal, alteración de la red de drenaje natural, azolve u obstrucción de escurrimientos, contaminación de cauces y escurrimientos, obstrucción total o parcial de surgencias naturales (fuentes o manantiales), uso de agua contaminada en pozos, abatimiento del nivel de agua subterránea por el uso de agua en patio de maniobras.

La modificación de las cualidades naturales del paisaje en la etapa constructiva, la pérdida de la cubierta vegetal y hábitat, los cambios en la estructura y composición florística, la disminución en la regulación hidrológica y captura de carbono, son otros tantos impactos ambientales estimados con la obra.

También, la alteración de corredores biológicos y la afectación de especies vegetales incluidas en la NOM-059-Semarnat-2010, el aislamiento de poblaciones (animales), la pérdida de hábitat para la fauna, el “Efecto de Borde”, la modificación a los patrones conductuales de los animales, además del atropello, muerte, caza y tráfico de especies faunísticas listadas en la NOM-059-Semarnat-2010, el “Efecto Barrera” y la afectación a las rutas de desplazamiento y/o corredores.

A esto hay que añadir la alteración de la composición urbano-rural, el incremento en la demanda de Servicios Municipales y la problemática en la liberación del derecho de vía (DDV).

Como impactos positivos del proyecto, el documento menciona el incentivo potencial de instalaciones y accesos, la generación de empleo y mejora de calidad de vida de los trabajadores en el Proyecto y la mejora de la conectividad regional e incremento de la potencialidad de traslados de mercancías nacionales e internacionales en la región y otras regiones del país.

Área de influencia

El estudio menciona que para establecer una zona de influencia directa de los impactos ambientales se estableció un área de influencia de 500 metros a partir de los ejes de cada Tramo del Proyecto en donde los impactos ambientales serán sobre todo más aparentes.

De acuerdo con ambientalistas, el Río Cocóspera resultará afectado Foto: Captura de pantalla MIA | Gobierno de Sonora

El documento reconoce que también hay impactos de importancia como el efecto barrera para la fauna que afecta a distancias más amplias a esta área de influencia, pero que queda sujeta a los límites del Sistema Ambiental Regional (SAR) principalmente.

Los componentes más afectados por las acciones del citado proyecto son la hidrología, la fauna, la vegetación y la atmósfera, tanto en las etapas de preparación del sitio como durante la construcción de las vías ferroviarias.

Sin embargo, según el documento difundido por Sidur, una vez que se implementan las medidas de protección, mitigación y compensación, el efecto adverso del impacto ambiental tiende a reducirse en la mayoría de los casos.

“La aplicación y ejecución de medidas de prevención, mitigación y compensación reduce el índice de los impactos ambientales, pues estos pasan de ser `muy altos` a `altos`, los `altos` a `moderados` y los `bajos` a `muy bajos`”, sostiene el documento.

Medidas de mitigación

Entre otras medidas de mitigación, el Manifiesto de Impacto Ambiental de Sidur propone un Programa de Conservación de Suelos, así como el rescate y conservación de suelo orgánico, el rescate y conservación de residuos de desmonte.

Se propone la ejecución de obras de conservación y/o restauración de suelos en zonas degradadas en el SAR, y de ser necesario en el área de influencia y en el área del proyecto, para el control de la erosión y la minimización de la pérdida de suelo.

Otra medida propuesta es la descompactación del sustrato para la revegetación y/o reforestación de áreas afectadas, así como la estabilización de taludes por medio de terraceos, pilotes anclados, y/o determinación de la pendiente correcta del soporte de los materiales.

También se prevé la construcción de gaviones, muros, o mecanismos de contención de materiales sueltos provenientes de las laderas (como mallas antierosión), así como sistemas correctos de drenajes.

Además de limpieza y desazolve de escorrentías, cunetas y drenajes presentes en el área de las obras del tren, así como en las zonas de influencia de este.

Las obras en la zona comenzaron desde hace un año / Foto: Captura de pantalla MIA | Gobierno de Sonora

Para mitigar los impactos a la fauna, se propone la implementación de acciones de arrope y/o revegetación con especies de pastos nativos de la región, la estabilización de laderas en los pasos propuestos para la fauna.

Para mitigar la posible contaminación del agua, la MIA señala las buenas prácticas de higiene y seguridad en la obra y sugiere crear un sitio de desechos sólidos y líquidos alejado de algún cauce o drenaje natural.

También debe preverse la posibilidad de que existan vertidos accidentales de sustancias líquidas altamente contaminantes como combustibles, aceites o aguas de residuo.

Propone reunir y reciclar los lubricantes y evitar los derrames mediante buenas prácticas; proporcionar letrinas correctamente ubicadas y mantenidas; establecer medidas de seguridad específicas para evitar accidentes y derrames accidentales de combustibles.

Los combustibles deben colocarse sobre superficies impermeables y alejados de cauces naturales; cuidar que la empresa que presta el servicio de letrinas tenga sus permisos en orden y cuente con un sitio adecuado para la disposición final de estos residuos.

Una medida de prevención en este tema es diseñar e implementar medidas de seguridad y un plan de emergencia para contener los daños que se ocasionan a raíz de un derrame accidental.

En el patio de maniobras, los combustibles deben colocarse sobre superficies impermeables que cuenten en su límite exterior con una barrera en caso de accidente, que el combustible sea recuperado en su totalidad para lo cual requiere un hoyo para utilizar bomba de achique.

Otras medidas son el Manejo Integral de Residuos, Programa de Reforestación, Programa de Conservación de Suelos, Control de emisiones de gases y/o partículas suspendidas y Control en los niveles de ruido y horarios de trabajo.

Para proteger a la fauna, como medida de prevención se propone la delimitación del Área de Proyecto, incluyendo servidumbres y superficies temporales, así como el desarrollo de un Programa de Rescate y Reubicación de Flora, además de un Programa de Restauración Ecológica (Reforestación y Revegetación con especies nativas de la región).

Estipula asimismo la supervisión ambiental permanente durante la construcción del Proyecto con la finalidad de respetar las áreas destinadas al derecho de vía (DDV), campamentos y bancos de materiales.

Las vías del tren pasarán por la zona de ímuris; ha causado controversia por el impacto ambiental Foto: Captura de pantalla MIA | Gobierno de Sonora

Otra medida es la señalización permanente de tipo preventivo y prohibitivo de cacería, captura o maltrato animal en las inmediaciones del derecho de vía, junto con la implementación del Estudio para la ubicación y diseño de pasos para fauna silvestre a implementar en Proyecto.

Conclusiones del MIA

El Manifiesto de Impacto Ambiental, en su Capítulo V, dedicado a identificación, caracterización y evaluación de los impactos ambientales, acumulativos y residuales del Sistema Ambiental Regional, señala que derivado del análisis del Proyecto y su interacción con el ambiente se puede concluir lo siguiente:

1.- El Proyecto no presenta ninguna limitación expresa respecto a los instrumentos jurídicos, normativos, de planeación o de ordenamiento del territorio, de hecho, es totalmente congruente con las políticas de desarrollo del Plan Nacional de Desarrollo al ser esta infraestructura que servirá para la comunicación de bienes y personas. Y únicamente presenta limitantes restrictivas que pueden atenderse con medidas de prevención, mitigación y compensación.

2.- La calidad ambiental del sitio es de moderada a alta, la menor calidad del área del proyecto (AP) es la más cercana al tramo en construcción debido a que ya está intervenido. Esta misma área del proyecto influyó para determinar tanto los indicadores ambientales como los componentes que podrían verse afectados, permitiendo establecer una línea base del estado ambiental del sitio en el Capítulo IV del presente estudio, en el caso de los impactos ambientales, tuvo un peso determinante al momento de calificar los impactos ambientales.

De acuerdo con ambientalistas, el Río Cocóspera resultará afectado Foto: Captura de pantalla MIA | Gobierno de Sonora

3.- El análisis de los componentes y factores ambientales permitió identificar 161 impactos ambientales que podrán generarse repetidamente por diversas actividades del Proyecto. Entonces de acuerdo con lo anterior, el cruce de las actividades del Proyecto respecto a los componentes y factores ambientales arrojó un total de 143 impactos ambientales adversos y 18 impactos ambientales benéficos.

Recibe las noticias directo a tu correo electrónico: sigue estos sencillos pasos

4.- La mayoría de los impactos adversos se identificó para las etapas de preparación del sitio y la construcción por lo que cuando estas etapas del Proyecto terminen, muchos de los impactos desaparecerán, quedando aquellos de origen residual y acumulativo, pero para los cuales se ha diseñado un esquema de estrategias para su mitigación principalmente mediante acciones compensatorias que deberán ponerse en marcha en tiempo y forma para evitar incrementar el número y la magnitud de los impactos y que su importancia recae en la aplicación de los Programas Ambientales.

5.- Se identificaron impactos ambientales benéficos que están relacionados principalmente con los aspectos socioeconómicos, lo cual, reitera a la infraestructura férrea como parte importante para promover el desarrollo local y regional, que es uno de los mayores intereses en la construcción de este Proyecto.

¿Ya nos sigues en WhatsApp? Regístrate con un solo click a nuestro canal

Una demanda social de hace muchas décadas es desviar las líneas férreas del tren que pasa por medio de la ciudad de Nogales y desde el inicio de la actual administración estatal se puso manos a la obra, aunque no sin causar controversias, principalmente por el inicio del proyecto hace un año, sin tener un Manifiesto de Impacto Ambiental (MIA).

El caso vial por los movimientos del tren durante las horas pico en la principal salida de Sonora a Estados Unidos es un contratiempo que la gente que viaja seguido a esta frontera ya conoce, por ello el proyecto de desviar la ruta del ferrocarril causa grandes expectativas y aprobación popular.

Pero, como siempre, hay un pero… en este caso ha sido la tardanza en poner al alcance de los ciudadanos el estudio que muestra cuáles serán los impactos al medioambiente derivados de la obra que contempla como solución por un lado abrir una ruta del ferrocarril desde Imuris hasta el municipio de Santa Cruz para encadenarse con ya existente vía corta a Nacozari, y por otra, encadenar esta misma ruta con la salida directa a Nogales, Arizona.

Lee también: Sedena tiene 10 días para detallar reubicación de vías en Nogales e Ímuris: INAI

Ahora bien, el Gobierno del Estado de Sonora liberó recientemente un documento denominado Manifestación de Impacto Ambiental (MIA), Modalidad Regional del proyecto “Reubicación de las Vías Férreas de Nogales, Sonora”, que fue consultado por El Sol de Hermosillo.

En él se señala que este proyecto no presenta ninguna limitación expresa respecto a los instrumentos jurídicos, normativos, de planeación o de ordenamiento del territorio, aunque sí presenta limitantes restrictivas que pueden atenderse con medidas de prevención, mitigación y compensación.

El documento, elaborado para la Secretaría de Infraestructura y Desarrollo Urbano (Sidur) del Gobierno de Sonora por la empresa Selome SA de CV, dirigida por Sergio López Noriega, con sede en la Ciudad de México, muestra un análisis de las etapas de la obra y las interacciones de la misma con el medioambiente de la zona donde se desarrolla.

En el estudio se revisó el cruce de todas las actividades ambientales respecto a los indicadores ambientales para identificar los impactos y estos se calificaron según los criterios y valores establecidos en el mismo estudio, detallando a fondo cada uno de los factores importantes y sus medidas de prevención, mitigación y compensación.

La flora y fauna tendrán un impacto debido a las obras / Foto: Captura de pantalla MIA | Gobierno de Sonora

Habrá 161 impactos ambientales en la construcción de las vías

Los resultados de la MIA arrojan 161 impactos ambientales provocados por las obras o actividades en las diferentes etapas del proyecto consideradas estas como preliminares, preparación del sitio, construcción, operación y mantenimiento de la obra.

De estos impactos ambientales, 143 se consideraron adversos y 18, benéficos. El análisis muestra que en las etapas de preparación del sitio y durante la construcción se presentarán la mayor parte de los impactos identificados.

Las obras principales del Proyecto corresponden a la construcción de dos tramos de vías ferroviarias que cruzan por los municipios de Nogales, Ímuris y Santa Cruz.

El primer tramo se identifica en el proyecto como “Tramo Ímuris-Miguel Hidalgo”, que da inicio en el Km 0+000 en el municipio de Ímuris y se extiende hasta el Km 63+152.12 en el ejido Miguel Hidalgo del municipio de Santa Cruz, con una longitud de 63.1 km.

En este tramo se contemplan 20 estructuras mayores de las cuales 19 corresponden a puentes de longitud variable y un paso superior vehicular (PSV), así como la construcción de 133 obras de drenaje menor.

El segundo tramo se le denomina “Tramo Conexión Frontera” mismo que inicia en la intercepción de la vía ferroviaria existente cercana al centro urbano de Nogales, en el Km 88+780 y da fin en el Km 98+366.7 de otra vía dentro del mismo municipio, ambas concesionadas a Ferromex. Este tramo tiene una longitud de 9.586 Km.

Este tramo contempla la construcción de un puente y un túnel. Así como la construcción de un Patio de Maniobras conformado por un peine de 13 vías de ferrocarril dispuestas paralelamente a la vía principal del tramo reubicado, el patio tendrá una longitud aproximada de 3.08 km y contará con instalaciones para el SAT, aduana, taller, edificio operativo, zona de carga y descarga, zona de combustibles incluyendo una estación de servicio y un edificio canino.

El documento especifica que el período de tiempo estimado para la construcción del Proyecto (etapas de preparación del sitio y construcción) es de aproximadamente 21 meses. Mientras que la etapa de operación y mantenimiento considera un periodo de 50 años, mismo que podría prolongarse por el mantenimiento que se le proporcione al Proyecto.

Ambientalistas señalan que habrá daños que no podrán remediarse / Foto: Captura de pantalla MIA | Gobierno de Sonora

Indicadores analizados

Los indicadores ambientales analizados por el estudio presentado se refieren a la calidad del aire, el nivel de ruido y vibraciones, las superficies de excavaciones, cortes y terraplenes; la presencia de caídos, deslaves y la erosión eólica.

Así como la calidad del suelo, la capacidad permeable del suelo; el patrón natural de drenaje y escorrentías, calidad del agua, uso del agua potable, generación de aguas residuales, disponibilidad de agua y generación de residuos.

También se analizaron las cualidades estéticas, sobrevivencia de la vegetación reforestada, presencia de fauna, así como el flujo y retorno económico y el uso de la infraestructura férrea.

Unos perjudiciales; otros positivos

El estudio muestra como impactos ambientales negativos el incremento en los niveles de gases y partículas suspendidas y/o contaminantes, el aumento en los niveles de ruido, la pérdida del recurso edáfico (composición de los suelos), exposición a procesos erosivos y la afectación de las propiedades físico-químicas del suelo.

También identificó problemas como la modificación del relieve original del terreno en la zona del proyecto, la ocurrencia de algunos tipos de procesos de remoción en masa (conocidos en el argot técnico como PRM y se refieren a deslave o derrumbes).

Otros impactos ambientales se refieren al depósito y acumulación de materiales en zonas bajas, alteración en la estabilidad natural de las laderas por medio del retiro de la cobertura vegetal, alteración de la red de drenaje natural, azolve u obstrucción de escurrimientos, contaminación de cauces y escurrimientos, obstrucción total o parcial de surgencias naturales (fuentes o manantiales), uso de agua contaminada en pozos, abatimiento del nivel de agua subterránea por el uso de agua en patio de maniobras.

La modificación de las cualidades naturales del paisaje en la etapa constructiva, la pérdida de la cubierta vegetal y hábitat, los cambios en la estructura y composición florística, la disminución en la regulación hidrológica y captura de carbono, son otros tantos impactos ambientales estimados con la obra.

También, la alteración de corredores biológicos y la afectación de especies vegetales incluidas en la NOM-059-Semarnat-2010, el aislamiento de poblaciones (animales), la pérdida de hábitat para la fauna, el “Efecto de Borde”, la modificación a los patrones conductuales de los animales, además del atropello, muerte, caza y tráfico de especies faunísticas listadas en la NOM-059-Semarnat-2010, el “Efecto Barrera” y la afectación a las rutas de desplazamiento y/o corredores.

A esto hay que añadir la alteración de la composición urbano-rural, el incremento en la demanda de Servicios Municipales y la problemática en la liberación del derecho de vía (DDV).

Como impactos positivos del proyecto, el documento menciona el incentivo potencial de instalaciones y accesos, la generación de empleo y mejora de calidad de vida de los trabajadores en el Proyecto y la mejora de la conectividad regional e incremento de la potencialidad de traslados de mercancías nacionales e internacionales en la región y otras regiones del país.

Área de influencia

El estudio menciona que para establecer una zona de influencia directa de los impactos ambientales se estableció un área de influencia de 500 metros a partir de los ejes de cada Tramo del Proyecto en donde los impactos ambientales serán sobre todo más aparentes.

De acuerdo con ambientalistas, el Río Cocóspera resultará afectado Foto: Captura de pantalla MIA | Gobierno de Sonora

El documento reconoce que también hay impactos de importancia como el efecto barrera para la fauna que afecta a distancias más amplias a esta área de influencia, pero que queda sujeta a los límites del Sistema Ambiental Regional (SAR) principalmente.

Los componentes más afectados por las acciones del citado proyecto son la hidrología, la fauna, la vegetación y la atmósfera, tanto en las etapas de preparación del sitio como durante la construcción de las vías ferroviarias.

Sin embargo, según el documento difundido por Sidur, una vez que se implementan las medidas de protección, mitigación y compensación, el efecto adverso del impacto ambiental tiende a reducirse en la mayoría de los casos.

“La aplicación y ejecución de medidas de prevención, mitigación y compensación reduce el índice de los impactos ambientales, pues estos pasan de ser `muy altos` a `altos`, los `altos` a `moderados` y los `bajos` a `muy bajos`”, sostiene el documento.

Medidas de mitigación

Entre otras medidas de mitigación, el Manifiesto de Impacto Ambiental de Sidur propone un Programa de Conservación de Suelos, así como el rescate y conservación de suelo orgánico, el rescate y conservación de residuos de desmonte.

Se propone la ejecución de obras de conservación y/o restauración de suelos en zonas degradadas en el SAR, y de ser necesario en el área de influencia y en el área del proyecto, para el control de la erosión y la minimización de la pérdida de suelo.

Otra medida propuesta es la descompactación del sustrato para la revegetación y/o reforestación de áreas afectadas, así como la estabilización de taludes por medio de terraceos, pilotes anclados, y/o determinación de la pendiente correcta del soporte de los materiales.

También se prevé la construcción de gaviones, muros, o mecanismos de contención de materiales sueltos provenientes de las laderas (como mallas antierosión), así como sistemas correctos de drenajes.

Además de limpieza y desazolve de escorrentías, cunetas y drenajes presentes en el área de las obras del tren, así como en las zonas de influencia de este.

Las obras en la zona comenzaron desde hace un año / Foto: Captura de pantalla MIA | Gobierno de Sonora

Para mitigar los impactos a la fauna, se propone la implementación de acciones de arrope y/o revegetación con especies de pastos nativos de la región, la estabilización de laderas en los pasos propuestos para la fauna.

Para mitigar la posible contaminación del agua, la MIA señala las buenas prácticas de higiene y seguridad en la obra y sugiere crear un sitio de desechos sólidos y líquidos alejado de algún cauce o drenaje natural.

También debe preverse la posibilidad de que existan vertidos accidentales de sustancias líquidas altamente contaminantes como combustibles, aceites o aguas de residuo.

Propone reunir y reciclar los lubricantes y evitar los derrames mediante buenas prácticas; proporcionar letrinas correctamente ubicadas y mantenidas; establecer medidas de seguridad específicas para evitar accidentes y derrames accidentales de combustibles.

Los combustibles deben colocarse sobre superficies impermeables y alejados de cauces naturales; cuidar que la empresa que presta el servicio de letrinas tenga sus permisos en orden y cuente con un sitio adecuado para la disposición final de estos residuos.

Una medida de prevención en este tema es diseñar e implementar medidas de seguridad y un plan de emergencia para contener los daños que se ocasionan a raíz de un derrame accidental.

En el patio de maniobras, los combustibles deben colocarse sobre superficies impermeables que cuenten en su límite exterior con una barrera en caso de accidente, que el combustible sea recuperado en su totalidad para lo cual requiere un hoyo para utilizar bomba de achique.

Otras medidas son el Manejo Integral de Residuos, Programa de Reforestación, Programa de Conservación de Suelos, Control de emisiones de gases y/o partículas suspendidas y Control en los niveles de ruido y horarios de trabajo.

Para proteger a la fauna, como medida de prevención se propone la delimitación del Área de Proyecto, incluyendo servidumbres y superficies temporales, así como el desarrollo de un Programa de Rescate y Reubicación de Flora, además de un Programa de Restauración Ecológica (Reforestación y Revegetación con especies nativas de la región).

Estipula asimismo la supervisión ambiental permanente durante la construcción del Proyecto con la finalidad de respetar las áreas destinadas al derecho de vía (DDV), campamentos y bancos de materiales.

Las vías del tren pasarán por la zona de ímuris; ha causado controversia por el impacto ambiental Foto: Captura de pantalla MIA | Gobierno de Sonora

Otra medida es la señalización permanente de tipo preventivo y prohibitivo de cacería, captura o maltrato animal en las inmediaciones del derecho de vía, junto con la implementación del Estudio para la ubicación y diseño de pasos para fauna silvestre a implementar en Proyecto.

Conclusiones del MIA

El Manifiesto de Impacto Ambiental, en su Capítulo V, dedicado a identificación, caracterización y evaluación de los impactos ambientales, acumulativos y residuales del Sistema Ambiental Regional, señala que derivado del análisis del Proyecto y su interacción con el ambiente se puede concluir lo siguiente:

1.- El Proyecto no presenta ninguna limitación expresa respecto a los instrumentos jurídicos, normativos, de planeación o de ordenamiento del territorio, de hecho, es totalmente congruente con las políticas de desarrollo del Plan Nacional de Desarrollo al ser esta infraestructura que servirá para la comunicación de bienes y personas. Y únicamente presenta limitantes restrictivas que pueden atenderse con medidas de prevención, mitigación y compensación.

2.- La calidad ambiental del sitio es de moderada a alta, la menor calidad del área del proyecto (AP) es la más cercana al tramo en construcción debido a que ya está intervenido. Esta misma área del proyecto influyó para determinar tanto los indicadores ambientales como los componentes que podrían verse afectados, permitiendo establecer una línea base del estado ambiental del sitio en el Capítulo IV del presente estudio, en el caso de los impactos ambientales, tuvo un peso determinante al momento de calificar los impactos ambientales.

De acuerdo con ambientalistas, el Río Cocóspera resultará afectado Foto: Captura de pantalla MIA | Gobierno de Sonora

3.- El análisis de los componentes y factores ambientales permitió identificar 161 impactos ambientales que podrán generarse repetidamente por diversas actividades del Proyecto. Entonces de acuerdo con lo anterior, el cruce de las actividades del Proyecto respecto a los componentes y factores ambientales arrojó un total de 143 impactos ambientales adversos y 18 impactos ambientales benéficos.

Recibe las noticias directo a tu correo electrónico: sigue estos sencillos pasos

4.- La mayoría de los impactos adversos se identificó para las etapas de preparación del sitio y la construcción por lo que cuando estas etapas del Proyecto terminen, muchos de los impactos desaparecerán, quedando aquellos de origen residual y acumulativo, pero para los cuales se ha diseñado un esquema de estrategias para su mitigación principalmente mediante acciones compensatorias que deberán ponerse en marcha en tiempo y forma para evitar incrementar el número y la magnitud de los impactos y que su importancia recae en la aplicación de los Programas Ambientales.

5.- Se identificaron impactos ambientales benéficos que están relacionados principalmente con los aspectos socioeconómicos, lo cual, reitera a la infraestructura férrea como parte importante para promover el desarrollo local y regional, que es uno de los mayores intereses en la construcción de este Proyecto.

¿Ya nos sigues en WhatsApp? Regístrate con un solo click a nuestro canal

Local

Buscadoras por la Paz hallan cuerpos en Hermosillo y Nogales

Cecilia Delgado, líder del colectivo, dio a conocer que en estos previos ya habían encontrado cuerpos anteriormente

Local

Anuncian toque de queda para menores de edad en Rayón

En un comunicado emitido por el Gobierno municipal en sus redes sociales, anunciaron que se implementará un toque de queda para menores de edad

Municipios

Muere menor al ser succionada por un tubo de alberca

En las inmediaciones del Molino de Camou, se reportó el fallecimiento de una menor que nadaba en un predio conocido por ofrecer un espacio recreativo con albercas

Local

Club Shriners ha apoyado a cinco niños con quemaduras

El presidente del club en Hermosillo detalló que el costo por cada caso es de 30 mil dólares, sin que las familias del paciente paguen un sólo peso

Local

Peligra siembra de invierno por sequía y falta de agua en presas

Luis Antonio Cruz Carrillo, presidente del Distrito de Riego del Río Yaqui declaró que el panorama actual es preocupante

Elecciones 2024

IEE Sonora realiza simulacro de cómputo previo a votación del 2 de junio

El consejero Benjamín Hernández Ávalos, presidente de la Comisión de Organización y Logística Electoral organizó el simulacro de cómputo